Caquis ?Rojo Brillante? se inocularon artificialmente con Alternaria alternata y 24 h después se expusieron durante 48 h a 20 o 35ºC y 90% HR a: aire (control), 95% CO2 o 30% O2 + 70 % CO2. La fruta tratada se incubó a 20ºC y 90% HR durante 10 días o bien se almacenó a 1ºC y 90% HR durante 82 días, y se determinó periódicamente el desarrollo de la mancha negra. También se evaluó el efecto de los tratamientos sobre la calidad en fruta no inoculada y frigoconservada. En general, estos choques gaseosos resultaron poco efectivos y persistentes, por lo cual no puede aconsejarse su implementación comercial para el control de la mancha negra causada por Alternaria.

El caqui (Diospyros kaki Thunb.) es un cultivo en expansión en España, siendo Valencia la mayor área productora y ?Rojo Brillante? el principal cultivo (Foto 1). Esto es debido a la aplicación actual de una tecnología poscosecha de desastringencia basada en la exposición de la fruta a una atmósfera controlada de 95% CO2 a 20ºC durante 24 h (Arnal y del Río, 2003). Este tratamiento elimina eficientemente la astringencia del fruto manteniendo un alto grado de firmeza, lo que permite comercializar el caqui con una apreciada textura crujiente y extender su comercialización a mercados cada vez más lejanos. Las podredumbres ocasionadas por hongos limitan la conservación prolongada del caqui y generan importantes pérdidas económicas. La mancha negra, causada por el patógeno Alternaria alternata (Fr.:Fr.) Keissler es la principal enfermedad de poscosecha del caqui en España (Palou y col., 2012). En la actualidad, en España no está autorizado el uso de fungicidas químicos de poscosecha para el control de patógenos, por lo que se están evaluando tratamientos antifúngicos alternativos. Atmósferas enriquecidas en CO2 han sido reportadas como efectivas para suprimir el desarrollo de patógenos fúngicos en fruta fresca, tanto aplicadas de manera sostenida (Kader, 1986) como aplicadas durante periodos de tiempo cortos (choques). Por ejemplo, la aplicación de 30% o 60% CO2 durante 24 h redujo el crecimiento de A. alternata tanto in vitro como in vivo en caquis ?Thriumph? inoculados artificialmente (Prusky y col., 1997). El curado, que consiste en un tratamiento de calor en el cual se almacena la fruta durante 12-94 h a 30-46ºC y 80-90% HR, se ha descrito como un método efectivo para controlar podredumbres en fruta fresca, especialmente en cítricos (Schirra y col., 2000). La exposición a 95% CO2 o a la mezcla 30% O2 + 70% CO2 a 20ºC o 35ºC redujo la incidencia y la severidad de la podredumbre gris en granadas ?Mollar de Elche? inoculadas artificialmente con Botrytis cinerea e incubadas a 20ºC o frigoconservadas a 5ºC (Palou y col., 2016). La disponibilidad en las plantas empacadoras de caquis de instalaciones para eliminar la astringencia mediante tratamientos con CO2 abre la posibilidad de aplicación de tratamientos gaseosos antifúngicos. Así pues, el objetivo de este trabajo fue la evaluación de choques gaseosos, aplicados a temperatura ambiente (20ºC) o en combinación con temperaturas de curado, para el control de la mancha negra en caquis ?Rojo Brillante? inoculados artificialmente con A. alternata. Adicionalmente se evaluó el efecto de los tratamientos sobre la calidad de frutos no inoculados.