Tuta del tomate (Tuta absoluta)

Las poblaciones de Tuta ya han llegado a los niveles máximos y debido a la entrada del frío, este mes se verán afectadas sobretodo las poblaciones al aire libre. Habrá que vigilar igualmente los cultivos de interior y realizar las medidas de control recomendadas en anteriores avisos. Una vez finalizada la plantaciones del tomate, es de vital importancia realizar la limpieza de la parcela.

Control Biológico.

Durante este mes, las poblaciones de míridos disminuirán debido a las condiciones ambientales. En esta época Nesidiocoris tenuis presenta unas poblaciones más elevadas en comparación a Macrolophus pygmaeus.

Medidas Culturales.

Es importante realizar una labor en el suelo para eliminar las pupas que permanecen enterradas. Eliminar los tomates silvestres (Solanum nigrum) porque también son huéspedes de Tuta absoluta. Dentro de los invernaderos la labor de suelo y el vacío biológico son las medidas más importantes. La colocación de trampas de feromonas de captura masiva puede ser un buen complemento a las otras medidas. En la imagen se puede observar una de las citadas trampas.

Control químico.

Se han registrado desde la aparición de Tuta diversos productos fitosanitarios para combatirla. Entre ellos se encuentra:

ABAMECTINA 1,8% [EW]

 SPINOSAD 48% [SC]

Chancro bacteriano (Clavibacter michiganensis sbsp.michiganensis)

Esta bacteria se desarrolla bien en periodos húmedos y a temperaturas entre 8 y 24º. La bacteria puede llegar a vivir un largo periodo de tiempo en los restos de las plantas y los equipos de los invernaderos. Es importante detectar los primeros focos y confirmarse el diagnóstico.

Los síntomas son los siguientes:

Puede afectar a plántulas que presentan síntomas de marchitez y muerte.

En plantas adultas se marchitan las hojas inferiores. En tallo, en ocasiones se observan chancros oscuros, longitudinales y abiertos que pueden exudar un líquido amarillo al realizar un corte longitudinal al tallo.

En fruto, aparecen manchas en forma de "ojo de pájaro" de 3 a 6 mm de diámetro, con el centro oscuro y halo amarillo.

Medidas Culturales.

Arrancar las plantas afectadas, limpiar y desinfectar antes de plantar el nuevo cultivo. Es importante reducir la humedad ambiental y evitar que haya agua libre sobre las plantas. Evitar heridas de poda y realizar un adecuado manejo de la ventilación y el riego.

Para la extracción de semillas para la siguiente campaña, se debe realizar la extracción sumirgiendo las semillas en una solución de ácido clorhídrico al 1% durante una hora y aclarar posteriormente con agua abundante.

Control químico.

Para el control químico será útil emplear cualquier producto derivado del cobre.