­

Buscar en la Phytohemeroteca

Estrategias de DuPont en el control de Tuta absoluta

::cck::91::/cck::
::subtitulo::La polilla del tomate, un grave problema en expansión::/subtitulo::
::numero_de_edicion::::/numero_de_edicion::
::mes_anyo::Marzo 2010::/mes_anyo::
::introtext::::/introtext::
::fulltext::

Tuta absoluta Meyrick es un devastador insecto minador de las hojas con gran predilección por el tomate. Actualmente esta plaga se está extendiendo rápidamente por el área mediterránea, llegando también a los países del norte de Europa. Los insecticidas de DuPont Steward® y Altacor® proporcionan un excelente control de T. absoluta Meyrick y son compatibles con otras medidas de control no-químico, tales como los insectos míridos depredadores. El nuevo insecticida Altacor® ofrecerá un complemento nuevo y ventajoso en los programas de prevención de resistencias, al aportar un modo de acción diferente dentro de los programas de tratamientos.

El control Integrado de Tuta absoluta

Si el control integrado de plagas debemos entenderlo hoy en día como el mejor camino para lograr una agricultura sostenible, este concepto en el control de Tuta absoluta se convierte en el único camino que realmente está aportando resultados satisfactorios.

Desde DuPont, conscientes de este hecho, nos esforzamos cada día más en generar la información necesaria para realizar una buena gestión de los recursos disponibles, situando la formación y la transferencia de conocimientos en el eje central de nuestras actividades.

Factores claves en el control integrado de Tuta absoluta (Figura 1).

  • Conocimiento detallado de la biología de este insecto tanto en sistemas de cultivo protegido como al aire libre en cada una de las zonas productoras.
  • Medidas preventivas y culturales:

Los invernaderos deben quedar totalmente libres de residuos de restos de plantas de tomate, para evitar un rebrote de la plaga desde un cultivo anterior (al menos 6 a 8 semanas antes de comenzar la nueva plantación), periodo en el que se recomienda realizar la solarización de la parcela.

Se debe instalar doble puerta de entrada al invernadero y mallas en las aperturas de ventilación (como mínimo de 9 x 6 hilos/cm2).

Es importante la vigilancia continuada de T. absoluta con trampas Delta dotadas de feromonas de calidad, al menos desde 10 días antes de transplantar el cultivo. Esto permite una respuesta rápida con medidas de control adecuadas tan pronto se detecte la plaga.

Trampas de agua combinadas con feromonas para captura masiva de adultos y así poder reducir la población de T. absoluta (20-50 trampas/ hectárea dentro de los invernaderos).

  • Medidas no-químicas (organismos de control biológico): El mírido Nesidiocoris tenuis es el que está mostrando una mayor eficacia en cultivos de primavera y verano, ejerciendo una buena depredación de los huevos de . Otros insectos beneficiosos que se pueden utilizar en combinación con Nesidiocoris tenuis, son: Trichogramma spp. y Macrolophus spp. Un buen establecimiento de estos insectos beneficiosos en el cultivo contribuye a un control eficaz de la plaga, a la vez que nos está condicionando la selección de herramientas de control químico que pueden ser utilizados en el cultivo, buscando la mayor selectividad posible hacia estos agentes biológicos.

-       Medidas químicas: Cuando las medidas de control biológico y otras medidas preventivas no son suficientes para un control aceptable de la plaga, se necesita apoyo químico para mantener la plaga por debajo del umbral económico de daño.

Los insecticidas de amplio espectro son difíciles de utilizar en los programas de Gestión Integrada de Plagas. Los insecticidas de DuPont. Steward® (m.a.. indoxacarb) y el nuevo insecticida Altacor® (m.a. clorantraniliprol (Rynaxypyr ®)) constituyen herramientas de gran valor para un control eficaz de T. absoluta, siendo compatibles con programas de Producción Integrada, gracias a su perfil respetuoso sobre Nesidiocoris tenuis y otras poblaciones de insectos beneficiosos. Los resultados de los ensayos de campo, oficialmente reconocidos, demuestran que ambos productos son Categoría-1 según la clasificación OILB. Sin embargo, hay que tener en cuenta que, en caso de usarse en mezcla con otras sustancias, se puede ver modificado el comportamiento de dichas mezclas con respecto al esperado del perfil individualizado de de Steward® y de Altacor®.

Por otro lado, el conocimiento profundo de los productos, permite hacer un uso adecuado de muchos de ellos sin interferir en las actividades de la fauna auxiliar, condición que deberemos tener en consideración a la ahora de diseñar nuestra estrategia fitosanitaria en el cultivo. Tal es el caso de Vydate® 10L que al ser aplicado durante los 30 primeros días del cultivo del tomate no suele coincidir con la población de Nesidiocories tenuis ni dificulta su instalación tras la suelta (Tabla 1), y en el caso sueltas tempranas, un tiempo de espera entre la última aplicación y la suelta de 7 días es suficiente.

Eficacia de los insecticidas DuPont. Altacor® y Steward® son altamente eficaces contra Tuta absoluta en el cultivo de tomate. Tal como se ha demostrado en ensayos en invernadero, Steward® ofrece una eficacia en torno al 85% frente a larvas de T. absoluta. La adición de un coadyuvante idóneo autorizado (preferentemente oleoso) incrementa la eficacia hasta el 95% al permitir que el producto penetre mejor en el mesófilo de las hojas, que es donde Tuta absoluta se desarrolla. Altacor® muestra una eficacia aún mayor en larvas de T. absoluta (en torno al 90% aplicado sólo, y hasta un 98% al añadirle un coadyuvante idóneo) (Gráfico 1).

DuPontTM Altacor®35WG, la propuesta más novedosa para el control de Tuta absoluta

Altacor®35WG será el primer producto que se comercializará en España a base de Rynaxypyr ®. Formulado en forma de gránulo dispersable en agua conteniendo 35 g/kg. Altacor® ofrece un altísimo nivel de eficacia a muy baja dosis de uso (10-12 g pf/hl). Rynaxypyr®, materia activa de Altacor®es un innovador insecticida descubierto por DuPont (Figura 2), perteneciente a la nueva familia química de las diamidas antranílicas. Aporta un nuevo mecanismo de acción en los insectos objetivo (agonista de los receptores selectivos de rianodina - RyRs). Tras la ingestión, Rynaxypyr® activa la liberación y el agotamiento de las reservas internas de calcio en los músculos. El insecto cesa rápidamente de alimentarse, queda paralizado, y finalmente muere Rynaxypyr® actúa fundamentalmente por ingestión y, en menor medida, por contacto, mostrando una buena actividad ovo-larvicida y larvicida sobre la casi totalidad de lepidópteros económicamente relevantes.

La consistencia y robustez de su eficacia, el amplio espectro de actividad y el excelente nivel de selectividad para los cultivos, son algunos de los atributos más relevantes de Rynaxypyr®, que aseguran una óptima protección de las cosechas.

Su nuevo modo de acción y su respeto hacia los artrópodos beneficiosos y las abejas lo hacen perfectamente compatible con los programas de control integrado de plagas y las estrategias de prevención y manejo de resistencias. Su favorable perfil toxicológico y ecotoxicológico, en combinación con sus bajas dosis de uso, hacen de Rynaxypyr® un insecticida que responde perfectamente a las necesidades y requisitos de los agricultores, de los consumidores y del medio ambiente.

Perfil toxicológico y ecotoxicológico

Toxicidad para mamíferos. Rynaxypyr® ha mostrado una toxicidad muy baja para mamíferos en todos los estudios de toxicidad aguda, subcrónica y crónica realizados, lo que permite el establecimiento de plazos de seguridad cortos y posibilita una rápida reentrada en el cultivo tratado. La base de esta singular selectividad es la diferencia estructural que existe entre los receptores de rianodina (RyRs) de los insectos y de los mamíferos. Rynaxypyr® presenta una gran eficacia a la hora de activar los receptores en los insectos, que resultan ser del orden de 400-3000 veces más sensibles que en el caso de los mamíferos. (Tabla 2).

Perfil ecotoxicológico. Rynaxypyr® posee un bajo impacto sobre organismos no objetivo, como aves, peces, mamíferos, lombrices de tierra, microorganismos, algas y otras plantas, así como sobre la mayoría de artrópodos beneficiosos. (Tabla 3).

Organismos beneficiosos. Los resultados de múltiples ensayos de laboratorio y de campo confirman que Rynaxypyr® es un insecticida respetuoso con los principales parasitoides, depredadores y polinizadores (Tabla 4) y con otros organismos no objetivo, tales como lombrices de tierra y abejas, a las dosis de uso en campo. Su excelente selectividad para la fauna útil, unido a su alta eficacia en el control de plagas y a su favorable perfil medioambiental, posicionan a Rynaxypyr® como una valiosa herramienta totalmente compatible con las estrategias o programas de control integrado de plagas.

El efecto de Rynaxypyr® sobre polinizadores ha sido estudiado extensivamente en ensayos de laboratorio y de semicampo demostrando una baja toxicidad intrínseca en condiciones de campo. El perfil respetuoso con la fauna auxiliar ha sido confirmado a través de ensayos de laboratorio y de campo sobre una serie de parasitoides y depradadores claves pertenecientes a los órdenes Himenoptera (Braconidae, Aphidiidae, Trichogramatidae, Aphelinidae), Coleoptera (Coccinellidae), Neuroptera (Chrysopidae), Heteroptera (Anthocoridae, Nabidae,Lygaeidae), Diptera (Syrphidae) y Acari (Phytoseiidae). La gran cantidad de datos generados, tanto en los estudios regulatorios sobre especies indicadoras como a través de los numerosos ensayos de campo realizados demuestran que Rynaxypyr® no afecta negativamente a la dinámica de las poblaciones naturales bajo condiciones prácticas de campo.

Perfil medioambiental. La tasa de degradación de Rynaxypyr® en el medio ambiente varía dependiendo de las condiciones del suelo y del agua (entre 2 y 12 meses). La principal vía de degradación es química, dando lugar a productos inactivos sin capacidad de lixiviación. La vida media del producto es menor en presencia de una cubierta vegetal. Las altas temperaturas, los pH alcalinos y la luz ultravioleta favorecen la degradación de la materia activa. Rynaxypyr® es retenido por los coloides del suelo y gracias a su baja solubilidad y al hecho de ser un producto no volátil, presenta un bajo potencial de lixiviación hacia aguas superficiales o freáticas.

Propiedades biológicas

Modo de acción bioquímico. Rynaxypyr® posee un novedoso modo de acción. La ruta primaria de entrada en los insectos objetivos tiene lugar mediante la ingestión de la materia activa, siendo la vía secundaria la absorción a través de la cutícula. La actividad biológica de Rynaxypyr® está basada en la capacidad de activación de los receptores de rianodina (RyRs) de los insectos (Cordova et al, 2006). Estos receptores ejercen un papel crítico en la función muscular.

La contracción de las células musculares requiere una liberación regulada de calcio desde las reservas internas hacia el citoplasma celular. Los receptores de rianodina actúan a modo de canales de iones modulando la liberación de calcio (Figura 3). Rynaxypyr® se fija a dichos receptores, provocando una liberación descontrolada de calcio y el consiguiente agotamiento de las reservas de las células musculares, lo que provoca una regulación anormal del músculo e impide la contracción muscular

Por ello, los insectos tratados con Rynaxypyr® quedan paralizados de forma rápida. Asimismo se inhibe de forma rápida su capacidad para alimentarse. Las larvas tratadas muestran síntomas iniciales de letargo, regurgitación y descoordinación. La muerte del insecto tiene lugar entre las 24-72 horas siguientes a la ingestión/absorción.

Usos solicitados

Pendiente de evaluación por las autoridades españolas, DuPont ha solicitado el registro de Altacor® en diversas cultivos hortícolas tanto protegidos como al aire libre y que se detallan en la Tabla 5. No obstante, y por un periodo de tiempo comprendido entre el 15 de marzo y el 14 de julio de 2010, Altacor® tiene autorizado un uso excepcional para el control de Tuta absoluta en tomate tanto al aire libre como en cultivo protegido. En particular, las condiciones de aplicación solicitadas para el cultivo del tomate quedan recogidas en la Figura 4.

Abstract

Tuta absoluta is a devastating leaf-mining moth with a strong preference for tomatoes. This pest is currently spreading rapidly in the Mediterranean región and has also arrived in Northern-European countries. The DuPont™ insecticides Steward® and Altaco control measures such as predatory mirid bugs. The new product Altacor® will present a highly valuable supplement in Integrated Resistance Management (IRM) programmes by introducing a completely new mode of action in spray programmes.

BIBLIOGRAFÍA

Bassi A., Alber R., Wiles J.A., Rison J.L. Frost N.M., Marmor F.W., Marcon P.C., 2007. Chlorantraniliprole: a novel anthranilic diamide insecticide. Proceedings of XVI International Plant Protection Congress 2007, Vol. 1: 52-59.

Cordova D; Benner EA ; Sacher MD; Rauh JJ; Sopa JS; Lahm GP; Selby TP; Stevenson TM; Flexner L; Gutteridge S; Rhoades DF; Wu L; Smith RM; Tao Y; Anthranilic diamides: A new class of insecticides with a novel mode of action, ryanodine receptor activation. Pesticide Biochemistry and Physiology, 84, 196-214

Boletín Técnico de Rynaxypyr®. Material de comunicación Du Pont Ibérica S.L. 2009

Tuta absoluta – a new severe tomato pest, life cycle, behaviour and control mesures with DuPont Insecticides compatible with IPM and IRM programmes. DuPont Crop Protection Technical Bulletin . 2009

Comprar Revista Phytoma 217 - MARZO 2010::/fulltext::::autores::DuPont Protección de Cultivos::/autores::

La resistencia a insecticidas en Tuta absoluta (Meyrick)

::cck::89::/cck::
::subtitulo::Tuta absoluta en España::/subtitulo::
::numero_de_edicion::::/numero_de_edicion::
::mes_anyo::Marzo 2010::/mes_anyo::
::introtext::::/introtext::
::fulltext::

La polilla del tomate, Tuta absoluta (Meyrick), ha sido un grave problema para la producción de tomate en España desde su introducción y rápida propagación en 2007. El control químico ha sido la principal estrategia de control de este insecto. Esta plaga tiene una muy alta tasa de reproducción (generaciones cortas y alta fecundidad). Debido al bajo umbral de acción la presión insecticida es muy alta. La gama de compuestos que son eficaces para el control de Tuta es bastante limitado. Estos factores pueden contribuir al desarrollo de resistencia a insecticidas. Con el fin de superar el alto riesgo de desarrollo de resistencia es necesario establecer una estrategia de manejo de la resistencia a insecticidas (MRI). El objetivo de este trabajo es revisar el estado actual de resistencia a insecticidas en esta plaga, los posibles mecanismos de resistencia, y proponer la base para una eficaz estrategia MRI.

INTRODUCCIÓN

Desde su introducción en España (URBANEJA et al., 2007), la polilla del tomate Tuta absoluta (Meyrick) (Lepidoptera: Gelechiidae) se ha convertido en la principal plaga de los cultivos de tomate. Su elevado potencial reproductivo hace necesario un control estricto de las poblaciones, ya que de otra manera sus daños son literalmente devastadores. Para mantener las poblaciones en muy bajos niveles poblacionales se deben realizar frecuentemente aplicaciones insecticidas, aunque de entre los productos con cierta eficacia sólo dos, spinosad e indoxacarb, son altamente efectivos. Esto provoca una fuerte presión sobre la plaga, por lo que se deben extremar las precauciones para evitar el desarrollo de resistencias a insecticidas. Además el uso continuado y exclusivo de sólo dos productos, o incluso en algunas fincas de exclusivamente uno de los dos, incrementa peligrosamente el riesgo de desarrollo de resistencias. Es bien conocido el rápido desarrollo de resistencia en otras plagas cuando uno o muy pocos productos son muy efectivos para su control, por lo que se usan de manera exclusiva (BIELZA et al., 2007). El abuso o sobreuso de unos pocos productos muy efectivos es el escenario más favorable para el desarrollo de resistencia a insecticidas, y por tanto, el más desfavorable para un control sostenible de la plaga. Por lo tanto en primer lugar se hace necesario diseñar e implementar una estrategia de manejo de la resistencia, y en segundo lugar se hace urgente el registro y autorización de uso de los nuevos productos con elevada eficacia que ya se utilizan en otras zonas agrícolas del mundo.

En este artículo vamos a revisar el estado actual del conocimiento sobre la resistencia a insecticidas en Tuta absoluta, los mecanismos de resistencia conocidos en esta plaga o en otras plagas a los insecticidas que se pueden utilizar para su control. Finalmente propondremos los principios básicos para realizar una estrategia anti-resistencia adecuada.

Estado actual de la resistencia a insecticidas

Existen pocos estudios sobre la resistencia a insecticidas en la literatura científica internacional. Salazar y Araya (1997) estudiar on la resistencia a deltametrín, esfenvalerato, lambda-cihalotrín, metamidofos y mevinfos en poblaciones chilenas.

Los bioensayos mostraron factores de resistencia de 2,2 a 8,2 a deltametrín, de 1,9 a 12,6 a esfenvalerato, de 1,8 a 11,5 a lambda-cihalotrín, de 1,6 a 3,9 a metamidofos, y de 1,9 a 5,5 a mevinfos.

También existen trabajos sobre la resistencia a insecticidas en poblaciones procedentes de Brasil. Siqueira et al. (2000) encontraron que los factores de resistencia variaron de 5,2 a 9,4 a abamectina, de 2,2 a 21,9 a cartap, de 2,6 a 4,2 a metamidofos, y de 1,9 a 6,6 a permetrín.

Lietti et al. (2005) estudiaron la re sistencia a abamectina, deltametrín y metamidofos en poblaciones de Tuta procedentes de Argentina. Los resultados mostraron factores de resistencia de 2,5 a 3,5 a abamectina, de 0,8 a 0,9 a metamidofos, y mayores de 68,4 a deltametrín.

Como se puede observar en estos estudios, a pesar de los casos de fallos de control en campo, no se han detectado elevados niveles de resistencia en Tutaabsoluta. Únicamente se han detectado resistencias moderadas a deltametrín (>68) en Argentina es poblaciones muy tratadas con este piretroide, y a cartap en Brasil (>10). Estos estudios han puesto de manifiesto la existencia de resistencia a insecticidas en Tuta, lo que confirma el riesgo de que se desarrollen en las poblaciones de Tuta en España y en todo el Mediterráneo. Sin embargo, a pesar de una intensa presión de selección y un largo historial de tratamientos no se han desarrollado elevados niveles de resistencia. Esto puede explicarse por la falta de una adecuada población susceptible de referencia, con la que se comparan las demás poblaciones para obtener los factores de resistencia. Al tener esta población de referencia ya cierta resistencia, los factores de resistencia obtenidos tenderán a ser más bajos que si las comparáramos con una población realmente susceptible. De todas formas, las condiciones de los sistemas productivos, y la estacionalidad e intensidad del control, inciden de manera muy importante en el desarrollo de la resistencia en cualquier plaga (BIELZA et al., 2008). Por ello, la estructura productiva en estos países ha podido contribuir a que la presión de selección no sea muy elevada. Además la efectividad de estos productos no parece ser muy alta, excepto para abamectina, por lo que la presión de selección también sería menor.

El rango de productos para el control de Tuta en España es completamente distinto. En la Tabla 1 se muestran los productos con registro contra orugas o Tuta en tomate (más los que pueden tenerlo en un futuro próximo). De los productos utilizados en Latinoamérica, el cartap no está autorizado en España por lo que no tenemos datos; los piretroides y organofosforados parece que no consiguen buenas eficacias contra las poblaciones españolas de Tuta; y abamectina muestra mejores resultados pero no alcanza de manera consistente altas eficacias. Esto puede ser debido a que la población que se ha introducido en España, superando los diversos controles fitosanitarios en la exportación, el transporte y la aduana, sea una población con cierta resistencia a insecticidas.

De los productos actualmente registrados en España, la abamectina o aplicaciones repetidas de azadiractina o Bacillus thuringiensis pueden tener una buena eficacia. Sin embargo sólo dos productos han demostrado una alta eficacia de manera consistente: indoxacarb y spinosad, por lo que son profusamente utilizados por los agricultores. El uso exclusivo de estos dos productos con elevada eficacia supone un riesgo extremo de desarrollo de resistencia, por lo que se hace urgente el registro de otros productos con buenas eficacias como emamectina, metaflumizona, flubendiamida y clorantraniliprol (Tabla 1).

Hasta la fecha no se han detectado resistencia en campo a ninguno de estos productos en las poblaciones españolas de Tuta. Se han denunciado algunos fallos de control en campo, pero luego se ha comprobado que no existía un problema de baja eficacia sino que suelen ser problemas de aplicaciones de baja calidad. Las características biológicas de esta plaga hacen que sea decisivo en la eficacia del tratamiento la calidad de la aplicación, tanto en la elección de la concentración de la materia activa y el volumen de caldo aplicado en función del desarrollo vegetativo del cultivo (es decir la superficie foliar a cubrir), como en la maquinaria utilizada que garantice una buena cobertura de las hojas (haz y envés), así como los coadjuvantes utilizados (normalmente aceites) que mejoren la penetración de los productos en las hojas.

Mecanismos de resistencia

Se conocen cuatro tipos de mecanismos de resistencia:

-       - Resistencia por comportamiento, cuando los insectos resistentes evitan el contacto con el insecticida.

-      -  Resistencia por penetración reducida, cuando los insectos resistentes tienen una cutícula que reduce la absorción del insecticida.

-       - Resistencia metabólica, cuando los insectos resistentes detoxifican (degradan) los insecticidas.

-       - Resistencia en el punto de acción, cuando los insectos resistentes tienen modificado el punto de acción del insecticida, por lo que no puede actuar.

De los cuatro, los dos últimos, resistencia metabólica y en el punto de acción, son los más importantes. La resistencia metabólica es el mecanismo más universal y es el mecanismo responsable de la mayoría de los casos de resistencia. Existen tres sistemas enzimáticos de detoxificación en los insectos: las P450 monooxigenasas, las esterasas, y las glutatión S-transferasas.

La resistencia en el punto de acción es la más grave, ya que confiere un nivel de resistencia muy alto. Cada insecticida, según su modo de acción, tiene un punto de acción en el insecto, el sitio de acción donde el insecticida actúa provocando su efecto plaguicida. Un insecto resistente tiene este punto de acción modificado, una alteración genética. Esta modificación evita el acoplamiento del insecticida, por lo que este mecanismo de resistencia impide la actuación del insecticida, y por tanto no se produce ningún efecto insecticida. Por ello es muy crucial alternar los productos con diferente modo de acción, para que no se desarrolle una resistencia de este tipo.

Los estudios de los mecanismos de resistencia a insecticida en Tuta son muy escasos. Existen estudios de los posibles mecanismos metabólicos de detoxificación a cartap (SIQUEIRA et al., 2000) y a abamectina (SIQUEIRA et al., 2001). Según estos estudios, realizados con inhibidores de los sistemas enzimáticos de detoxificación, en la resistencia al cartap el principal mecanismo de resistencia sería el de las P450 monoxigenasas, aunque tanto las esterasas como las gluta tión S-transferasas pueden tener un papel secundario (SIQUEIRAet al., 2000). De las siete poblaciones brasileñas estudiadas, en casi todas se suprimió la resistencia al cartap al inhibir el sistema enzimático de las P450 monooxigenasas mediante el butóxido de piperonilo.

En la resistencia a la abamectina parece que las esterasas son el principal mecanismo de resistencia, aunque las P450 monooxigenasas pueden tener también un papel importante. De las seis poblaciones brasileñas estudiadas, el trifenilfosfato (inhibidor de las esterasas) suprimió completamente la resistencia en cuatro, y el butóxido de piperonilo (inhibidor de las P450 monooxigenasas) sólo en una.

De estos trabajos podemos concluir que Tuta tiene potencial para desarrollar resistencia metabólica, lo que podría ocurrir también en las poblaciones mediterráneas, por lo que será importante estudiar las posibles resistencias cruzadas que este tipo de resistencia puede provocar entre productos con distinto modo de acción.

No hemos encontrado ningún trabajo en la literatura científica internacional sobre la resistencia y los mecanismos de resistencia en Tuta a los insecticidas utilizados en España. Sin embargo es un fenómeno relativamente común, que los mecanismos de resistencia a un insecticida desarrollados en una plaga sean iguales a los que se desarrollan en otra especie distinta. Por ello, es muy ilustrativo observar qué mecanismos de resistencia se han desarrollado a estos insecticidas en otras plagas, ya que es indicador de lo que podría pasar en Tuta.

A spinosad se conoce que el principal mecanismo de resistencia es una alteración del punto de acción, una alteración en el receptor nicotínico postsináptico, y que confiere elevados niveles de resistencia (Bielza et al., 2007).

No se conocen bien los posibles mecanismos de resistencia a indoxacarb. En Musca domestica se ha descrito la implicación de las P450 monooxigenasas, pero no de las esterasas ni de las glutatión S-transferasas (SHONO et al., 2004).

En cambio en Choristoneura rosaceana (Harris) la resistencia a indoxacarb fue parcialmente reducida por inhibidores de los tres sistemas enzimáticos (AHMAD y HOLLINGWORTH, 2004). No se han des crito resistencias cruzadas de indoxacarb con piretroi des (permetrín), carbamatos (carbaril), ni organofosforados (metilparation) en Spodoptera frugiperda y Plutella xylostella (YU y MCCORD, 2007). En cambio se han citado casos de resistencia cruzada negativa entre indoxacar b y piretroides en Helicoverpa armigera (GUNNING y DEVONSHIRE, 2002; RAMASUBRAMANIAN and REGUPATHY, 2004). Indoxacarb es un pro-insecticid a que es metabolizado en el interior del insecto a su forma activa, que es la responsable del efecto tóxico.

Esta activación es realizada por algunas esterasas. A su vez el mecanismo de resistencia a piretroides es debido a un incremento de la actividad de las esterasas, pero que también producen una mayor tasa de activación del indoxacarb (GUNNING y DEVONSHIRE, 2002).

En cuanto a los nuevos productos, emamectina, metaflumizona, flubendiamida y clorantraniliprol, poco o nada se sabe sobre los potenciales mecanismos de resistencia. En Cydia pomonella no se ha encontrado resistencia cruzada a emamectina en poblaciones europeas que mostraran diverosos niveles de resistencia a piretroides, organofosforados, spinosad e indoxacarb (CHARMILLOTet al., 2007). En un estudio sobre las resistencias cruzadas a flubendiamida (NAUEN et al. , 2002) no se encontraron diferencias de susceptibilidad en dos poblaciones de Spodoptera exigua, una susceptible y otra de campo resistente a piretroides, organosfosforados y reguladores del crecimiento. En este mismo estudio, tampoco se encontraron diferencias de susceptibilidad entre estas dos poblaciones a spinosad y emamectina, y muy ligeras (x3,8) a indoxacarb.

Estrategias de manejo de la resistencia

Para diseñar una estrategia de manejo de la resistencia eficaz es imprescindible en primer lugar conocer los posibles mecanismos de resistencia que pueden afectar a cada insecticida disponible. Sin embargo muchas veces, y en especial cuando se trata de una plaga nueva y/o de productos nuevos, no se conocen bien los mecanismos de resistencia involucrados. Éste es nuestro caso con Tuta, una plaga nueva con productos nuevos. Por lo tanto, se requiere un urgente esfuerzo por conocer estos mecanismos. Sin embargo, no podemos quedarnos parados y debemos definir una estrategia anti-resistencia con los conocimientos actuales, que podrá ser mejorada y modificada en un futuro. Para establecer esta estrategia debemos manejar un principio fundamental que es alternar insecticidas con diferente modo de acción, no usando productos de ese mismo modo de acción en generaciones sucesivas de la plaga. Algunos productos es posible que sea mejor aplicarlos en 2 ó 3 aplicaciones sucesivas para aumentar su eficacia. Esto sucede en Tuta con productos que son muy efectivos contra los primeros estados larvarios pero no tanto contra estados más desarrollados. Esto puede ocurrir con productos como azadiractina o Bacillusthuringiensis. Para el resto de los productos en general es mejor no realizar aplicaciones sucesivas. Cuando se realiza una aplicación (o dos consecutivas) con un insecticida con un modo de acción determinado sobre una generación de Tuta, lo que es imprescindible es no repetir ninguna aplicación con ningún producto de ese mismo modo de acción hasta que hayan pasado dos generaciones (es decir, dejar al menos una generación en medio sin exponer a ese modo de acción).

El Comité de Acción contra la Resistencia a Insecticidas (IRAC, por sus siglas en inglés) ha establecido una clasificación del modo de acción de los insecticidas (www.irac.online.org/IRAC_Spain para su versión en español).

Esta clasificación mediante grupos (Tabla 1) es la que ayudará a alternar los productos con diferente modo de acción. De los productos con eficacia contra Tuta tendremos los grupos: 5 (spinosad), 6 (abamectina y emamectina), 11 (Bacillus thuringiensis), 22 (indoxacarb y metaflumizona), 28 (flubendiamida y clorantraniliprol), y “un” (azadiractina). Por ejemplo, si se realiza alguna aplicación con flubendiamida (grupo 28), no se podrá realizar ninguna aplicación con éste u otro producto del mismo modo de acción (ni con flubendiamida ni con clorantraniliprol) en la siguiente generación, debiendo esperar hasta la siguiente para realizar aplicaciones con el grupo 28.

Para que tenga éxito cualquier estrategia de manejo de la resistencia, deberá estar establecida dentro de un protocolo de control integrado de plagas. La mejor garantía para evitar el desarrollo de resistencia a insecticidas es utilizar conjuntamente otros métodos de control. Por ello, para un control eficaz de la Tuta será necesario utilizar adecuadamente las medidas culturales (mallas, higiene, limpieza, etc…) y biotécnicas (trampas, feromonas, etc…). Además, el control biológico, especialmente con míridos depredadores, será el principal aliado tanto para el control de Tuta como para evitar el desarrollo de resistencias. Por tanto, será muy importante considerar la compatibilidad de los productos con los enemigos naturales a la hora de integrarlos adecuadamente de la estrategia de control.

Abstract

The tomato leafminer, Tuta absoluta (Meyrick ), has been a serious problem to tomato production in Spain since its introduction and rapid spread in 2007.

Chemical control has been the primary control strategy for this insect. This pest has a very high reproduction rate (short generation time and high fecundity).

Due to the low action threshold the insecticide pressure is very high. The range of compounds which are effective for the control of Tuta is quite limited. These factors may contribute to the development of insecticide resistance. In order to overcome the high risk of resistance development is needed to establish an insecticide resistance management (IRM) strategy. The objective of this work is to review the status of insecticide resistance in this pest, the potential resistance mechanisms involved, and to propose the basis for an efficacious IRM strategy.

BIBLIOGRAFÍA

AHMAD M AND HOLLINGWORTH RM, Synergism of insecticides provides evidence of metabolic mechanisms of resistance in the obliquebanded leaf roller Choristoneura rosaceana (Lepidoptera: Tortricidae). Pest Management Science 60: 465–473

BIELZA P, QUINTO V, CONTRERAS J, TORNÉ M, MARTÍN A, ESPINOSA PJ. 2007. Resistance to spinosad in the western flower thrips, Frankliniella occidentalis (Pergande), in greenhouses of southeastern Spain. Pest Management Science 63: 682-687.

BIELZA P, QUINTO V, GRÁVALOS C, FERNÁNDEZ E, ABELLÁN J. 2008. Impact of production system on the development of insect icide resistance in Frankliniella occidentalis (Thysanoptera: Thripidae). Journal of Economic Entomology 101: 1685-1690.

GUNNING RV, DEVONSHIRE AL. 2003. Negative cross-resistance between indoxacarb and pyrethroids in the cotton bollworm, Helicoverpa armigera, in Australia: a tool for resistance management. BCPC International Congress Crop Science & Technology 2003, Vol 1 And 2, Congress Proceedings, pp: 789-794.

LIETTI MMM, BOTTO E, ALZOGARAY RA. 2005. Insecticide resistance in argentine populations of Tuta absoluta (Meyrick) (Lepidoptera: Gelechiidae). Neotropical Entomology 34:113-119.

NAUEN R, KONANZ S, HIROOKA T, NISHIMATSU T, KODAMA H. 2002. Flubendiamide: a unique tool in resistance management tactics for pest lepidoptera difficult to control. Pflanzenschutz-Nachrichten Bayer 60: 247-262.

RAMASUBRAMANIAN T, REGUPATHY A. 2004. Evaluation of indoxacarb against pyrethroid resistant population of Helicoverpa armigera Hub. Journal of Entomology 1: 21-23.

REYES M, FRANCK P, CHARMILLOT P-J, IORIATTI C, OLIVARES J, PESQUALINI E, SAUPHANOR B. 2007. Diversity of insecticide resistance mechanisms and spectrum in European populations of the Codling moth, Cydia pomonella. Pest Management Science 63:890-902.

SALAZAR ER, ARAYA JE. 1997. Detección de resistencia a insecticidas en la polilla del tomate. Simiente 67: 8-22.

SHONO T, ZHANG L, SCOTT JG. 2004. Indoxacarb resistance in the house fly, Musca domestica. Pesticide Biochemistry and Physiology 80: 106-112.

SIQUEIRA HAA, GUEDES RNC, FRAGOSO DB, MAGALHA LC. 2001. Abamectin resistance and synergism in Brazilian populations of Tuta absoluta (Meyrick) (Lepidoptera: Gelechiidae). International Journal of Pest Management 47: 247-251.

SIQUEIRA HAA, GUEDES RNC, PICANÇO MC. 2000. Cartap resistance and synergism in populations of Tuta absoluta (Lep., Gelechiidae). Journal of Applied Entomology 124, 233-238.

URBANEJA A, VERCHER R, NAVARRO V, PORCUNA JL, GARCÍA-MARÍ F. 2007. La polilla del tomate, Tuta absoluta. Phytoma España 194: 16-24.

YU SJ, MCCORD E. 2007. Lack of cross-resistance to indoxacarb in insecticide-resistant Spodoptera frugiperda (Lepidoptera: Noctuidae) and Plutella xylostella (Lepidoptera: Yponomeutidae). Pest Management Science 63: 63-67.

Comprar Revista Phytoma 217 - MARZO 2010::/fulltext::::autores::Dr. Pablo Bielza (Departamento de Producción Vegetal. Escuela Técnica Superior de Ingeniería Agronómica. Universidad Politécnica de Cartagena. pablo.bielza@upct.es)::/autores::

Estrategias globales en el manejo de Tuta absoluta en Murcia

::cck::85::/cck::
::subtitulo::Tuta absoluta en España::/subtitulo::
::numero_de_edicion::::/numero_de_edicion::
::mes_anyo::Marzo 2010::/mes_anyo::
::introtext::::/introtext::
::fulltext::

Tuta absoluta es una plaga muy compleja para las plantaciones de tomate de la Región de Murcia. Sus principales zonas de producción, junto a las costas de Águilas, Lorca y Mazarrón, se caracterizan por una climatología muy suave, que permiten la producción de tomate de gran calidad durante todo el año. Estas mismas condiciones, favorecen el desarrollo de plagas, como Tuta, con generaciones continuas y solapadas, que no se interrumpen en ningún momento.

Desde que se detectó la plaga en la Región, se han venido realizando trabajos experimentales que han servido para ajustar las estrategias de manejo de Tuta. El programa recoge medidas para reducir la presión general en la comarca, controlando las plantaciones en su finalización y enriqueciendo la zona con insectos beneficiosos, así como la trasferencia de la información disponible a los técnicos y agricultores, para que realicen un manejo correcto de la plaga en sus explotaciones, de acuerdo a los conocimientos y experiencia que se ha ido adquiriendo.

En este manejo, se integran medidas de higiene, determinadas prácticas culturales, la adecuación de los cerramientos, el seguimiento y control tecnológico de la plaga, la introducción de fauna auxiliar y, en los casos necesarios, tratamientos fitosanitarios.

INTRODUCCIÓN

Desde que se tienen noticias de la aparición de Tuta en España, se inician prospecciones en la Región de Murcia, detectándose las primeras capturas a finales de agosto de 2007 y los primeros síntomas, en plantaciones de tomate, hacia finales de septiembre de ese mismo año.

A partir de entones, su evolución ha sido continua, colonizando en 2008 todas las zonas de producción de tomate de la Región, sin que se hayan detectado paradas invernales, aunque si una ralentización de los ciclos en los periodos más fríos.

En verano, los ciclos de la plaga se completan con una gran rapidez, en poco más de tres semanas, y tan solo se ha detectado un momento de una fuerte reducción de las poblaciones en algunas zonas, coincidiendo con una “ola de calor”, durante la que se superaron temperaturas de 42oC, con muy bajas humedades, lo que pudo afectar a la viabilidad de huevos y larvas.

Para entender la importancia que tienen las medidas de higiene y de control biológico sobre Tuta, podemos poner el ejemplo de dos zonas de zonas de producción de tomate de Murcia, en donde se han producido una serie de acontecimientos diferentes, que han derivado en una evolución muy desigual del problema:

-       La Marina de Cope, en Águilas, acogida a un plan experimental de la Consejería de Agricultura y Agua desde el año 2003, con agricultores muy cuidadosos y formados, donde es frecuente la solarización de las parcelas antes de plantar y en la que se viene desarrollando un programa muy intensivo de control biológico de plagas, tanto a nivel de zona como de parcelas. En este paraje, donde se detectó por primera vez la plaga en la Región, la incidencia actual es muy baja.

-       En el polo opuesto se encuentra la zona de Ramonete y Cañada de Gallego que, a pesar de contar también con muy buenos profesionales, se han ido encontrando, campaña tras campaña, con la quiebra de algunos productores de tomate, que han dejado parcelas abandonadas fitosanitariamente, donde se han producido enormes incrementos poblacionales de Tuta. Esta fuerte presión de plaga, ha complicado las posibilidades de control biológico y tecnológico, por lo que se priorizaron los tratamientos fitosanitarios, que no siempre han sido capaces de resolver el problema, y que han limitado todavía más la presencia de auxiliares. Con esta situación, la plaga sigue teniendo una gran incidencia en la zona.

Algunas características básicas de la plaga

Sorprende de esta plaga la gran capacidad de expansión que ha tenido a grandes distancias, posiblemente porque los adultos sean muy resistentes a los desplazamientos en las corrientes de aire y disponer de plantas huéspedes en todos los lugares, ya sean cultivos, como tomate o patata, o plantas adventicias, como Solanum nigrum u otras solanáceas silvestres, lo que explicaría la rápida colonización de toda la cuenca mediterránea. A esto habría que sumarle el potencial para localizar sus objetivos (plantas huéspedes o los focos de emisión de la feromona de la hembra, en el caso de trampas) y desplazarse hacia ellos de forma activa, a distancias muy considerables, para lo que sería habitual en un insecto de estas características.

Otra de las características de Tuta es su gran potencial biótico, pudiendo completar más de 10 generaciones en el sureste español y en las que cada hembra llegaría a depositar cerca de 200 huevos, según referencias bibliográficas. De los huevos emergen las larvas, que pasan por 4 estadios larvarios, para crisalidar y salir los nuevos adultos.

El desarrollo larvario se produce en el interior del vegetal, bien en hojas, frutos o tallos, donde se alimentan y mantienen habitualmente protegidos de agresiones exteriores, como son los tratamientos fitosanitarios y depredadores.

Una vez completadas las fases larvarias, parte de la población se deja caer al suelo, con la ayuda de un hilillo de seda, para buscar refugio y crisalidar, mientras el resto crisalidan sobre cualquier parte de la planta. Este fenómeno provoca la “contaminación de los suelos”, de los que pueden estar emergiendo adultos de la plaga durante varias semanas, que se van apareando, para continuar con las puestas, en su mayor parte localizadas sobre el envés de las hojas.

Una vez levantada una plantación de tomate afectada por Tuta, y retirados todos los restos vegetales, la plaga se puede mantener en la parcela entre 3 y 7 semanas, en función de la temperatura (primero como crisálidas en el suelo, después adultos, que se irán apareando, para finalmente quedar, mayoritariamente, hembras fecundadas, más longevas que los machos). Si quedaran restos vegetales, especialmente frutos contaminados sobre el terreno, a esas 3-7 semanas, habría que sumarles de 1 a 4 adicionales, durante las cuales continua habiendo riesgo de propagación.

Estrategias de manejo

Tuta es una plaga extremadamente compleja, contra la que no existen soluciones simples que, por si solas, sean capaces de controlar el problema. Lo que hay son herramientas, que deben integrarse y complementarse de forma adecuada, en función a las características de cada explotación, ciclos de cultivo y evolución de la plaga. Cada una de estas herramientas (captura masiva, auxiliares, fitosanitarios, etc.), tiene unas eficacias limitadas.

Además, no es lo mismo trabajar con una baja presión de plaga que con altos niveles. Cuanto más población haya a nivel de zona, más difícil será su control en cada una de las plantaciones individuales y más tendrán que intensificarse las medidas de control.

Por ello, la primera medida para luchar contra Tuta sería mantener sus niveles en la comarca lo más bajos posible, limitando los puntos de multiplicación o reservorio de la plaga, como son los restos de plantaciones finalizadas, barbechos sobre los que rebrotan o semillan plantas de tomate o bien plantaciones de tomate que, por los motivos que sean, la plaga haya alcanzado grandes poblaciones, difícilmente controlables. Para conseguir este objetivo, las medidas de higiene, la solidaridad entre agricultores y la vigilancia de la

Administración, son esenciales. Hay que recordar que, además del tomate, hay otros cultivos sensibles, como patata y berenjena, cuyos restos también pueden constituir reservorios de plaga.

A nivel de parcela, la evolución de la plaga va a depender de las condiciones de partida (que haya o no presencia de crisálidas y/o adultos refugiados en el terreno en el momento de plantar), de las condiciones fitosanitarias de las plantas utilizadas para el transplante, de la entrada desde el exterior y del control ejercido sobre sus poblaciones.

En una parcela con los suelos “contaminados” por la plaga, la colonización del cultivo puede ser tan rápida que, en pocas semanas, los daños llegan a ser cuantiosos y su control se hace muy difícil. Por ello, las medidas de higiene, previas al transplante, son tan importantes.

Lo habitual es que la plaga se vaya introduciendo en la plantación a partir de un momento determinado o gradualmente, teniendo un periodo de crecimiento suave o “lineal” en sus poblaciones, durante el que pasa bastante desapercibida, para, a partir de un momento, crecer “exponencialmente” y, en el caso de no controlarse a tiempo, alcanzar niveles que ya van a ser difícilmente manejables durante el resto del ciclo de cultivo.

Para conseguir que la plaga se mantenga controlada en todo momento, evitando daños, es fundamental mantener las poblaciones en lo que llamamos “fase lineal”, incidiendo con todos los medios a nuestro alcance, de forma preventiva, y actuando con contundencia en los momentos puntuales en los que se detecte una subida poblacional, antes de que esta se consolide y complique la situación.

Entre los medios al alcance de cada productor, hay que destacar las medidas en la preparación de las parcelas, que deben garantizar la ausencia de plaga en el momento del transplante. Para ello, lo más eficaz es realizar una solarización o biosolarización del terreno. En el caso de no ser posible, se mantendrá la parcela totalmente limpia de restos de cultivos y de hierbas, durante un periodo mínimo de seis a ocho semanas. En el caso de invernaderos, podrá reducirse a cuatro semanas en verano, siempre que se cierren para conseguir picos de temperaturas próximos a los 60oC.

Como complemento a las medidas de higiene, la colocación de trampas cromatrópicas, (bandas o placas amarillas de diferentes tamaños y densidades), puede contribuir a eliminar los adultos que pudieran haber quedado refugiados o emerger durante los días previos o posteriores al transplante. Por ello, las trampas se colocarán varios días antes de plantar, distribuyéndolas de forma uniforme en toda la parcela, reforzando los bordes, y a una altura próxima al suelo.

En el caso de detectarse polillas antes del transplante, la aplicación de un fitosanitario con acción adulticida sobre Tuta (habitualmente un fosforado o piretrina), puede contribuir a comenzar con la parcela más limpia de plaga.

En cultivos protegidos, se revisarán los cerramientos unos días antes de plantar, para eliminar todos los huecos o rotos por donde pudiera penetrar la plaga. Una doble puerta, con una cámara entre ambas (para que no estén abiertas de forma simultánea), y en la que se colocarán trampas adhesivas, es fundamental para reducir las posibilidades de colonización de la plantación.

Tras el transplante, los cerramientos se seguirán revisando y reparando con frecuencia. Recordemos que los adultos de Tuta tienen una gran capacidad de búsqueda, atraídos por las kairomonas que emite el tomate, pudiendo localizar con facilidad los pequeños agujeros que quedan en las estructuras.

La planta del semillero debe venir exenta de plaga, para lo que hay que evitar almacenamientos de las bandejas en zonas no protegidas, ni siquiera por unas horas, ya que podrían ser alcanzadas por hembras, que localizarán sus puestas en las plantitas. En el caso de detectarse la presencia de la plaga o haya dudas, estas plantas serán tratadas con un insecticida específico contra Tuta, seleccionando uno u otro producto en base a que se fijen otros objetivos, como ácaros, trips o Liriomyza. Durante el transplante, se tomarán todas las medidas de seguridad necesarias para los trabajadores, dejando un tiempo de seguridad apropiado desde el tratamiento y utilizando guantes en el manejo de las plantas.

Una vez iniciado el cultivo en las mejores condiciones, hay que seguir integrando nuevas medidas para limitar el crecimiento de la plaga que, antes o después, conseguirá colonizar la parcela. La revisión de las plantas y eliminación manual de las primeras galerías de la plaga, mientras sus niveles son muy bajos, es de gran interés para retrasar su posible instalación en la plantación.

La utilización de trampas de agua para captura masiva de machos, en condiciones adecuadas y como complemento a otras estrategias, puede ser de gran ayuda para retrasar el crecimiento de la poblaciones de Tuta. Estas condiciones incluyen el que se realice en parcelas limpias y con poca influencia de entrada de la plaga desde el exterior, habitualmente con buena protección, y que se utilicen trampas y cebos de gran capacidad de captura, distribuidas y conservadas adecuadamente. Las trampas serán especialmente eficaces con bajos niveles poblacionales, para ayudar a mantenerlos, mientras apenas tendrán incidencia en el avance de la plaga sobre el cultivo, cuando las poblaciones son ya elevadas, a pesar de que estuviéramos capturando cientos o miles de individuos por trampa.

La captura masiva con trampas cebadas con la feromona sexual de la hembra, podrá ser más o menos eficaz, en función de las condiciones en las que se utilicen, pero en ningún caso contraproducente, puesto que no atraen a las hembras a la parcela, que puedan generar más problemas. Lo que si puede ser un riesgo, es la utilización de algunos tipos de trampas luminosas, especialmente en parcelas que no estén perfectamente impermeabilizadas a la posible entrada de Tuta y otros lepidópteros ya que, en este caso, si que ejercen una gran atracción de machos y de hembras, que no siempre van a ser eliminados en la trampa.

La introducción de enemigos naturales juega un gran papel sobre esta plaga. Actualmente, en la Región de Murcia, se está trabajando con dos insectos beneficiosos para el control de Tuta: un depredador “Nesidiocoris tenuis” y un parasitoide de huevos “Trychogramma achaea”. La utilización de fauna auxiliar en tomate no es sencilla, puesto que la instalación llega a ser complicada, tiene un coste importante y sus resultados no siempre son totalmente satisfactorios, requiriendo todavía algunos ajustes en los programas de trabajo con estos auxiliares.

Sin embargo, para una plaga como Tuta, especialmente en plantaciones de tomate de ciclos tan largos como suelen darse en Murcia, es fundamental trabajar con auxiliares. La finalización de las plantaciones de tomate con buena instalación de míridos, lejos de contribuir a incrementar la presión de la plaga, como suele suceder cuando se basa en tratamientos químicos, favorecerá el enriquecimiento de la zona en fauna beneficiosa que, a largo plazo, ayudará a reducir la presión de plaga.

Tres son las técnicas en las que se está trabajando para la introducción de Nesidiocoris:

-       - Sobre la plantación definitiva, entre la 3ª y 5ª semana después del transplante, con dosis próximas a 1–1,5 Ind./m2, repartidos entre dos sueltas y con suplemento proteico para favorecer la instalación.

-       - Introducción con plantas “reservorio o transportadoras” del auxiliar, habitualmente macetas de tabaco o de Inula, que se colocan en el momento de levantar otras plantaciones de tomate con altos niveles de míridos, a las que se les aporta alimento para que se instale mejor el auxiliar, y que después son trasladadas a otras plantaciones de tomate en donde interesa instalarlos. En algunos casos, se complementa con sueltas de insectos producidos también en insectarios.

-      -   La tercera, incluye la instalación del auxiliar directamente en las plantas del semillero, unos días antes del transplante, lo que permite trabajar con dosis inferiores de suelta y, por lo tanto, menores costes.

Cada una de estas estrategias tiene sus ventajas e inconvenientes y se adaptan mejor o peor a cada ciclo de cultivo y problemática fitosanitaria específica de cada parcela y época, ya que hay que tener en cuenta también el resto de plagas que puede afectar a la plantación.

En general, la instalación de míridos es bastante lenta, siendo muy sensibles a numerosos productos fitosanitarios, a la falta de luminosidad y las bajas temperaturas. En algunos casos, con poblaciones excesivamente elevadas y determinadas condiciones ambientales y de cultivo, pueden llegar a causar daños a las plantas de tomate, por lo que hay que controlar y manejar adecuadamente sus poblaciones, lo cual no siempre es fácil.

Trychogramma achaea, en condiciones favorables, llega también a ejercer un importante efecto sobre la plaga. Todavía se están ajustando los programas de introducción de este parasitoide a las diferentes condiciones de campo, para establecer las densidades, número de dispensarios, cadencias y momentos más apropiados de sueltas. Para los ciclos de las zonas de producción de tomate de Murcia, se está trabajando básicamente en periodos de sueltas de mediados de febrero a mayo y de finales de agosto a noviembre, especialmente sobre plantaciones jóvenes.

La introducción de Trichogrammas suele realizarse como complemento a los míridos, cuya instalación en las plantaciones es más duradera, aunque, en algunas fechas y condiciones, cuando los míridos tienen menos actividad, podría utilizarse como estrategia única de control biológico de Tuta.

Otra herramienta, que inevitablemente vamos a tener que utilizar en algunos momentos para el manejo de Tuta, la constituyen los tratamientos fitosanitarios.

Su compatibilidad con la fauna auxiliar y su posicionamiento, en función a la presión de plaga, van a ser esenciales para controlar su evolución a lo largo de todo el ciclo de cultivo.

Una de las claves para realizar un uso adecuado de los productos fitosanitarios, es el establecimiento de los momentos y condiciones en los que se hace necesaria su aplicación. Para ello, la utilización de trampas indicadoras de riesgo, cuyos valores de capturas estén bien adaptados a nuestras condiciones de cultivo, y las prospecciones directas sobre daños activos “con larvas vivas”, constituyen elementos de gran interés en la toma de decisiones.

Para el control de Tuta podemos establecer dos momentos de aplicación, en función al estado en el que se encuentra la plaga en la parcela:

-     -   Tratamientos más “preventivos”, cuando se está detectando una población de adultos importante, que puede estar realizando puestas sobre el cultivo, pero sin que se observen todavía larvas. Los productos a utilizar dependerán de varios factores, como la presencia o no de auxiliares o de otras plagas objetivo, pudiendo incluirse Bacillus, azadiractinas y, en algunos casos, abamectinas y fosforados. El objetivo serán las larvas que puedan estar emergiendo de los huevos en esos momentos, hasta L-1.

-    -    Tratamientos más “específicos” o de choque, con presencia de galerías activas. Habitualmente irán dirigidos contra larvas L-1 y L-2, aunque algunos productos llegan a ser eficaces hasta L-3, incluso primeras fases L-4. Los tratamientos deben posicionarse siempre en fases muy tempranas de ataque, puesto que, una vez descontroladas las poblaciones, será ya muy difícil su control y resultarán ineficaces otras estrategias de control biológico y tecnológico de la plaga. Entre los fitosanitarios a utilizar, figuran spinosad e indoxacarb. En fase de registro, en España, se encuentran otros productos que complementarán la gama disponible, entre los que, probablemente, figurarán flubendiamida, rynaxypyr, metaflumizona y emamectina.

Es importante el adecuado posicionamiento de cada uno de estos productos, en función a la evolución de la plaga y estado de instalación de auxiliares. En fases previas a la introducción de estos insectos beneficiosos pueden introducirse aplicaciones más agresivas, siempre que no tengan un efecto persistente sobre los mismos. Durante la fase de instalación de míridos, deben evitarse al máximo los tratamientos y, en caso de ser imprescindibles, se utilizarán solo los productos más inocuos. Con poblaciones de auxiliares bien instaladas, podría introducirse algún tratamiento con efecto moderado sobre míridos, siempre que no se reiteren.

El establecimiento de estrategias antirresistencias, haciendo un uso racional de los diferentes productos, en base a sus mecanismos de acción, va a ser clave para que todas estas herramientas mantengan su eficacia sobre la plaga.

Además de seleccionar y alternar adecuadamente los productos, para esta plaga va a ser especialmente importante las condiciones en las que se realicen los tratamientos. Entre éstas, figuran una correcta dosificación (en función al desarrollo del cultivo y volúmenes de caldo utilizados), el acondicionamiento de los caldos para mejorar la cubrición y penetrabilidad, así como las características y estado de la maquinaria y condiciones en las que se realiza la aplicación.

A parte de las características de la aplicación y los estadíos en los que se pueda encontrar la plaga, hay otros factores que pueden influir en los resultados obtenidos, como son el tamaño de las hojas donde se encuentren las larvas y grosor de su cutícula. En hojas más pequeñas, además de tener una cutícula más fina, las larvas suelen verse obligadas a salir de las galerías para iniciar otras nuevas, siendo más vulnerables a los tratamientos, mientras en hojas más desarrolladas, pueden pasar por diferentes estadíos sin salir al exterior.

En el caso de frutos y tallos, las larvas que se encuentran en su interior serían totalmente inaccesibles a los tratamientos.

Como resumen, se podría concluir que, siendo una plaga especialmente complicada y peligrosa, la polilla del tomate es controlable si se integran adecuadamente todas las herramientas disponibles, de una manera racional, y se evita la presencia de grandes focos de plaga que incrementen excesivamente su presión sobre otras plantaciones. Además de las medidas de higiene y de captura masiva, el control biológico es esencial sobre Tuta, tanto a nivel de parcela como de comarcas y regiones. Igualmente, los productos fitosanitarios van a ser imprescindibles, en determinados momentos, para que no se descontrole el problema.

Abstract

Tuta absoluta is a very complex pest for tomato plantations in the Murcia Region. The main production areas, along the coasts of Águilas, Lorca and Mazarrón, are characterised by a very mild climatology, allowing the production of high quality tomato all year round. These same conditions favour the development of pests such as Tuta, with continuous and overlapping generations which are not interrupted at any time.

Since the pest was detected in the Region, experimental works have been carried out which have served to adjust the Tuta management strategies. The programme includes measures to reduce the general pressure in the region, controlling the plantations at harvest and enriching the zone with beneficial insects, as well as the transfer of the information available to technicians and farmers, so that they can manage the pest correctly on their farms in line with the knowledge and experience acquired.

This management includes hygiene measures, certain cultural practices, the conditioning of facilities and enclosures, follow-up and technological control of the pest, introduction of auxiliary fauna and, in necessary cases, phytosanitary treatments.

Comprar Revista Phytoma 217 - MARZO 2010::/fulltext::::autores::Antonio Monserrat Delgado (Consejería de Agricultura y Agua. Región de Murcia)::/autores::

Control biológico de Tuta absoluta (Meyrick) (Lepidoptera: Gelechiidae) con Bacillus thuringiensis (Berliner)

Tuta absoluta en España
217
Marzo 2010
Joel González-Cabrera, Oscar Mollá, Helga Montón, Alberto Urbaneja (Unidad Asociada de Entomología IVIA/UJI/CIB. Moncada, Valencia (España). gonzalez_joe@ivia.gva.es)

Aplicación de parasitoides de huevos en el control de Tuta absoluta en España

Tuta absoluta en España
217
Marzo 2010
Tomás Cabello, Juan Ramón Gallego, Francisco Javier Fernández (Centro de Investigación en Biotecnología Agroalimentaria. Universidad de Almería. E-mail: tcabello@ual.es) Enric Vila, Alejo Soler, Anabel Parra (Dpto. I+D+i. Agrobío S.L. evila@agrobio.es

Control biológico de Tuta absoluta: Catalogación de enemigos naturales y potencial de los míridos depredadores como agentes de control

Tuta absoluta en España
217
Marzo 2010
Óscar Mollá, Miquel Alonso, Helga Montón, Francisco Beitia, María Jesús Verdú, Joel González-Cabrera y Alberto Urbaneja (Unidad Asociada de Entomología IVIA/UJI/CIB. Moncada, Valencia (Spain). aurbaneja@ivia.es)

Aplicación de la confusión sexual al control de la polilla del tomate Tuta absoluta Povolny (Lepidoptera: Gelichiidae)

Tuta absoluta en España
217
Marzo 2010
Vicente Navarro Llopis, Cristina Alfaro, Sandra Vacas y Jaime Primo (Centro de Ecología Química Agrícola, Instituto Agroforestal de Mediterráneo. Universidad Politécnica de Valencia. Valencia)

PHYTOMA-España edita desde 1988 la revista profesional especializada en la Sanidad de los Cultivos, con contenidos de Transferencia Tecnológica y divulgación científica sobre la Sanidad Vegetal. Además PHYTOMA-España edita libros vinculados al sector agrario, sobre todo relacionados con la Sanidad de los Cultivos.

My week on Twitter 🎉: 9 Mentions, 24.5K Mention Reach, 80 Likes, 49 Retweets, 166K Retweet Reach. See yours with… https://t.co/vqOR7wnwMA
El Tribunal General de la UE valida las restricciones a los neonicotinoides https://t.co/O3tec1JWuK https://t.co/hHXZEUjSdC
⏳ Recuerda!! Próximo lunes 21 de mayo, ÚLTIMO DÍA de tarifa reducida para asistir al #EncuentroPhytomaCC 🌍🌀 Consult… https://t.co/cUHTmLAHTH
RT @redfaragon: El Centro de Sanidad y Certificación Vegetal del @GobAragon presenta sus #Balancesfitosanitarios2017 en la la revista @Phyt
Gracias a todos los que colaboráis y apoyáis el #EncuentroPhytomaCC Nos vemos pronto! https://t.co/VsuahbyVeFhttps://t.co/T5MQvFrnKW

Contacto

 info@phytoma.com
  +34 963 826 511
 San Jacinto 1-3, Valencia 46008
 ¡Ponte en contacto con nosotros!

Síguenos