Durante las campañas 2012 y 2013 en el IRTA, en la Estación Experimental del Ebro se realizaron dos experimentos de campo con el objetivo de estudiar y poner a punto el tratamiento de la semilla de arroz con clorantraniliprol 625,0 g/L FS para el control de los daños producidos por las larvas de quironómidos. Se estudiaron tres dosis de producto: 60, 80 y 100 g de ingrediente activo/ha, con un diseño experimental de bloques al azar con cuatro repeticiones. La semilla tratada se comparó con el tratamiento estándar autorizado y con un testigo sin tratar.

Los resultados de los ensayos evidenciaron de manera significativa la elevada eficacia en la protección de la semilla frente al ataque de los quironómidos, obteniéndose una óptima densidad de planta y un buen rendimiento en grano.