Históricamente su principal plaga es la mosca de la cereza, Rhagoletis cerasi, principalmente en el vallle de Etxauri. En 2011 se detecta por primera vez la presencia de adultos de D. suzukii en "MercaIruña", una central de abastos de fruta en Pamplona.