Los chancros y desecaciones de ramas en olivo se conocen desde finales del siglo XIX, pero tradicionalmente han sido considerados como un problema fitopatológico de escasa importancia en el olivar. Desde principios de los 2000s se viene observando un incremento general de este complejo de enfermedades en todo el mundo, provocado fundamentalmente por la intensificación del cultivo. En Andalucía, estas enfermedades afectan principalmente a la variedad de aceituna de mesa ‘Gordal Sevillana’, causando chancros y desecación de ramas en los árboles afectados, y por consiguiente un decaimiento general del olivo y una disminución de su rendimiento. A día de hoy se desconocen muchos aspectos de la biología, epidemiología y control de estas enfermedades en el olivar. En el presente artículo se hace una revisión de su sintomatología, agentes causales y epidemiología. Además, se indican también las principales medidas preventivas para su control.

Comprar Revista 292 OCTUBRE 2017