Los desórdenes que se manifiestan como pardeamiento en caqui se pueden clasificar en dos categorías principales: 1) Pardeamiento natural que se puede observar en frutos de determinadas variedades y 2) Pardeamiento de la pulpa, que se manifiesta como desorden fisiológico cuando el fruto es expuesto a determinadas condiciones durante el periodo de vida poscosecha. Desde el punto de vista de los técnicos poscosecha es de especial interés poder diferenciar el pardeamiento natural, que no puede ser evitado, del pardeamiento debido a la exposición del fruto a un manejo inadecuado, lo que debería ser evitado en la medida de lo posible. Por lo tanto, aunque el objetivo principal de este artículo es hacer una revisión de los factores poscosecha que han sido relacionados con la manifestación de pardeamiento en caqui, hemos considerado de interés describir también brevemente los tipos de pardeamiento más comunes que aparecen de forma natural. Para poder entender el pardeamiento natural en caqui es necesario tener en cuenta la clasificación de los cultivares en base a su astringencia y tipo de polinización. En base a estos parámetros, las variedades de caqui se clasifican en cuatro tipos: PVNA (Polinización Variable No Astringente), cultivares que son no astringentes cuando el fruto tiene semilla; PCNA (Polinización Constante La aparición de pardeamiento interno afectando la pulpa del fruto es una de las principales pérdidas de calidad del caqui durante su vida poscosecha. Se han descrito diferentes tipos de pardeamiento en caqui dependiendo de la causa que lo provoque. En algunos casos el aspecto visual de la alteración puede darnos pistas sobre los factores que lo han desencadenado; sin embargo también puede ocurrir que diferentes factores lleven a la aparción de pardeamientos prácticamente indistinguibles a nivel visual. Los daños mecánicos son una de las principales causas de pardemiento de la pulpa de caqui, ya que los frutos son muy sensibles a los golpes, resultando estos en la aparición de zonas de la pulpa que presentan una coloración pardeada o rosada; el mecanísmo fisiológico que subyace a esta alteración ha sido estudiado en profundidad, llegando a la conclusión de que se trata de un proceso de oxidación de taninos. Otro factor frecuentemente asociado a la aparición de pardeamiento interno en el fruto es el almacenamiento bajo atmósferas controladas o modificadas, siendo en este caso la zona del corazón del fruto la que se ve afectada. Hay que destacar que las condiciones óptimas de almacenamiento bajo atmósferas controladas o modificadas depende de manera muy importante de la variedad; por lo tanto, las mismas condiciones pueden ser adecuadas para una variedad pero desencadenar la manifestación de desórdenes en otra. También hay que tener en cuenta que la exposición del fruto a condiciones de anaerobiosis, como las del tratamiento de desastringencia con altas concentracioens de CO2, pueden resultar en desódenes de pardeamiento cuando este se prolonga en el tiempo. Por último, otro factor ligado a la manifestación de pardeamientos en caqui es la temperatura. Por una parte, la aplicación de tratamientos de calor, tanto con agua como con aire, pueden causar decolaraciones en la pulpa. Además, aunque los principales síntomas de daño por frío son cambios en la textura de la pulpa, en algunos casos en los que la conservación es muy prolongada también se ha descrito pardeamiento asociado a las bajas temperaturas.