Huelva es la principal productora de arándanos de España y el mayor exportador europeo de frutos tempranos. Desde hace unos años se observan muerte de plantas y del sistema radicular de ellas se aísla de forma consistente Phytophthora cinnamomi, importante enfermedad del arándano a nivel mundial y de la que no teníamos constancia de su presencia en España afectando a este cultivo.

El cultivo del arándano se encuentra en plena expansión en nuestro país, siendo Huelva el principal productor de España y la mayor productora de Europa para cosecha temprana de primavera. Se cultivan unas 3000 ha. En esta provincia, este cultivo está adaptado a la metodología de producción de otros frutos rojos y se caracteriza por ser una producción temprana con alta rentabilidad en el mercado.

El cultivo del arándano se inicia en Huelva a medidos de los años noventa y la superficie cultivada va aumentando lentamente hasta que se alcanzan las 100 ha en 2013; de ahí hasta la actualidad se producen incrementos que oscilan entre el 27% y el 33%, llegándose a las 2.983 ha que representan el 92% de la superficie total española y más del 96% de la producción, con unos rendimientos medios de 16.622 kg/ha, muy superiores a la media española (6.678 kg/ha).

La podredumbre radical del arándano causada por P. cinnamomi se describió hace más de cincuenta años, en plantas de New Jersey que presentaban amarilleamiento, defoliación y necrosis radicular. La mayoría de los países productores de este cultivo están localizados en el hemisferio norte, siendo Estados Unidos el principal productor y consumidor.

En 2014 se recibieron en el Laboratorio de Producción y Sanidad Vegetal de Huelva las primeras plantas de arándano muertas de las que se aislaba Phytophthora cinnamomi. Desde entonces se han ido recibiendo distintas muestras puntuales con el mismo problema.

Comprar Revista Phytoma 308 - ABRIL 2019