­
pastilla concurso
pastilla relatos

Buscar en la Phytohemeroteca

Eleftherios C. Tjamos, Presidente de la Asociación Helénica de Fitiatría: “La agricultura moderna necesita la Fitiatría como una ciencia universitaria independiente que habilite para ejercer la nueva profesión de doctor”

CON NOMBRE PROPIO
285
ENERO 2017

Una medicina de las plantas ejercida por doctores, tal como ya existe la medicina veterinaria y, por supuesto, la medicina en humanos. Este es el cambio de visión que, desde hace años defiende el Dr. Eleftherios C. Tjamos, como Profesor Emérito de Patología Vegetal en la Universidad Agrícola de Atenas y en su condición de presidente de la Sociedad Helénica de Fitiatría. Unos estudios universitarios diferenciados en Fitiatría, precisamente, serían la meta de este ambicioso y complejo proyecto internacional que, según sus promotores, produciría nuevos profesionales a la altura de los nuevos retos en plagas y enfermedades para los cultivos. En este mismo sentido, el pasado 24 de noviembre el Profesor C. Tjamos realizó una presentación en la Universitat Politècnica de València (UPV) bajo el título ‘International actions to introduce Phytiatry (Plant Medicine) in universities as a distinct science: A primary necessity for food security and modernization of global agriculture’, en el marco del coloquio de la Asociación Española de Sanidad Vegetal (AESaVe). Una oportunidad que en PHYTOMA-España hemos aprovechado para conocer más y en primera persona sobre el modelo de Fitiatría o medicina de las plantas que defiende el Profesor C. Tjamos.

Por el campo... La yesca de la vid

OPINIÓN
285
ENERO 2017
José del Moral de la Vega

Hasta mediados del pasado siglo, los maestros de escuela tenían una asignatura de Agricultura y en las escuelas del mundo rural se explicaban las razones científicas de algunos de los fenómenos que rutinariamente se producían en ese ambiente. Quizá por ello, yo que fui a la escuela primaria en los años cincuenta, recuerdo haber aprendido que había plantas que tenían en sus raíces unos microorganismos capaces de fabricar alimentos “del aire”, con los cuales ellas se desarrollaban. Aquello parecía complicado, pero lo que a mí me gustaba del fenómeno era que unos “bichitos” pequeños, tan insignificantes que para verlos necesitábamos un microscopio, fabricaran alimentos y se los “regalaran” a unas plantas que, a cambio, les dejaban vivir en sus raíces. Mucho después, en la universidad, conocí ese fenómeno biológico, en el cual no había “generosidad” de unos seres frente a otros, sino balances energéticos cuya finalidad era la evolución de las especies, resultado de la competencia más que de la colaboración. El pasado julio, la revista Science publicaba un trabajo realizado por el equipo de Andrew H. Moeller en el cual se afirma que en el cuerpo humano hay más de 400 especies de bacterias que no lo utilizan como simple soporte de su desarrollo, demostrándose que ambos se han influido mutuamente, han coevolucionado desde la noche de los tiempos. Afirma Popper que la ciencia es falsable, y es evidente que los descubrimientos de Darwin están siendo matizados por trabajos como los de Moeller y su equipo, mediante los cuales se puede dudar de que el progreso de las especies sea más consecuencia de la lucha que de la colaboración. En Badajoz, los últimos días de marzo del año 1977 fueron extraordinariamente fríos, produciéndose sucesivas heladas de hasta -4ºC. En esas fechas las vides ya estaban brotadas y el frío provocó la muerte de todos los órganos que habían comenzado a vegetar. Aquellas heladas obligaron a eliminar los brotes muertos y, aunque las cepas volvieron a brotar por las yemas ciegas, se rompió su estructura y ese año no hubo cosecha; pero lo que nadie esperaba era que al año siguiente una gran cantidad de cepas mostraran una grave y desconocida enfermedad. Los brotes jóvenes, con 8-10 cm, tenían las hojas reducidas, de color ceniciento, carentes de vigor, y una o dos semanas después morían. En cortes realizados en la cabeza y tronco de las vides con dichos síntomas aparecía un oscurecimiento de la madera que descendía 20-30 cm hacia la base. Muestras de esa madera fueron colocadas en el evolucionario y, en la primavera siguiente, aparecieron en ellas peritecas correspondientes al ascomiceto Eutypa armeniaca, agente patógeno de una enfermedad cuyos síntomas son los que habíamos observado en las vides enfermas.

Entra en vigor el nuevo Reglamento Europeo para evitar la introducción de plagas y enfermedades vegetales exóticas

INFORMACIÓN GENERAL
285
ENERO 2017

El pasado 13 de diciembre entró en vigor el nuevo Reglamento Europeo para la importación segura de materias vegetales, en el que se establecen nuevos requisitos para prevenir la entrada y propagación de las plagas y enfermedades. La norma, cuyas líneas maestras ya avanzó PHYTOMA en su número de noviembre, implica una profunda revisión de la legislación vigente desde 1977. El Reglamento implanta un marco más sólido, transparente y sostenible para la protección fitosanitaria en el territorio de la UE, centrado en la prevención y en atajar la propagación, asignando más recursos en la fase temprana de una epidemia. La normativa introduce el concepto de “plagas prioritarias” y establece la obligatoriedad del certificado fitosanitario para las especies vegetales, un formato común de pasaportes vegetales y la posibilidad de restricciones totales de importación sobre ciertas especies por motivos científicos. Con todo, la aplicación de la norma se retrasará hasta finales de 2019, a la espera de las alegaciones de los estados, administraciones y empresas.

La nueva regulación tiene lugar tras un diagnóstico negativo de las anteriores normas sobre fitosanidad de la UE, en el que se constató, según el análisis del Consejo de Europa, “la incapacidad para hacer frente a un creciente flujo de nuevas plagas y enfermedades vegetales, que se debe en gran medida a la globalización del comercio”. El informe advertía que muchas de estas plagas y enfermedades sobreviven ahora mucho más fácilmente en Europa como resultado del cambio climático y dictaminó la necesidad de nuevas normas uniformes para todos los Estados miembros de la UE. Como respuesta se propone ahora esta norma, que introduce directrices y protocolos más exigentes y uniformes. Según fuentes de la Comisión Europa (CE) “los países ya no podrán actuar unilateralmente con medidas de contención, saltarse la fase de erradicación y limitarse a tomar medidas para restringir la presencia de las plagas en una zona determinada”. Más en detalle, el nuevo Reglamento introduce el concepto de ‘plagas prioritarias’, entendidas como aquellas tienen repercusiones graves para el territorio de la UE y en el que las nuevas obligaciones serán particularmente severas para todos los actores implicados: autoridades de los Estados miembros, operadores profesionales e incluso los particulares. La lista de plagas, sin embargo, se redactará en los próximos dos años y no se espera hasta finales de 2019.

POnTE: Descubren resistencia contra la Xylella fastidiosa en olivos de la variedad ‘Leccino’

INFORMACIÓN GENERAL
285
ENERO 2017

El pasado 14 de diciembre una reunión informativa del proyecto POnTE (Pest Organisms Threatening Europe) en Madrid permitió conocer resultados preliminares de esta iniciativa europea, en la que 25 entidades de 10 países de la UE buscan soluciones contra agentes patógenos emergentes, como la Xylella fastidiosa. El coordinador del proyecto, Donato Boscia, del Consejo Nacional de Investigación (CNR) italiano, avanzó que las pruebas llevadas a cabo hasta la fecha indican que la variedad de olivo ‘Leccino’ podría ser resistente a la enfermedad.

Según estas investigaciones, aunque los olivos ‘Leccino’ se infectan no presentan síntomas y la multiplicación del patógeno en su interior parece más baja, lo que abre una ventana de esperanza en el control de la bacteria. No obstante, la subespecie de Xylella fastidiosa detectada en Italia es en general muy virulenta con el olivo, aunque a priori no fuera este el hospedante esperado según la bibliografía del patógeno. Boscia advirtió de la rapidez con la que el ‘Síndrome del decaimiento rápido del olivo’ (CoDiRO) se ha extendido en la región de Apulia (sur de Italia) desde la primera detección de la bacteria en octubre 2013. Por su parte, Blanca Landa, del Instituto de Agricultura Sostenible-CSIC, explicó que la enfermedad aún no está controlada en Italia y Francia, y su introducción en nuevos lugares puede presentar una evolución impredecible puesto que la bacteria podría adaptarse con vectores alternativos a los conocidos o volverse más virulenta mediante eventos de recombinación genética. Una posibilidad que, insistió, hay que atajar en España, cuyos inviernos suaves son propicios para el crecimiento de la bacteria, máxime desde la reciente detección del patógeno en Mallorca. Alberto Fereres, del Instituto de Ciencias Agrarias del CSIC de Madrid, explicó que los muestreos del primer año de trabajo han localizado poblaciones de Philaenus spumarius, la única especie de vector transmisor confirmada en Europa, en olivares puntuales de Madrid, Sevilla, Córdoba y Jaén; ahora bien todos ellos en regiones con humedad ambiental alta y sometidas durante muchos años a no laboreo, con cubierta vegetal prolongada. Fereres avanzó la posibilidad -todavía no demostrada- de que las cigarras, abundantes en los olivares, también pudieran ser vectores transmisores al alimentarse de xilema (donde vive la bacteria). Para el investigador, el control de las ninfas, que no son infectivas, podría ser la mejor diana para frenar la enfermedad en zonas infectadas.

I Master Class Olivo Tradecorp (Córdoba). Blanca Landa: “Hay que temer a la Xylella fastidiosa en olivo. Todavía no hay posibilidad de control ni de predicciones”

INFORMACIÓN GENERAL
285
ENERO 2017

Sin alarmismos pero con claridad y contundencia. La rotundidad con la que puede expresarse la máxima autoridad en España en Xylella fastidiosa en cultivos leñosos. Así fue la advertencia que Blanca Landa realizó el pasado 1 de diciembre, en la ‘I Master Class Olivo Tradecorp’; una prevención sobre los riesgos de la bacteria para el olivar español en caso de contagio tras constatar sus demoledores efectos en el sur de Italia desde su detección en 2013. Landa fue una de las ponentes de la primera edición de esta jornada, que reunió a algunos de los máximos expertos en Sanidad Vegetal, riego y mejora vegetal del olivar en las instalaciones del Instituto de Formacion Agraria y Pesquera de Andalucía (IFAPA), en Alameda del Obispo (Córdoba). Junto con Landa, participaron Javier López (Universidad de Córdoba-UCO), Manuel Ruíz (Junta de Andalucía), Javier Hidalgo (IFAPA), Luís Rallo (UCO) y Diego Barranco (UCO). El encuentro es fruto de la colaboración de Tradecorp y el IAS-CSIC (Instituto de Agricultura Sostenible del Consejo Superior de Investigaciones Científicas) para la investigación de las enfermedades causadas por Xylella fastidiosa en el cultivo del olivar.

Tras realizar un repaso histórico del conocimiento actual sobre la bacteria y sus efectos, Blanca Landa (IAS-CSIC) quiso poner en contexto las últimas detecciones de Xylella fastidiosa en Europa. Así, recordó que mientras la subespecie identificada en Mallorca en octubre (sub. fastidiosa) no presenta riesgo directo para el olivar -pues afecta principalmente a vid, cerezo y almendro- por el contrario sí resulta preocupante la detectada en Italia (sub. pauca). La investigadora criticó la pasividad inicial de las autoridades italianas y las medidas de contingencia aplicadas en el país, donde hay miles de hectáreas afectadas por el Síndrome de Decaimiento Rápido del Olivo pero se han arrancado poco más de 300 árboles y persiste el riesgo que la bacteria supere la franja de contención. Además, destacó que el genotipo de la especie de Italia hace suponer que ha sido introducida desde una planta de origen americano y alertó de la posibilidad de que el intercambio de especies vegetales sin control en frontera, como en el caso de particulares y viajes turísticos, pueda estar detrás de la introducción de la bacteria en Europa. El pasado mes de septiembre, España ya confiscó en el aeropuerto de Barajas una planta ornamental proveniente de México que dio positivo por X. fastidiosa. Landa advirtió de ciertas particularidades de la bacteria fastidiosa que complican su control: los olivos afectados presentan síntomas inespecíficos; el ciclo de patogénesis es muy corto, pues los vectores pueden contaminar el xilema de la planta una hora después de haber sido infectados; y el registro de plantas huésped potenciales no para de crecer; plantas de las que no se tenía conocimiento, que a menudo no presentan síntomas, pero pueden favorecen la extensión de la bacteria a través de los vectores. Asimismo, apuntó la dificultad de trabajar con este patógeno -de ahí el nombre de fastidiosa-, dado que las plantas inoculadas in vitro con el mismo tardan más de un año en desarrollar los síntomas, como también por el hecho que la bacteria es proclive a mecanismos de recombinación genética que complican su diagnóstico.

Encuentro Internacional PHYTOMA-España: ‘Perspectivas de la Citricultura ante los nuevos retos y amenazas fitosanitarias’: La comunidad científica pide mejores controles y más investigación para minimizar el riesgo de HLB y Xylella fastidiosa en España

INFORMACIÓN GENERAL
285
ENERO 2017

Pocas veces se ha producido tamaña concentración de expertos del más alto nivel en citricultura. Y paradójicamente, al mismo tiempo y entre tantas voces, tal unanimidad en la valoración sobre la amenaza de entes patógenos emergentes. La preocupación ante el riesgo potencial de introducción en España de enfermedades como el huanglongbing o la clorosis variegada de los cítricos (CVC) –que causa la Xylella fastidiosa– y la necesidad de tomar medidas preventivas y de control efectivas frente a estas amenazas, contagió buena parte de las 34 presentaciones y 4 mesas redondas que dieron forma al Encuentro Internacional PHYTOMA-España sobre ‘Perspectivas de la Citricultura ante los nuevos retos y amenazas fitosanitarias’. Los cerca de 450 asistentes que coincidieron el pasado 22 y 23 de noviembre en el Salón Paraninfo de la Universitat Politècnica de València (UPV) pudieron conocer las últimas investigaciones sobre estos patógenos, que ya han causado estragos en lugares como Argentina (CVC), Florida (HLB) o Brasil (CVC y HLB). Dos fueron los mensajes principales: la amenaza es real y la primera línea de combate está en mejorar los controles fitosanitarios en frontera sin descuidar la investigación.

El Encuentro fue inaugurado por D. Francisco Rodríguez Mulero, secretario autonómico de Agricultura y Desarrollo Rural de la Generalitat Valenciana, D. Alberto San Bautista Primo, director de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Agronómica y del Medio Rural de la UPV y D. Gonzalo Iranzo, Director G e n e r a l d e P H Y T O M A - España. A continuación, y tras unos minutos de recuerdohomenaje de Nuria Durán- Vila al recientemente fallecido Profesor Joseph Bové, arrancaban dos intensas jornadas de comunicación científica, en la que la presentación de innovaciones y resultados convivió con diversas alertas.

‘La Sanidad Vegetal en España a debate. Un Libro Blanco resume sus debilidades y fortalezas’: El Libro Blanco de la Sanidad Vegetal apuesta por mejores controles fitosanitarios y estudios universitarios especializados

INFORMACIÓN GENERAL
285
ENERO 2017

La Asociación Española de Sanidad Vegetal (AESaVe) presentó en Valencia el pasado 24 de noviembre un avance del Libro Blanco de la Sanidad Vegetal, un documento en el que los principales expertos del sector analizan los desafíos, debilidades y fortalezas de la profesión en España. Cuatro bloques temáticos y una veintena de epígrafes comprimen en este volumen la radiografía más profunda llevada a cabo en España sobre el sector de la Sanidad Vegetal. El Libro Blanco de la Sanidad Vegetal es un proyecto desarrollado por la AESaVe para propiciar una reflexión profunda, colectiva y realista sobre el presente y futuro del sector en España, a través de un análisis crítico de la estructura actual del sistema español de la Sanidad Vegetal, de las problemáticas actuales y las potenciales amenazas. El documento también repasa las necesidades derivadas del nuevo marco legislativo de la Sanidad Vegetal en la Unión Europea y en España y las debilidades y fortalezas en el sistema español de la Sanidad Vegetal. En su redacción han participado una veintena de especialistas de universidades españolas, organismos públicos de investigación, entidades de las administraciones públicas y actores del sector privado relacionados con la Sanidad Vegetal.

La presentación tuvo lugar durante el coloquio ‘La Sanidad Vegetal en España a debate’ el pasado día 24 de noviembre en el Paraninfo del edificio de Rectorado de la Universitat Politècnica de València y su inauguración fue presidida por Alberto San Bautista Primo, Director de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Agronómica de la UPV. Rafael M. Jiménez Díaz, Catedrático Emérito de Patología Vegetal en el Departamento de Agronomía de la ETSIAM de la Universidad de Córdoba y presidente de AESaVe fue el encargado de introducir y conducir el encuentro, que contó con la participación de algunos de los principales expertos del sector como, Josep Armengol (UPV), Rafael M. Jiménez Díaz (Universidad de Córdoba), Mª Milagros López (IVIA), Ramón Albajes (UdL), José Luis Alonso-Prado (INIA) o Fernando Rubio Navarro (UPM). El Profesor Jiménez Díaz inició el coloquio con una ponencia sobre unos de los aspectos destacados de Libro Blanco: los ‘Retos para la Sanidad Vegetal en España: enfermedades, plagas y malas hierbas en sectores productivos estratégicos’. Durante su análisis manifestó su preocupación por la existencia de numerosos problemas fitosanitarios importantes, endémicos y exóticos, que inciden gravemente sobre la estabilidad y productividad de sectores clave para el agro español. Jiménez Díaz destacó la “gran complejidad de estos problemas”, derivados de la diversidad y multiplicidad de los agentes causales implicados en ellos, su intrincada biología y ecología, y la influencia que los cambios en los sistemas de producción agrícola.

Inmunidad basal y defensa antiviral en plantas

PREMIO SEF-PHYTOMA
285
ENERO 2017
I. Guzmán-Benito, L. Diezma, L. Donaire, V. Ruíz-Ferrer, C. Llave y A.T. Wierzbicki

Las enfermedades de las plantas causadas por organismos fitopatógenos representan un problema global que afecta a la producción y seguridad alimentaria en todo el planeta. Su prevención y tratamiento pasa indefectiblemente por el conocimiento de los mecanismos moleculares involucrados en la interacción entre la planta y el patógeno. Nuestro trabajo investiga la relación entre la inmunidad basal y la defensa antiviral a través de la caracterización de los mecanismos implicados y su papel en la susceptibilidad de la planta a la infección. Este estudio fue galardonado con el XIV Premio SEF-PHYTOMA a la mejor Comunicación Oral en el XVIII Congreso de la Sociedad Española de Fitopatología (SEF), que tuvo lugar en Palencia del 20 al 23 de septiembre.

El potencial patogénico de los virus, y en general de cualquier agente infeccioso, depende en gran medida de su capacidad para evadir y/o suprimir la compleja y sofisticada red de estrategias defensivas que conforman el sistema inmune de la planta y cuyo fin es detener la infección antes de que el patógeno colonice al huésped. La primera línea defensiva de las plantas se moviliza cuando la célula vegetal percibe ciertas estructuras y/o compuestos, generalmente de origen microbiano, conocidos como patrones moleculares asociados al patógeno/ microbio (PAMPs/MAMPs, del inglés pathogen/ microbial-associated molecular patterns). Estos patrones son reconocidos por complejos proteicos de la membrana celular llamados receptores de reconocimiento de patrones: PRR, del inglés pathogen recognition receptors (Tena y col., 2011; Zvereva y Pooggin, 2012). La unión de estos ligandos al receptor PRR dispara una cascada de señalización que resulta en cambios en el patrón de expresión de los genes de la planta. Estos cambios persiguen activar respuestas defensivas tales como la síntesis de proteínas y compuestos de defensa, la aclimatación metabólica, la alcalinización del citoplasma, la producción de hormonas de defensa, etc. (Tena y col., 2011). Sobre esta serie de acontecimientos se vertebra la inmunidad basal de las plantas, también conocida como inmunidad desencadenada por PAMP: PTI, del inglés PAMP-triggered immunity.

Influencia de factores de sitio en la distribución de endófitos potencialmente beneficiosos vs. perjudiciales en ramillos de pino albar (Pinus sylvestris) del norte de España

PREMIO SEF
285
ENERO 2017
A.V. Sanz-Ros, M.M. Müller, R. San Martín y J. J. Díez

Este trabajo trata de desvelar el papel ecológico de hongos endófitos aislados de ramillos de pino albar, y con ello las posibles aplicaciones que pueden tener estos microorganismos. La comunicación forma parte de la tesis doctoral de Antonio Vicente Sanz Ros y fue realizada en el iuFOR (Instituto Universitario de Investigación en Gestión Forestal Sostenible UVa-INIA), contando con la colaboración del Instituto Finlandés de Recursos Naturales (LUKE). A finales de septiembre se presentó en forma de panel informativo durante el XVIII Congreso de la Sociedad Española de Fitopatología (SEF), en Palencia, donde obtuvo el ‘Premio a la a la mejor comunicación en Panel’ de la SEF.

Los tejidos internos de las plantas (de todas las estudiadas hasta ahora) están habitados por microorganismos endófitos, que los colonizan de modo asintomático, al menos durante parte de su vida (Carroll, 1988). Este grupo de microorganismos está compuesto principalmente por hongos y bacterias. La función ecológica de algunos de estos endófitos ha sido desvelada, sobre todo en herbáceas (Sherameti y col., 2008; Tintjer and Rudgers, 2006), sin embargo en sistemas forestales aún se desconoce la función ejercida por la mayoría de estos microorganismos (Rodríguez y col., 2009). El estudio de estos endófitos ha llevado al desarrollo de aplicaciones en diversos campos de la ciencia, como son la patología vegetal (Martínez-Álvarez y col., 2016; Romeralo y col., 2015), la restauración ecológica (Kuiper y col., 2004), la agricultura (Hamayun y col., 2010) o la medicina (Christina y col., 2013). En este estudio se pretende I) evaluar la influencia de diversos factores de sitio en la distribución de hongos endófitos de ramillos de pino silvestre; II) identificar significación ecológica en las especies de endófitos, y III) identificar los factores que determinan la abundancia de hongos potencialmente beneficiosos o perjudiciales, así como las interacciones entre ellos.

Vectores potenciales de Xylella fastidiosa en olivares de la península ibérica: prospección, riesgos y estrategias preventivas de control (POnTE)

OLIVO
285
ENERO 2017
Marina Morente, Aránzazu Moreno, Alberto Fereres

Xylella fastidiosa es una bacteria que causa enfermedades graves en diferentes cultivos leñosos del continente americano. Su reciente introducción en Europa, destacando los graves daños que está produciendo en los olivares del sur de Italia, junto con su carácter generalista, supone una gran amenaza para la agricultura europea. Recientemente ha sido detectada en las Islas Baleares y en el sur de Francia posicionando a la península ibérica en un lugar de alto riesgo. El patógeno es transmitido por cigarrillas (Hemiptera: Cicadomorpha) capaces de alimentarse del xilema. Por ello, el estudio de la ecología de sus potenciales vectores se hace indispensable para conocer el riesgo de dispersión del patógeno y proponer posibles estrategias preventivas de control. Nuestras investigaciones están dirigidas a la prospección, ciclo biológico y comportamiento de insectos vectores de X. fastidiosa en olivares de la península ibérica. Todo ello forma parte del proyecto europeo PONTE (http://www.ponteproject.eu/) en el que participan mas de 120 investigadores de 25 organismos y empresas de la Unión Europea. Los resultados preliminares indican que la especie Philaenus spumarius, descrita como el principal vector de X. fastidiosa en olivos de Italia, está presente en algunas de las regiones muestreadas, aunque en densidades muy bajas y limitada a olivares bajo no laboreo con cubiertas vegetales o con vegetación espontánea durante una gran parte del año. La situación en cuanto a vectores potenciales de la enfermedad en la península ibérica parece ser bien diferente a la del sur de Italia. Sin embargo, se requiere un estudio detallado de otros posibles vectores como las cigarras, mucho más abundantes y cuyo papel en la posible dispersión de la enfermedad está aún por determinar.

INTRODUCCION

Xylella fastidiosa es una bacteria que ataca a un gran número de cultivos, entre ellos almendro, melocotón, cítricos, vid y árboles forestales provocando enfermedades que pueden dar lugar a grandes pérdidas económicas (Redak y col., 2004). Es un patógeno ampliamente conocido en el continente americano desde hace más de 100 años donde causa enfermedades de gran importancia en numerosos cultivos, siendo las más destacadas la enfermedad de Pierce (PD) en viñedo y la clorosis variegada de cítricos (CVC), la primera ampliamente extendida en los Estados Unidos y la segunda en Suramérica (Hopkins & Purcell, 2002). En cambio, en el resto del mundo sólo ha sido detectada en viñedos y perales de Taiwan (Leu & Su, 1993; Su y col., 2013) y, más recientemente, en cuatro zonas del continente europeo: Italia, Córcega, sur de Francia y en las Islas Baleares. La bacteria es adquirida por insectos que se alimentan de la savia conducida por los vasos del xilema de la planta infectada. Posteriormente se instala en la cutícula del aparato bucal, concretamente en el precibario, y puede ser transmitida a otras plantas susceptibles comenzando de nuevo el ciclo. De este modo, los adultos son infectivos toda la vida mientras que las ninfas pierden la bacteria cuando mudan. En los vasos xilemáticos forma biofilms que terminan ocluyendo las células, restringiendo el paso del agua en la planta y dando lugar a los síntomas de la enfermedad propios de la respuesta fisiológica de la planta al estrés hídrico (Hill & Purcell, 1995). Su baja especificidad respecto al vector y la amplia distribución de estos a nivel mundial (zonas templadas y tropicales) aumentan considerablemente las posibilidades de aparición de nuevas enfermedades emergentes en diferentes zonas del planeta.

Ensayo de eficacia de productos para el control de amarilleos en zanahoria

ZANAHORIA
285
ENERO 2017
S. Perera González, J. Molina Hernández y F. Siverio de la Rosa

En Tenerife, Bactericera trigonica es la plaga más importante del cultivo de la zanahoria debido a que puede transmitir Candidatus Liberibacter solanacearum y fitoplasmas, que causan la enfermedad llamada amarilleos y enrojecimientos de la zanahoria. En 2012 se tuvo la primera referencia de la bacteria Ca. L. solanacearum asociada a zanahorias y a B. trigonica en las Islas Canarias donde produce pérdidas importantes en el cultivo. No hay productos que permitan el tratamiento directo de Ca. L. solanacearum, por lo que su control se lleva a cabo actuando sobre el vector mediante insecticidas químicos, aunque no existan estudios que lo respalden. Este trabajo evalúa la eficacia de diversos productos en el control de amarilleos en zanahoria transmitidos por la psila de la zanahoria (B. trigonica). Se probaron: clorpirifos, deltametrina, azadiractina, pirimicarb, piretrinas, caolín y extracto de ajo. El diseño del ensayo fue en bloques al azar con 8 tratamientos y 4 repeticiones, utilizando como unidad experimental una bandeja mulitpots en la que se desarrollaron 16 plantas. El ensayo se situó en una parcela próxima a cultivos de zanahorias afectados por amarilleos típicos de Ca. L. solanacearum. Las aplicaciones de los productos se realizaron cada diez días y se efectuaron un total de ocho. Al final del ensayo se registró el peso de las zanahorias y se observó la presencia/ausencia de síntomas. El tratamiento con caolín permitió el mejor desarrollo de las zanahorias que presentaron un peso promedio superior al del resto de los tratamientos y 2,3 veces el del control. También fue el más eficaz en la reducción de síntomas, destacando la reducción en los amarilleos de un 76,1%, las multibrotaciones de un 60% y los acucharados de un 37% respecto al control. Los tratamientos con clorpirifos, azadiractina, pirimicarb, piretrinas, extracto de ajo, y deltametrina no mostraron diferencias significativas respecto al control para ninguno de los síntomas estudiados.

El cultivo de la zanahoria (Daucus carota L.) ocupa una superficie total de 262,6 ha en las Islas Canarias con una producción total de 8.488 t, que supone un valor anual de 6.588 € (Servicio de Estadística, Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Medio Ambiente del Gobierno de Canarias, 2011). En 1999 se citan en Canarias campos comerciales de zanahorias afectados por amarilleos y enrojecimientos foliares, proliferación de hojas y raicillas, afilamiento de raíces, reducción del tamaño y envejecimiento prematuro. Estos síntomas se asociaron por primera vez a fitoplasmas transmitidos por el vector Bactericera trigonica (Font y col., 1999). Más tarde, se observó que Trioza apicalis, una de las plagas más importantes de la zanahoria en Europa, servía como vector de la bacteria Candidatus Liberibacter solanacearum, y producía síntomas parecidos en Finlandia (Munyaneza y col., 2010). Ésta fue la primera referencia de Trioza apicalis como vector de esta bacteria que solo había sido detectada anteriormente en solanáceas, transmitida por el psílido Bactericera cockerelli. En Villena (Alicante) se realizaron estudios para determinar la causa de amarilleos y deformaciones en apio y zanahorias en los que se encontraron mayoritariamente psílidos del género Bactericera sp. (Villaescusa y col., 2011). Los potenciales vectores de este patógeno portadores de la bacteria y citados en España son B. trigonica, B. tremblayi y B. nigricornis. Bactericera trigonica representa el 99% de los psílidos capturados en este cultivo en Canarias, y 75% y 38% en 2011 y 2012 en Villena, respectivamente (Teresani y col., 2015). En las Islas Canarias (Tenerife) Bactericera trigonica es una de las plagas más importantes que afecta al cultivo de zanahorias. Este insecto produce daños de dos tipos: directo e indirecto. El daño directo lo ocasionan las ninfas y los adultos al alimentarse de la savia. El daño indirecto, como se mencionó anteriormente, está causado por bacterias del género Ca. Liberibacter o por fitoplasmas introducidos en el floema por el insecto durante su alimentación. Desde 2012 se tiene la primera referencia de Ca. L. solanacearum en zanahorias afectadas por psílidos de Tenerife y de este patógeno asociado a B. trigonica (Alfaro-Fernández y col., 2012; Teresani y col., 2015).

Retos para la Sanidad Vegetal en España: enfermedades, plagas y malas hierbas en sectores productivos estratégicos

AESAVE: LIBRO BLANCO DE LA SANIDAD VEGETAL
285
ENERO 2017
R. M. Jiménez Díaz, P. Castillo Castillo, F. García-Arenal Rodríguez, F. García Marí, E. Montesinos Seguí y J. Recasens Guinjuan

Las enfermedades, insectos y ácaros fitófagos, y malas hierbas inciden negativamente sobre la producción agrícola y forestal, originando conjunta y globalmente pérdidas del 32,9% al 42,0% de la cosecha media anual alcanzable en ocho cultivos relevantes para la alimentación y la industria (algodón, arroz, café, cebada, maíz, patata, soja, y trigo) que eran objeto de acciones para su control (Oerke y col., 1994; Oerke y Dehne, 2004; Oerke, 2006), y contribuyendo al 35% adicional de pérdidas que se originan durante el almacenamiento, transporte, procesado, comercialización y destrío del producto cosechado. Más recientemente se ha estimado que las pérdidas globales en las cosechas de arroz, maíz, patata, soja y trigo, ocasionadas en el año 2010 por solo cinco micosis vegetales (Necrosis de la panoja en arroz, Carbón del maíz, Mildiu de la patata, Roya de la soja y Roya negra del tallo del trigo), habrían bastado para alimentar al 8,5% de los 7.000 millones de personas que comprendían la población mundial en el año 2011 (Fisher y col., 2012). A dichos efectos negativos se suman la incidencia de las enfermedades sobre la salubridad de los productos cosechados contaminados por micotoxinas producidas por hongos patogénicos y no patogénicos en pre y post-cosecha (Nelson y col., 1993), y el recientemente demostrado papel de productos hortícolas de consumo en fresco como vectores de algunas bacterias y virus patógenos humanos (Barak y Schroeder, 2012). Evitar o limitar dichos efectos negativos constituye la razón de ser de las disciplinas científicas nucleares de la Sanidad Vegetal (i.e., Entomología Agrícola, Malherbología, Patología Vegetal); y desarrollar conocimientos, así como estrategias, medidas y medios de control para mejorar la eficiencia en alcanzar tal objetivo continúa siendo un reto para ellas.

A este reto se une la demanda social y legislativa de que dicho control se alcance mediante estrategias de Gestión Integrada (GI) (Directiva 2009/128/CE/ del Parlamento Europeo y del Consejo, traspuesta a la legislación española por el Real Decreto 1311/2012, de 14 de septiembre y el Plan de Acción Nacional por la Orden AAA/2809/2012, de 13 de diciembre) que, salvo contadas excepciones, debe ser reconocida de complejidad superior a la que suele ser percibida y necesitada de investigación, desarrollo y transferencia para su práctica eficiente (Zadoks, 2001; Pinstrup-Andersen, 2001).

Agentes exóticos que representan amenazas potenciales para sectores productivos y masas forestales, estratégicos para la economía española

AESAVE: LIBRO BLANCO DE LA SANIDAD VEGETAL
285
ENERO 2017
M. M. López, E. Marco-Noales, M. Cambra, A. Vicent, X. Sorribas, P. del Estal y J. Recasens

El número creciente de enfermedades, plagas o malas hierbas introducidos tanto en España, como en otros países de la Unión Europea (UE) parece debido esencialmente a los escasos controles fitosanitarios del comercio internacional. Ello es especialmente grave en el caso de la UE, donde durante muchos años ha privado favorecer el libre comercio, frente a exigir garantías sanitarias del material vegetal. De esta forma, han llegado a España nuevos organismos procedentes de países en donde son endémicos, que encuentran en viveros y plantaciones españolas especies sensibles y condiciones favorables. Las enfermedades, plagas y malas hierbas son responsables de importantes pérdidas económicas a nivel mundial y por ello la UE, intentando evitar su introducción, incluye en la Directiva 2000/29/CE (Anónimo, 2000) los patógenos considerados como de cuarentena.

La legislación española ha recogido las medidas de protección frente a estos organismos que son considerados de alto riesgo, por lo que su presencia debe ser comunicada a la autoridad competente en Sanidad Vegetal de cada comunidad autónoma y esta es la que debe tomar, con la mayor rapidez, las medidas oportunas para evitar su diseminación.

El Libro Blanco de la Sanidad Vegetal, consciente de este problema, resume brevemente algunos de los numerosos organismos de cuarentena, que suponen peligros potenciales para cultivos estratégicos y masas forestales, incluyendo los sometidos a programas de erradicación en distintas CC.AA. y otros que no están presentes en España, pero cuya gravedad está aumentando en otros países, por lo que su introducción supone un grave riesgo para los cultivos a los que afectan.

Es necesario ser muy consciente de que ni el pasaporte de la UE ni los certificados fitosanitarios de países terceros, garantizan la sanidad del material vegetal, porque en la mayoría de los casos, se expenden solo en base a observaciones visuales que no pueden detectar las frecuentes infecciones latentes. En el caso concreto de los cítricos, la legislación de la UE prohíbe la importación de material vegetal de países extracomunitarios y solo está autorizada en España, a través de la Estación Nacional de Cuarentena de cítricos. Se indican a continuación, a modo de ejemplo, una selección de algunos virus, bacterias, hongos, nematodos, insectos y malas hierbas, la mayoría considerados organismos de cuarentena, que suponen graves amenazas para España y otros países de su entorno, en el momento actual.

Disponibilidad de sustancias activas y productos fitosanitarios

AESAVE: LIBRO BLANCO DE LA SANIDAD VEGETAL
285
ENERO 2017
J. L. Alonso Prados

La Directiva 91/414/CEE en la Unión Europea supuso un antes y un después en materia legislativa de comercialización de productos fitosanitarios y exigió que la Comisión iniciara, en colaboración con todos los Estados miembros (EEMM), un trabajo de evaluación, aplicando los principios uniformes, de todas las sustancias activas comercializadas antes de 1993 (sustancias existentes). Este artículo resume los cambios y efectos propiciados por la Directiva hasta la actualidad y sintetiza, a su vez, la presentación ‘Repercusiones de la disponibilidad de materias activas y de su regulación en el marco de la UE sobre el manejo de plagas enfermedades, plagas y malas hierbas en cultivos en España’, que tuvo lugar en el Coloquio AESaVe cebrado el pasado 24 de noviembre en Valencia.

De las 959 sustancias existentes en el mercado europeo antes de 1993 e incluidas en el programa de revisión comunitario, 315 fueron aprobadas (33%), 642 (67%) no lo fueron y dos de ellas no fueron consideradas productos fitosanitarios. De las sustancias no aprobadas, únicamente un 7% no lo fueron después de identificar riesgo para la salud humana, animal o el medio ambiente; el resto porque las empresas no las notificaron/defendieron o porque los expedientes se consideraron incompletos. Un 54% de las sustancias incluidas en la primera lista de revisión fueron aprobadas, un 23% de la segunda, un 30% de la tercera y un 35% de la cuarta. El 24 de noviembre de 2009 se publicó en el Diario Oficial de la Unión Europea, el Reglamento (CE) Nº 1107/2009 del Parlamento europeo y del Consejo, relativo a la comercialización de productos fitosanitarios y por el que se derogaron las Directivas 79/117/CEE y 91/414/CEE del Consejo. Este Reglamento, junto con la Directiva 2009/128/ CEE, sobre el marco de actuación comunitaria para conseguir un uso sostenible de los plaguicidas, y el Reglamento (CE) Nº 396/2005, sobre establecimiento de Límites Máximos de Residuos (LMRs) en alimentos y piensos de origen vegetal y animal, constituyen los tres pilares de la legislación comunitaria aplicable a la comercialización y uso de productos fitosanitarios.

La Profesión en la Medicina de los Vegetales mediante una titulación universitaria específica: ¿es posible un grado de Sanidad Vegetal en España?

COLOQUIO ASESAVE: LIBRO BLANCO DE LA SANIDAD VEGETAL
285
ENERO 2017
R. Albajes, J. Recasens y R. M. Jiménez-Díaz

La publicación en 2009 de la Directiva de Uso Sostenible de Productos Fitosanitarios (2009/128/EC) y algo más tarde su trasposición a la legislación española mediante el Real Decreto correspondiente (RD 1311/2012) planteó formalmente la necesidad de definir y cuantificar la formación en materia de ‘Medicina de los Vegetales’ o ‘Sanidad Vegetal’ en España. Efectivamente, el referido Real Decreto tuvo que especificar cuál era la formación requerida para que un técnico pudiera ser habilitado para actuar como asesor de la llamada Gestión Integrada de Plagas (GIP). Ante la escasa importancia dada a la formación exigible, una parte significativa de la profesión en este ámbito –en particular las tres sociedades científicas de Fitopatología, Entomología Aplicada y Malherbología– se movilizó tratando de aumentar esa exigencia mínima. Con esa motivación nació la Asociación Española de Sanidad Vegetal (AESaVe) que asume la formación en esa materia como uno de sus principales motivos de existir. Publicamos en este escrito un resumen del contenido del Libro Blanco la Sanidad Vegetal en la materia de formación de pronta aparición.

El referido Real Decreto de Uso Sostenible de Productos Fitosanitarios (BOE 15 de septiembre de 2012) obliga que cualquier titulado universitario surgido del EEES (Plan Bolonia en jerga coloquial) debe tener un mínimo de 40 créditos ECTS en materias de Producción Vegetal de los cuales solo 12 deben ser de Sanidad Vegetal como mínimo para ser habilitados como asesores de GIP. Las deficiencias del RD en el ámbito de la formación no se acaban ahí y resultan todavía más graves, si cabe, en el reconocimiento de formación suficiente en Sanidad Vegetal en los Ingenieros Agrónomos, Ingenieros de Montes, Ingenieros Técnicos Agrícolas e Ingenieros Técnicos Forestales anteriores a los planes de estudio del EEES para ser habilitados como asesores de GIP; incluso se incluyen en ese grupo de reconocimientos a determinadas titulaciones de Formación Profesional Superior. Con esa referencia de 12 créditos en materias de Sanidad Vegetal, examinemos en las líneas siguientes qué titulaciones universitarias españolas actuales tienen ese mínimo requerido en sus planes de estudio.

Félix Lorente, Director General de Arysta LifeScience Iberia: “El nuevo catálogo de Arysta para 2017 aumentará el peso de la compañía en España”

CON NOMBRE PROPIO
285
ENERO 2017

Félix Lorente es Director General de Arysta LifeScience Iberia desde el pasado 19 de septiembre de 2016; cargo que asumió en sustitución de Javier Coronado. Lorente proviene de BASF, en la que ejerció de director en diferentes países (Chile, Perú, Colombia, Ecuador, Venezuela y Portugal) y donde ocupó diferentes puestos de responsabilidad en España en las áreas de cultivos y ventas. Su nombramiento al frente de Arysta LifeScience Iberia en España y Portugal inaugura una nueva etapa en esta delegación regional de una de las 10 principales agroquímicas del mundo. Un gigante con más de 250 materias activas y 6.500 productos registrados en todo el mundo que quiere seguir creciendo en España. Félix Lorente asegura tener la clave para conseguirlo: más innovación y mayor proximidad al cliente.

Evaluación de Rendiber® para la concentración de producción, aumento de calibre y rendimiento en el cultivo de arándano

I+D EN LAS EMPRESAS
285
ENERO 2017
Magdalena Torres Vílchez

El arándano se ha convertido en la segunda berry a nivel mundial, en producción y consumo. Si en 1995 se producían unas 23.000 toneladas, esta cifra podría llegar hasta las 600.000 toneladas en el 2016. La previsión es que este volumen siga creciendo. Dicho cultivo, se ha disparado en la provincia de Huelva en los últimos años, dada la creciente demanda por parte de las cadenas de supermercados en Europa. Así pues, en 2005 habían censadas 200 hectáreas en Huelva, en 2012 se sumaron alrededor de 1.200 hectáreas y en la presente campaña 2015-2016, la superficie de arándanos ha sido de 1.953 hectáreas. Es evidente que el agricultor onubense y en concreto el sector de las berries, está apostando en firme por un cultivo que tiene unas expectativas extraordinarias. Los productores tratan de adelantar y mejorar sus producciones, para abastecer la creciente demanda y conseguir un mejor precio en el mercado, abaratando además los costos de producción. En el presente artículo se muestran los resultados obtenidos en una finca comercial de arándanos, localizada en Villanueva de los Castillejos, al aplicar dos productos de la empresa Grupo Agrotecnología.

Fitosanitarios elicitores como herramienta en la inducción de mecanismos de autodefensa en las plantas contra hongos patógenos

PANORAMA EMPRESARIAL
285
ENERO 2017

ADAMA expone la efectividad de su catálogo de productos con elicitores para el control de botritis, mildiu y oídio

Los elicitores son materias activas que activan los mecanismos de autodefensa de las plantas, con especial impacto en la respuesta contra enfermedades fúngicas. El pasado 27 de octubre, ADAMA explicó las últimas novedades sobre este tipo de materias y su empleo en diversos productos fitosanitarios exentos de LMR en una jornada informativa en el Parador de Lorca (Murcia). Más de 80 técnicos y distribuidores de Murcia, Andalucía y Comunidad Valenciana pudieron conocer de primera mano los últimos avances con elicitores de la empresa en gestión sin residuos para la lucha contra enfermedades fúngicas en cultivos como pimiento, pepino, lechuga, tomate, berenjena o uva de mesa.

Milagrosa Santos, Catedrática de la Universidad de Almería (UAL) fue la encarga de abordar la relación entre los distintos patógenos y las plantas e introducir a la audiencia, desde el punto de vista teórico, en el concepto de materia activa elicitora, esto es, cualquier molécula que consigue inducir el mecanismo de autodefensa de la planta. “Lo que se pretende es que, a través de productos que incluyen un elicitor, cualquier planta que no es resistente a enfermedades, lo sea”. “Por otro lado –explicó Santos- el agricultor debe entender que no es una materia activa explosiva sino que es un producto de carácter preventivo, por lo que el técnico o el agricultor deben aprender a manejarlos de un modo distinto al fitosanitario común”. La catedrática de la UAL destacó la importancia de este tipo de fitosanitarios, que están exentos de límite máximo de residuos (LMR), en un escenario en el que las políticas comunitarias y las grandes cadenas de distribución de alimentos priman su uso: “Hay que manejar las enfermedades de otra forma. Se pueden conjugar otras materias activas con elicitores para un buen manejo del cultivo... hay que empezar a gestionar de otra forma”, destacó.

PHYTOMA-España edita desde 1988 la revista profesional especializada en la Sanidad de los Cultivos, con contenidos de Transferencia Tecnológica y divulgación científica sobre la Sanidad Vegetal. Además PHYTOMA-España edita libros vinculados al sector agrario, sobre todo relacionados con la Sanidad de los Cultivos.

My week on Twitter 🎉: 12 Mentions, 29.3K Mention Reach, 61 Likes, 40 Retweets, 430K Retweet Reach. See yours with… https://t.co/1ZxYrxAMRm
RT @AB_Agricola: ¡Ya está disponible el diario de #Albacete Agrícola con toda la actualidad sobre #agricultura y #maquinaria! https://t.co/
RT @AB_Agricola: 🍇 Autorización excepcional de productos fitosanitarios formulados a base de 1,3 Dicloropropeno para desinfección de suelos…

Contacto

 info@phytoma.com
  +34 963 826 511
 San Jacinto 1-3, Valencia 46008
 ¡Ponte en contacto con nosotros!

Síguenos