Tradecorp organizó en enero la Cátedra Phylgreen, dos jornadas celebradas en Sevilla y Valencia para presentar a agricultores y distribuidores los resultados de la aplicación de su bioestimulante en distintos cultivos mediterráneos. El doctor Thomas Fleming, de la Queen’s University de Belfast, expuso los resultados de su investigación sobre cómo Phylgreen, aplicado de manera preventiva, consigue mantener el rendimiento productivo de las plantas en situaciones de estrés abiótico.

Tradecorp organizó en enero la Cátedra Phylgreen, dos jornadas celebradas en Sevilla y Valencia para presentar a agricultores y distribuidores los resultados de la aplicación de su bioestimulante en distintos cultivos mediterráneos. El doctor Thomas Fleming, de la Queen’s University de Belfast, expuso los resultados de su investigación sobre cómo Phylgreen, aplicado de manera preventiva, consigue mantener el rendimiento productivo de las plantas en situaciones de estrés abiótico.

Doctor en Biología Molecular y Parasitología por una tesis sobre el manejo de las plagas emergentes de nematodos en prados y cultivos de cereales en Irlanda del Norte, Thomas Fleming (Irlanda del Norte, 1990) colabora con Tradecorp investigando la eficacia y el modo de acción de su bioestimulante Phylgreen, desarrollado con los principios activos del alga Ascophyllum nodosum. En definitiva, tratando de explicar científicamente cómo consigue mitigar los efectos negativos de los factores ambientales en las plantas. Su estudio, que mide la respuesta fisiológica, metabólica y genética de una planta sometida a estrés, concluye que el tratamiento preventivo (priming) “permite responder a las plantas más rápidamente y más vigorosamente”.

¿Los resultados de la investigación de Phylgreen respondieron a sus expectativas?

En el momento en que comenzamos a estudiar los efectos de Phylgreen, existían pocos experimentos controlados por laboratorio que evaluaran y compararan la eficacia del producto. Después de replicar varias fases de los ensayos de sequía, los efectos más notables que me sorprendieron fueron las mejoras cuantificables en el crecimiento de las plantas, incluso a muy bajo contenido de agua en suelo. El hecho de que Phylgreen modulara la tolerancia de las plantas a la sequía con una sola aplicación resultó sorprendente, dado que el acondicionamiento natural de la planta ante un estrés puede requerir varias exposiciones a ese estrés antes de que se puedan lograr eficacias comparables.

Comprar Revista 297 MARZO 2018