El número creciente de enfermedades, plagas o malas hierbas introducidos tanto en España, como en otros países de la Unión Europea (UE) parece debido esencialmente a los escasos controles fitosanitarios del comercio internacional. Ello es especialmente grave en el caso de la UE, donde durante muchos años ha privado favorecer el libre comercio, frente a exigir garantías sanitarias del material vegetal. De esta forma, han llegado a España nuevos organismos procedentes de países en donde son endémicos, que encuentran en viveros y plantaciones españolas especies sensibles y condiciones favorables. Las enfermedades, plagas y malas hierbas son responsables de importantes pérdidas económicas a nivel mundial y por ello la UE, intentando evitar su introducción, incluye en la Directiva 2000/29/CE (Anónimo, 2000) los patógenos considerados como de cuarentena.

La legislación española ha recogido las medidas de protección frente a estos organismos que son considerados de alto riesgo, por lo que su presencia debe ser comunicada a la autoridad competente en Sanidad Vegetal de cada comunidad autónoma y esta es la que debe tomar, con la mayor rapidez, las medidas oportunas para evitar su diseminación.

El Libro Blanco de la Sanidad Vegetal, consciente de este problema, resume brevemente algunos de los numerosos organismos de cuarentena, que suponen peligros potenciales para cultivos estratégicos y masas forestales, incluyendo los sometidos a programas de erradicación en distintas CC.AA. y otros que no están presentes en España, pero cuya gravedad está aumentando en otros países, por lo que su introducción supone un grave riesgo para los cultivos a los que afectan.

Es necesario ser muy consciente de que ni el pasaporte de la UE ni los certificados fitosanitarios de países terceros, garantizan la sanidad del material vegetal, porque en la mayoría de los casos, se expenden solo en base a observaciones visuales que no pueden detectar las frecuentes infecciones latentes. En el caso concreto de los cítricos, la legislación de la UE prohíbe la importación de material vegetal de países extracomunitarios y solo está autorizada en España, a través de la Estación Nacional de Cuarentena de cítricos. Se indican a continuación, a modo de ejemplo, una selección de algunos virus, bacterias, hongos, nematodos, insectos y malas hierbas, la mayoría considerados organismos de cuarentena, que suponen graves amenazas para España y otros países de su entorno, en el momento actual.