Clorantraniliprol (Rynaxypyr®) fue presentado por DuPont Protección de Cultivos en las 31 Jornadas de Productos Fitosanitarios. En febrero de 2010 se obtuvo en España una autorización excepcional del primer insecticida formulado a base de Rynaxypyr®, Altacor® 35 WG, para el control de la polilla del tomate (Tuta absoluta) a la que han seguido los usos autorizados en junio de 2010, en diversos cultivos hortícolas (tomate, berenjena, pimiento, lechuga, escarola) y en uva de mesa.
Coragen® es un formulado a base de Rynaxypyr® (m.a.:clorantraniliprol) presentado como suspensión concentrada (SC) y conteniendo el 20% de ingrediente activo (200 g/l). Esta nueva materia activa pertenece a la familia química de las diamidas antranílicas y está orientada al control de lepidópteros en los cultivos de frutales de hueso y de pepita, viñedo de vinificación y tomate de industria. El dossier de Coragen® ha sido presentado a las autoridades regulatorias españolas, y se encuentra actualmente en fase de evaluación, a la espera de obtener el correspondiente registro. Coragen® tiene ya registro en vigor en el cultivo de frutales en numerosos países europeos, entre los que se encuentran Italia, Alemania, Grecia, Chipre, Austria, Bélgica, Rumanía y Hungría, y fuera de nuestras fronteras, está autorizado en Australia, Canadá, Puerto Rico, EEUU y en varios países sudamericanos. En todos ellos Coragen® ha confirmado su sólida y robusta eficacia, su perfil respetuoso con el medio ambiente y su perfecto alineamiento con los requisitos establecidos en los protocolos de control integrado de plagas (IPM), ofreciendo una óptima respuesta a las necesidades de los agricultores, técnicos de campo, prescriptores, productores y consumidores. Rynaxypyr® se ha convertido en poco tiempo en una útil y valiosa herramienta para ser integrada dentro de los programas de tratamientos destinados al control eficaz de lepidópteros de relevancia económica en diversos cultivos de interés.
Coragen® presenta un óptimo perfil para el control de Cydia pomonella en frutales de pepita y está destinado a convertirse en un nuevo estándar dentro de las estrategias habituales de tratamiento, lo que permitirá afrontar con más garantías el control de carpocapsa en las diferentes zonas productoras y, de esta manera, asegurar una óptima protección de las cosechas.

INTRODUCCIÓN


Cydia pomonella (L.) (carpocapsa, gusano o polilla de la manzana) es una plaga clave en el cultivo de frutales de pepita (manzano y peral) en España. Los daños sobre fruto y su consiguiente impacto en la cantidad y calidad de la cosecha y, consecuentemente, en la rentabilidad final de la explotación, pueden ser notables si la plaga no se controla adecuadamente. El número de insecticidas autorizados contra carpocapsa se ha ido reduciendo, y como consecuencia del proceso de re-registro comunitario, han ido desapareciendo varias materias activas que formaban parte de las programas habituales de tratamiento. Bajo este nuevo escenario se hace todavía más importante y necesario el poner en práctica una estrategia de lucha correcta, racional y sostenible contra esta plaga. Coragen® ha sido desarrollado por DuPont para dar respuesta a la necesidad creciente de utilización de productos que combinen un alto nivel de eficacia contra carpocapsa junto con un mínimo impacto en el ecosistema agrícola típico de las plantaciones de frutales, facilitando la obtención de una cosecha de calidad y sin trabas para su libre comercialización en cualquiera de los mercados objetivo.

 

Perfil toxicológico y ecotoxicológico

Coragen® presenta un bajo impacto sobre organismos no objetivo, como mamíferos, aves, peces, lombrices de tierra, microorganismos, algas y otras plantas, así como sobre artrópodos beneficiosos e insectos polinizadores.
Coragen® es un insecticida perfectamente compatible con los requisitos establecidos en la Directiva 91/414 CE, gracias al perfil toxicológico y ecotoxicológico de Rynaxypyr® (oral aguda DL50 (rata) > 5000 mg/kg; dermal aguda DL50 (rata) > 5000 mg/kg; oral aguda DL50 (abejas) > 104 ?g/abeja; parasitoides (Aphidius rhopalosiphi) RL50 >750 g/ha; ácaros depredadores (Typhlodromus pyri) RL50 >750 g/ha).
Una característica muy significativa de Coragen® es la toxicidad tan sumamente baja que posee para mamíferos. Su alto nivel de selectividad se debe a la diferencia estructural que existe entre los receptores de rianodina (RyRs) de los mamíferos, que no muestran respuesta a Rynaxypyr® incluso con concentraciones hasta 10,000 veces superior a las utilizadas para el control de las plagas objetivo. Este perfil favorable, unido a las bajas dosis de uso, le confieren un riesgo sumamente bajo tanto a nivel de exposición del aplicador como del consumidor, y permite el establecimiento de plazos de seguridad cortos así como una rápida reentrada en el cultivo tratado tras la aplicación.

Perfil medioambiental

La principal vía de degradación de Rynaxypyr® en el medio ambiente es química, dando lugar a productos inactivos sin capacidad de lixiviación. La tasa de degradación en el medio ambiente varía en función de las condiciones de suelo y agua. Rynaxypyr® es retenido por los coloides del suelo y posee una movilidad muy reducida. Gracias a su baja solubilidad en agua (1.0 mg/l @ 20ºC) y al hecho de ser una molécula no volátil (Pv= 6.3 x 10-12 Pa @ 20ºC), presenta un potencial muy bajo de lixiviación hacia aguas superficiales o freáticas.

Modo de acción bioquímico

Coragen® aporta un nuevo mecanismo de acción contra carpocapsa y el resto de lepidópteros sensibles que atacan a los frutales. Esta nueva diana química es distinta a la de cualquier otro insecticida comercializado en la actualidad. Clorantraniliprol, materia activa de Coragen®, está incluido en el grupo 28 de I.R.A.C. (moduladores de los receptores de rianodina). Coragen® no presenta resistencia cruzada con otros insecticidas y es una alternativa de utilidad para el control eficaz de poblaciones de carpocapsa que hayan desarrollado resistencia a algunas de las materias activas autorizadas. 

Coragen® actúa principalmente por ingestión, aunque lo hace también, de forma secundaria, por contacto a través de la absorción cuticular de la materia activa por parte de los insectos objetivo. Coragen® activa los receptores de rianodina (RyRs) en C. pomonella y en los demás lepidópteros. Estas estructuras ejercen un papel crítico en la función muscular, modulando la liberación de calcio desde las reservas internas hacia el citoplasma celular. La materia activa de Coragen® se fija a dichos receptores, provocando una liberación descontrolada de calcio y el consiguiente agotamiento de las reservas de las células musculares. Como consecuencia de ello, provoca una regulación anormal del músculo e impide la contracción muscular. Aunque en el caso específico de carpocapsa se aprovecha principalmente el excelente control ovicida y ovolarvicida de Coragen®, la sintomatología típica post-tratamiento sobre larvas neonatas y larvas en primeros estados de desarrollo incluye parálisis, rápida inhibición de la capacidad para alimentarse, letargo, regurgitación y descoordinación. La muerte de las orugas tiene lugar entre las 24-72 horas siguientes a la ingestión/absorción si bien, gracias a la rapidez y al potente y consistente efecto letal de los síntomas iniciales (cese de la alimentación), se evita o se minimiza de forma significativa cualquier posible daño de la plaga sobre el cultivo. (Figura 1).

 

Efecto de los factores externos en la actividad deCoragen®

La actividad de Coragen® no se ve influenciada por la temperatura, ofreciendo un excelente control de carpocapsa y de otros lepidópteros, con independencia de los valores térmicos registrados en las horas anteriores o siguientes al tratamiento. La capacidad que posee Coragen® de penetrar en los tejidos de las hojas pone a la materia activa al abrigo de la lluvia y le confiere una buena resistencia al lavado. Tras su deposición en las superficies vegetales tratadas, es muy estable al efecto de la luz UV y su tasa de degradación es mínima.
Coragen®, una vez que se encuentra en solución en el tanque de pulverización, es un producto dotado de muy buena estabilidad en un amplio rango de pH y de temperatura. Posee además una óptima compatibilidad en mezclas con otros productos de uso común en la protección de los frutales.

 

Perfil de Coragen® sobre la fauna auxiliar

Coragen®, a las dosis de uso en campo, es un insecticida respetuoso con los principales parasitoides, predadores y polinizadores (Tabla 1) y con otros organismos no objetivo, tales como lombrices de tierra y abejas. Coragen® no afecta negativamente a la dinámica de las poblaciones naturales bajo condiciones prácticas de campo.
Su excelente selectividad para la fauna útil, unido a su alta eficacia en el control de lepidópteros y a su favorable perfil medioambiental, confirman a Coragen® como una valiosa herramienta perfectamente compatible con las estrategias o programas de control integrado de carpocapsa y de otras orugas dañinas en frutales.

Perfil de Coragen® en el control de carpocapsa

Coragen® posee una serie de atributos biológicos que son directamente responsables de su alto nivel de eficacia sobre carpocapsa en frutales de pepita. La combinación de estas propiedades tiene como resultado una excelente protección de la cosecha, con un impacto directo en la cantidad y calidad de la misma.

1. Control duradero

Coragen® ofrece un efecto de choque (control inmediato) contra carpocapsa bajo diferentes condiciones de campo, que se ve complementado por su excelente persistencia de acción (control duradero). Ello de debe, por un lado, a la gran potencia insecticida intrínseca del producto contra lepidópteros, en combinación con el cese rápido de la alimentación a los pocos minutos de su ingesta, y con las características que le permiten asegurar una mayor duración del control eficaz en el tiempo (actividad penetrante, resistencia al lavado por lluvia y a la fotodegradación).

2. Triple actividad: ovicida, ovo-larvicida y larvicida

Coragen®, gracias a su potente control ovicida y ovo-larvicida, es muy eficaz sobre C. pomonella, especialmente en los estados iniciales de desarrollo. El excelente control ovicida impide la eclosión de los huevos por efecto directo del producto, obteniéndose los mejores resultados cuando el tratamiento se realiza en pre-ovoposición. 

Coragen® muestra también un sólido control ovo-larvicida. En este caso, la muerte de las larvas tiene lugar como consecuencia del efecto del producto sobre las formas neonatas de los huevos tratados que, o bien no pueden completar la eclosión, o bien mueren inmediatamente después de eclosionar, antes de que puedan ocasionar ningún tipo de daño sobre los frutos.


El control sobre larvas neonatas que hayan podido emerger de huevos no expuestos al tratamiento tiene lugar por contacto directo de aquéllas con los residuos secos de Rynaxypyr® presentes en hojas y frutos o bien por la ingestión de material vegetal tratado. Los resultados de la Tabla 2 confirman la potencia larvicida de Rynaxypyr®. En las condiciones de dicho bioensayo, demostró una actividad de hasta 100 veces mayor que la de los 2 estándares comparativos.
La combinación de esta triple actividad contribuye significativamente a la excelente protección que ofrece Coragen® frente a los ataques de carpocapsa, incluso bajo condiciones de fuerte presión de plaga.

Momento óptimo de tratamiento de Coragen®

El análisis de los numerosos ensayos realizados con Coragen® en las diferentes zonas de cultivo de pomáceas a nivel europeo demuestra que los mejores resultados de eficacia contra carpocapsa se obtienen cuando el producto se aplica en primera generación, ayudando a evitar o minimizar de forma significativa los daños posteriores de la plaga. No obstante, en función de la susceptibilidad de la especie de pomácea a los ataques de carpocapsa, presión de plaga, estrategias de tratamiento y de otros posibles factores, el perfil de Coragen® ofrece flexibilidad para poder intervenir de forma eficaz sobre otras generaciones. Los tratamientos efectuados desde el inicio de ovoposición hasta el estado de cabeza negra le permiten al fruticultor obtener un alto nivel eficacia, superior al de los insecticidas de referencia, gracias a la combinación de la actividad ovicida de Coragen® con su potente actividad ovo-larvicida.
En un ciclo normal de desarrollo de C. pomonella, y considerando un número máximo de 2 tratamientos por ciclo de cultivo, el momento óptimo para realizar el primer tratamiento tendría lugar a los 60 º día, en la fase de ovoposición, y el segundo tratamiento, entre 12-14 días después del primero.

Coragen® puede integrarse fácilmente dentro de las estrategias habituales de control de carpocapsa, tanto en el caso de lucha convencional como cuando se utilicen técnicas de confusión sexual.

La dosis de uso de Coragen® recomendada en frutales de pepita para el control de carpocapsa es de 20 cc/100 litros de caldo. Como para cualquier otro producto de aplicación foliar, deberá asegurarse un volumen de caldo que permita obtener una cobertura homogénea de la vegetación (hojas y frutos).

Actividad de Coragen® contra otros lepidópteros
en frutales

Además del excelente nivel de eficacia contra carpocapsa, Coragen® muestra un buen control sobre otras especies de lepidópteros típicas de los frutales de pepita y de hueso.
En el caso de los minadores de hojas (Leucoptera scitella, L. malifoliella, Phylonorychter blancardiella y P. coryfoliella) la mejor protección de las hojas se obtiene con tratamientos durante la fase de ovoposición, antes de que se observen las primeras minas. En la mayoría de los ensayos realizados, las estrategias de tratamientos de Coragen® dirigidas al control de carpocapsa obtuvieron un buen control adicional sobre minadores de hojas.
Coragen® ofrece una buena eficacia contra capuas y otros tortrícidos roedores de hojas y de la piel de los frutos (Argyrotaenia pulchellana, Pandemis cerasana, Pandemis heparana, Adoxophyes orana). El momento óptimo de tratamiento tendría lugar, como en el caso anterior, durante la fase de ovoposición.
En lo que respecta a los frutales de hueso, Coragen® controla de forma eficaz la polilla oriental del melocotonero (Cydia molesta) y la anarsia (Anarsia lineatella).
Ensayos de campo en melocotonero y nectarina con aplicaciones secuenciales de Coragen® a dosis de 20 cc/hl a intervalos de 10-12 días ofrecieron muy buena protección de frutos y brotes frente a C. molesta. Para el control de A. lineatella, dosis de 17 cc/hl proporcionaron una excelente protección de los frutos.

Coragen®: plazo de seguridad y límites máximos
de residuos

El plazo de seguridad que debe transcurrir en frutales de pepita entre el último tratamiento de Coragen® y la cosecha es 14 días.

Los límites máximos de residuos (L.M.R.) de Rynaxypyr® están armonizados en todos los países de la CEE (L.M.R en pomáceas = 0,5 mg/kg) y son reconocidos en numerosos países extra-comunitarios. Con ello se simplifica y se facilita la exportación de productos agrícolas que hayan sido tratados con Coragen®.
Coragen® no afecta a los procesos de transformación en pomáceas (zumos, conservas,..) y está dotado de una excelente selectividad para el cultivo. Gracias a las especiales características de su formulación, no provoca manchado en los frutos.

Estrategia anti-resistencia de Coragen®

Coragen® es un insecticida innovador que aporta un nuevo mecanismo de acción contra carpocaposa (grupo 28 (IRAC)). En los más de 4000 ensayos de desarrollo llevados a cabo a nivel mundial, y en los numerosas experiencias de laboratorio realizadas en 18 países no se han encontrado evidencias de resistencia cruzada entre Rynaxypyr® y las moléculas insecticidas existentes. Gracias a este favorable perfil, los tratamientos de Coragen® serán útiles para controlar eficazmente poblaciones de carpocapsa y de otros lepidópteros en frutales que hayan podido desarrollar resistencia a otros insecticidas. Con objeto de preservar la vida útil de Coragen® y de garantizar su alto nivel de eficacia a lo largo del tiempo, DuPont apoya firmemente las estrategias recomendadas por IRAC.
En el caso específico de Coragen® el número máximo de tratamientos contra carpocapsa en frutales de pepita será de 2 por ciclo de cultivo. Se recomienda la mezcla o alternancia con otras materias activas insecticidas que posean distinto mecanismo de acción y que sean eficaces en el control de la plaga. Deberán transcurrir al menos 60 días hasta una nueva aplicación con productos que tengan el mismo modo de acción (IRAC 28). Esta norma permite evitar la exposición generaciones consecutivas de la plaga a la materia activa.

Conclusiones

Coragen® es un novedoso insecticida de DuPont, a base de Rynaxypyr®, que ofrece un alto nivel de eficacia contra carpocapsa (C. pomonella), así como contra otros lepidópteros de relevancia económica que causan daños en frutales de pepita y de hueso.
Coragen® pertenece a la nueva familia química de las diamidas antranílicas y aporta un nuevo mecanismo de acción en el control de lepidópteros en frutales. A diferencia del resto de insecticidas, actúa interfiriendo con el normal funcionamiento de la actividad muscular de los insectos (moduladores de los receptores de rianodina). No presenta resistencia cruzada con los insecticidas existentes actualmente y es capaz de controlar poblaciones que hayan desarrollado resistencias a otras materias activas, lo que le convierte en una valiosa y útil herramienta para la prevención y gestión de resistencias.
Este innovador mecanismo de acción se ve complementado por su excelente selectividad con la fauna auxiliar. Coragen® es un insecticida sumamente respetuoso con parasitoides, predadores e insectos polinizadores, preservando el equilibrio y asegurando el normal funcionamiento de dichas poblaciones. Gracias a su baja toxicidad para mamíferos Coragen®, usado de acuerdo a las recomendaciones de la etiqueta, presenta un riesgo muy bajo para usuarios y consumidores.
Coragen® actúa sobre carpocapsa fundamentalmente por ingestión y también por contacto. La excelente eficacia que muestra Coragen® sobre carpocapsa se debe a la combinación de su potente actividad ovicida y ovo-larvicida, y es normalmente superior a la de los estándares de referencia. Coragen® ofrece un control duradero de la plaga gracias, por un lado, a su potencia insecticida intrínseca junto con el cese rápido de la alimentación a los pocos minutos de su ingesta, y con las características biológicas que le permiten alargar la duración del control eficaz en el tiempo (actividad penetrante, resistencia al lavado por lluvia y a la fotodegradación).
Coragen® se presenta en forma de suspensión concentrada con el 20% de ingrediente activo. La dosis de uso en el control de carpocapsa es de 20 cc/hl, con un máximo de 2 aplicaciones por ciclo de cultivo y un plazo de seguridad de 14 días. Además de carpocapsa, Coragen® es asimismo eficaz en el control de otras importantes especies de lepidópteros que atacan a los frutales de pepita y de hueso.
Coragen® es capaz de ofrecer una protección de alto nivel contra carpocapsa y otros lepidópteros, con dosis muy bajas de uso y con un impacto mínimo, gracias a su perfil de insecticida moderno e innovador, totalmente en línea con los requisitos actuales a nivel toxicológico, ecotoxicológico y medioambiental.
En una fruticultura cada vez más exigente, Coragen® permite una fácil integración con las estrategias de Control Integrado de Plagas (IPM), dando respuesta a las diferentes necesidades de la cadena de valor, desde el agricultor hasta el consumidor, ayudando a la obtención de cosechas de calidad, y facilitando su comercialización en los mercados objetivo.

BIBLIOGRAFÍA

CORDOVA D; BENNER EA; SACHER MD; RAUH JJ; SOPA JS; LAHM GP; SELBY TP; STEVENSON TM; FLEXNER L; GUTTERIDGE S; RHOADES DF; WU L; SMITH RM; TAO Y; 2006. Anthranilic diamides: A new class of insecticides with a novel mode of action, ryanodine receptor activation. Pesticide Biochemistry and Physiology, 84, 196-214.
Boletín Técnico de Rynaxypyr®. Material de comunicación Du Pont Ibérica S.L. 2009.
DuPont? Coragen®. The powerful new generation insecticide in pest control for top fruits, grapes and Potatoes. Technical Information.

 

 

 

 

Comprar Revista Phytoma 222 - OCTUBRE 2010