Aumentar la vigilancia en todas las gramineas, principalmente en los campos de maíz y arroz, con mayor densidad de cultivo y malas hierbas. Es recomendable tratar las parcelas afectadas cuando las orugas son pequeñas.

En el caso de disponer de riego por aspersión, éste se puede utilizar para efectuar los tratamientos insecticidas, con la recomendación de realizarlos con las plantas secas, nunca al finalizar el riego. En los tratamientos se utilizaran alguno de los insecticidas autorizados en el cultivo afectado, respetando los plazos de seguridad establecidos.

En la fotografía se puede observar una larva de Mythimna unipuncta

ALFALFA. Pulgones.

Las capturas de pulgones son bajas para esta época del año. En general no se recomienda realizar tratamientos contra pulgón ya que en la mayoría de los casos se pueden controlar las poblaciones con la fauna auxiliar presente en el cultivo.

Se recomienda dejar franjas de alfalfa sin cortar para favorecer la conservación de la fauna auxiliar.