En el siguiente artículo se muestran los resultados de un estudio comparativo exhaustivo tanto de caracterización analítica como de eficacia agronómica de cuatro productos bioestimulantes de diferentes fuentes de materia prima (origen animal y vegetal) y métodos de obtención (hidrólisis química o enzimática). En cuanto a la caracterización analítica, los resultados muestran un mayor grado de hidrólisis y un perfil aminoacídico más completo y balanceado del bioestimulante Terra-Sorb® en comparación a otros productos de origen vegetal e hidrólisis química.

El elevado grado de racemización de los bioestimulantes de origen vegetal también es indicativo de que en algún punto del proceso ha habido un tratamiento químico (hidrólisis ácida), mientras que el producto Terra-Sorb® (hidrólisis enzimática) es el único que mantiene una alta proporción de L-α-aminoácidos. Por otro lado, en la comparativa de la eficacia agronómica realizada bajo un modelo de ensayo en pimiento y estrés salino, se hace evidente cómo la calidad variable en función del origen y método de obtención condiciona la eficacia agronómica de los bioestimualntes basados en aminoácidos. El ensayo revela como el mayor rendimiento productivo del bioestimulante Terra-Sorb® en condiciones salinas es debido al contenido en aminoácidos libres del producto y no a un simple aporte de nitrógeno. Además, equiparando dosis de aplicación según el porcentaje de aminoácidos libres, se revela que otros compuestos bioactivos del producto Terra-Sorb® potenciarían esta mayor tolerancia al estrés observada en las plantas tratadas.

En los últimos años, la presencia de bioestimulantes ha crecido notoriamente en el mercado agrícola, aunque su regulación sigue viéndose dificultada debido probablemente a la variabilidad de materias activas y mecanismos de acción. Tanto el origen de la materia prima como el método de obtención de los compuestos bioactivos son factores clave para determinar la calidad y eficacia de un producto bioestimulante. Por ejemplo, mientras que un proceso de hidrólisis enzimática conduce a una preservación de las formas biológicamente activas, la forma L de los aminoácidos, la hidrólisis química es inespecífica, tiende a dejar residuos no deseables (sodio, sulfatos o cloruros) y produce racemización (conversión a forma D). Ambos, residuos y D-aminoácidos, merman la calidad del bioestimulante e incluso pueden tener efectos deletéreos en el metabolismo vegetal (Sánchez-Hernández, 2013).

Comprar revista Phytoma 313 – Noviembre 2019