El exceso de sales en suelos y aguas tiene un efecto perjudicial en el desarrollo y/o la producción de las plantas. Recientemente se ha observado una acumulación de sales a niveles excesivos en suelos de zonas productoras de caqui, lo cual puede llegar a ser un problema a corto plazo. Además, el patrón más utilizado para caqui en esta área es Diospyros lotus, que es sensible a la salinidad. En este contexto, el Instituto Valenciano de Investigaciones Agrarias (IVIA) ha iniciado un programa de obtención de patrones de caqui tolerantes a la salinidad para su posterior propagación clonal. Los estudios realizados han tenido como objetivo evaluar la influencia de diferentes concentraciones salinas sobre las tres especies de Diospyros que se pueden utilizar como patrones, D. lotus, D. virginiana y D. kaki. Las plantas con bajo contenido en Cl- y Na+ después de los tratamientos pueden ser futuros patrones de caqui tolerantes a la salinidad.

En la actualidad, los problemas de salinidad se están extendiendo a zonas originalmente no salinas debido al déficit y baja calidad del agua de riego, abonados inadecuados y climas con déficit estacional de humedad. Se calcula que la salinidad afecta aproximadamente a un tercio de los suelos agrícolas. Cultivos sobre suelos salinos o regados con aguas salinas muestran una disminución en el desarrollo y la producción. Con el fin de poder seguir utilizando estos suelos para agricultura, diferentes medidas se pueden poner en marcha, como por ejemplo mejorar el drenaje del suelo para facilitar la lixiviación de las sales, mejorar los métodos de irrigación y utilizar especies tolerantes (Forner-Giner y Ancillo, 2013). El incremento de la superficie de cultivo de caqui en la Comunidad Valenciana está comprometido por la creciente salinización de suelo y agua. En nuestras condiciones, dos especies se utilizan como patrones: Diospyros lotus y D. virginiana. Por su parte, D. kaki, la especie más utilizada en el resto de zonas productoras del mundo, no puede utilizarse con éxito como patrón en los países mediterráneos debido a los altos contenidos de caliza en sus suelos. D. lotus es el patrón más utilizado en España porque es tolerante a suelos calizos, pero es muy sensible a la salinidad. D. virginiana es más tolerante a salinidad y se adapta bien a suelos calizos, pero confiere demasiado vigor a la planta lo que dificulta el manejo del cultivo (de Paz y col., 2016).