En esta comunicación se exponen, de manera breve, algunos aspectos del diseño del viñedo y de su manejo en los primeros años que pueden condicionar su comportamiento futuro frente a enfermedades. Las decisiones tomadas en estos años en cuanto a ubicación, marco de plantación y sistema de poda, variedad, portainjerto y características de la planta empleada son cruciales para el resto de la vida de la vid. Igualmente la forma de gestión de la poda, la nutrición y el riego en los primeros años pueden ser decisivos para la longevidad de la plantación, al aumentar o disminuir su vulnerabilidad ante las enfermedades de madera de la vid (EMV).

INTRODUCCIÓN

Las fases de concepción y diseño de un nuevo viñedo, así como su cuidado durante los primeros años, resultan muy relevantes de cara a reducir la incidencia de problemas de origen fitopatológico durante toda su vida, condicionando igualmente su longevidad potencial. En este artículo se apuntan, de manera breve, algunas consideraciones iniciales sobre los aspectos a tener en cuenta para el correcto diseño y plantación de un viñedo, así como algunos aspectos del manejo de los primeros años que pueden ser cruciales de cara a mejorar el comportamiento del viñedo adulto.