DuPont Protección de Cultivos, fiel a su firme compromiso con el avance y el progreso de la agricultura, ya desde el inicio de su actividad en España ha estado estrechamente ligada al cultivo de la vid. Algunas marcas emblemáticas, como Curzate®, fungicida anti-mildiu, siguen vigentes al día de hoy, tras casi cuatro décadas desde el inicio de su comercialización. El presente artículo tiene como objetivo resaltar la aportación de productos innovadores, fruto de la investigación y desarrollo de DuPont, en las estrategias de control de oídio (Talendo®, Talendo® Extra) y de lepidópteros (orugas) y otros insectos (Steward®, Coragen®). Todos ellos constituyen herramientas eficaces valiosas y alternativas interesantes que facilitan al mismo tiempo la correcta prevención y manejo de resistencias. Gracias a su favorable perfil, encajan perfectamente con los requisitos de la gestión integrada de plagas y enfermedades, tanto en vid de vinificación como en uva de mesa, garantizando una producción de la máxima calidad y una comercialización sin barreras en los mercados objetivo.

Palabras claves: proquinazid, Talendo®, oídio, indoxacarb, Steward®, Rynaxypyr®, Coragen®, polillas del racimo, piral, mosquito verde, escarabajo del sudario, gestión integrada, vid de vinificación, uva de mesa.

Aportación de proquinazid en las estrategias de DuPont para el control de oídio

El oídio de la vid, provocado por el hongo ectoparásito Erysiphe necator Schw. es, en nuestras condiciones de cultivo, la enfermedad más relevante a la que se enfrentan los viticultores cada campaña. Ello es debido no sólo a su amplia difusión geográfica (la mayoría de las zonas vitivinícolas son endémicas), sino también a la importancia de los daños que origina, con un impacto directo en la calidad y cantidad de la cosecha. Para el control eficaz de esta enfermedad en los cultivos de vid de vinificación y de uva de mesa, DuPont descubrió y desarrolló proquinazid, un innovador fungicida anti-oídio, único representante de la familia química de las quinazolinonas (Grupo 13, según la clasificación del FRAC), dotado de una gran actividad biológica a dosis muy bajas (40-50 g. s.a./ha.)