La teledetección es una técnica a partir de la cual se consiguen obtener de manera rápida imágenes de toda la superficie del terreno, en rangos de luz que el ojo no es capaz de percibir. Esto hace que sea una herramienta muy útil a la hora de relacionar estas imágenes con datos puntuales del terreno. En SmartRural estamos investigando para conseguir identificar la presencia/ausencia de diferentes plagas y enfermedades en el viñedo. Queremos identificar los cambios fisiológicos que sufre la planta cuando es afectada por un patógeno sobre las imágenes tomadas con drones, para poder señalizar dónde un patógeno empieza a hacer presencia y la superficie afectada. Teledetección para la agricultura de precisión

La teledetección es la técnica de adquisición de datos de la superficie terrestre desde sensores instalados en plataformas aéreas o espaciales. La interacción electromagnética entre el terreno y el sensor genera una serie de datos que son procesados posteriormente para obtener información interpretable de la Tierra. Los vehículos aéreos no tripulados (UAS/RPAS), generalmente conocidos como drones, en los últimos años se están mostrando como una plataforma tremendamente versátil para la adquisición de imágenes remotas, las cuales tienen multitud de aplicaciones en agricultura. La agricultura de precisión se define como el "manejo de la variabilidad espacial y temporal a nivel de subparcela de campo, para mejorar el retorno económico y reducir el impacto ambiental". Para caracterizar esta variabilidad, se utilizan herramientas tecnológicas como los Sistemas de Posicionamiento Global (GPS), sensores planta-clima-suelo e imágenes multiespectrales obtenidas a partir de satélites, aviones o drones. El objetivo último de la agricultura de precisión es la obtención de mayores rendimientos económicos, medioambientales y sociales, aumentando la competitividad a través de una mayor eficacia en las prácticas agrícolas.