Xylella fastidiosa es una bacteria de cuarentena en la UE, responsable de enfermedades muy graves a nivel mundial. Detectada por primera vez en la UE en Italia en 2013, desde entonces ha habido distintas detecciones en otros países europeos, incluida España. Con anterioridad a su detección en territorio español, se aprobó un Plan Nacional y otro Plan Valenciano de Contingencia para hacer frente a esta amenaza. Los planes de contingencia incluyen por un lado actuaciones de inspección y prospección para una detección precoz de la bacteria, y por otro las medidas a adoptar ante la sospecha y/o confirmación de un brote de la bacteria. Desde la detención el primer brote de X. fastidiosa en el norte de la provincia de Alicante, ya se han detectado en la zona 440 muestras positivas, sobre ocho especies vegetales distintas. Actualmente existen 31 municipios con muestras positivas de tres comarcas distintas.

Como consecuencia de este brote, la Generalitat Valenciana aprobó un Plan de Acción en el que se incluyen prospecciones por cuadrículas de 100x100m y de 1x1km para determinar su extensión. También se contemplan medidas de erradicación que consisten en tratamientos fitosanitarios y destrucción in situ de los vegetales infectados y los de su alrededor. Ya se han triturado cerca de 22.000 almendros, y parte del sotobosque en terreno forestal. El Plan también recoge actividades formativas y de divulgación, así como medidas indemnizatorias y un plan de reconversión para las personas y zonas afectadas.

Comprar Revista 304 DICIEMBRE 2018