Un importante porcentaje de las manzanas y peras que se producen en España se conservan en cámaras durante 9-12 meses. Las enfermedades poscosecha son un factor limitante para la conservación de las frutas y las pérdidas causadas por estos hongos, si no se hace un buen manejo, pueden alcanzar el 50-60%. Penicillium spp., Gloeosporium spp., Alternaria spp., Botrytis spp., Rhizopus spp., Monilinia spp. y Venturia spp. son los principales hongos patógenos responsables de estas enfermedades que suelen desarrollarse durante el almacenamiento (aunque la infección en muchos casos procede del campo y se produce en los días previos a la recolección) o durante la recolección (a través de las heridas y rozaduras causadas a la fruta como vía de entrada). Por ello, una buena protección en estos momentos es fundamental.

Fludioxonil, Innovación en la protección contra las enfermedades de conservación en frutales de pepita

Un importante porcentaje de las manzanas y peras que se producen en España se conservan en cámaras durante 9-12 meses. Las enfermedades poscosecha son un factor limitante para la conservación de las frutas y las pérdidas causadas por estos hongos, si no se hace un buen manejo, pueden alcanzar el 50-60%. Penicillium spp., Gloeosporium spp., Alternaria spp., Botrytis spp., Rhizopus spp., Monilinia spp. y Venturia spp. son los principales hongos patógenos responsables de estas enfermedades que suelen desarrollarse durante el almacenamiento (aunque la infección en muchos casos procede del campo y se produce en los días previos a la recolección) o durante la recolección (a través de las heridas y rozaduras causadas a la fruta como vía de entrada). Por ello, una buena protección en estos momentos es fundamental.