El mango se ha consolidado como uno de los cultivos tropicales más importantes en el sur de España, principalmente en la costa tropical de Málaga y Granada. No obstante, como es lógico, este cultivo también está afectado por distintos problemas, incluidos los fitosanitarios. En este sentido, dos enfermedades ya descritas previamente por nuestro grupo de investigación en esta revista (Cazorla y col., 1997, Crespo y col., 2012), afectan el rendimiento de este cultivo en la zona. En este artículo se resumen la sintomatología, etiología y epidemiología de ambas enfermedades y en particular algunas estrategias de control.

El mango es una de las especies tropicales más importantes a nivel mundial en cuanto a producción y exportación. Este cultivo ha sido introducido en zonas tropicales y subtropicales de todo el mundo, está presente hoy día en más de 100 países y es la especie de mayor importancia de la familia Anacardiaceae tanto por su amplia distribución geográfica como por el valor económico de su fruto (Galán-Saúco, 2009). Esta especie tropical es una de las más importantes en la región mediterránea y se cultiva en países como España, Portugal, Italia, Israel o Egipto.

El mango fue introducido en España a través de las Islas Canarias a mediados del siglo XVIII, siendo a finales del siglo pasado cuando comenzó a extenderse comercialmente por Andalucía oriental. A partir de 1985, el cultivo del mango se empezó a consolidar en las costas de Málaga y Granada, principalmente por la climatología favorable. El ritmo de plantación es relativamente rápido, en particular en los últimos años, pasando de 800 hectáreas en el año 2004 a las alrededor de 4.500 existentes en 2016, de las cuales más de 2.000 se encuentran ya en plena producción.

En la costa andaluza se cultivan principalmente 4 variedades de mango: ?Kent?, ?Keitt?, ?Tommy Atkins? y la mayoritaria a día de hoy, ?Osteen?. En el año 2010, según datos de ASAJA, la producción del mango en la Axarquía fue de 11.000 toneladas con una facturación de 13 millones de euros, aumentando la producción del cultivo casi al doble en el año 2016, con una producción cercana a las 20.000 toneladas.

Estos datos resaltan claramente el valor que este cultivo tropical está adquiriendo para la agricultura andaluza y por lo tanto se hace imprescindible conocer en profundidad cuales son los factores limitantes de este cultivo y manejarlo adecuadamente. En el sur de España las principales enfermedades que afectan al cultivo del mango son dos: la necrosis apical, causada por la bacteria Pseudomonas syringae pv. syringae y la malformación del mango, enfermedad causada por hongos del género Fusarium.