En el momento actual, partiendo del Real Decreto de Uso Sostenible de los productos fitosanitarios (1311/2012, de 14 de septiembre), la Gestión Integrada de Plagas (GIP) y la trazabilidad de las actuaciones que se realicen, se convierten en la base de trabajo de la sanidad vegetal de los cultivos. De esta forma, entendemos que se consolida definitivamente el modelo de asesoramiento que dan las Estaciones de Avisos Agrícolas (EEAA) de las administraciones autonómicas, junto con las ATRIAS o Agrupaciones de Defensa Vegetal (ADV), trabajando en equipo para evitar recomendaciones contradictorias que dificulten a los agricultores realizar la correcta lucha contra las plagas y enfermedades.

Uno de los objetivos de este estudio es conocer de qué modo y porque, Bactrocera oleae ataca a una determinada variedad de olivo. El trabajo que presentamos consta de dos partes, en esta entrega se intenta responder a la primera pregunta. Si conocemos como ataca la mosca en cuanto a la precocidad, explosividad y severidad a una determinada variedad, tendremos más información para la aplicación de la GIP. En la segunda parte, se tratará de responder a la segunda pregunta.