El Servei de Sanitat Vegetal dispone de diversas redes de avisos antimildiu en Cataluña que facilitan información a los viticultores sobre el riesgo de mildiu y la conveniencia, o no, de realizar tratamientos preventivos. Gracias a ello, se consigue una correcta gestión del control de la enfermedad en cada una de las zonas vitícolas catalanas. Aunque se tienen en cuenta las diferentes subzonas de cada Denominación de Origen, las recomendaciones son de carácter general. Durante los años 2016 y 2017 se lleva a cabo el proyecto ?Sistemio?, consistente en una prueba piloto que analiza la adaptación del modelo epidemiológico Vite.net a las condiciones del Penedés y de Raimat. En este caso, a nivel de finca.

Se trata de un proyecto mixto, en el que participa la administración y empresas del sector. Con la instalación de 18 observatorios meteorológicos se estudia la fiabilidad de los datos obtenidos y la correlación entre el estado epidemiológico estimado y la situación real a nivel de finca, entre otros aspectos.

Las redes de avisos antimildiu El Departament d?Agricultura de la Generalitat de Catalunya (DARP) dispone de 4 redes de avisos antimildiu, distribuidas por las principales regiones vitivinícolas catalanas. Dichos servicios antimildiu, están gestionados por los técnicos de las Estaciones de Avisos Agrícolas (EEAA) que el Servei de Sanitat Vegetal tiene en cada zona.

El principal objetivo de éste servicio, es estimar el riesgo de ataque de mildiu y determinar el número y momento de los tratamientos a realizar.

El objetivo es conseguir una buena gestión del control de la enfermedad, con el mínimo de intervenciones posibles. Para conseguirlo, se utilizan diferentes modelos matemáticos como soporte a la toma de decisiones por parte de los técnicos responsables. Se consideran los siguientes aspectos:

- Estado de maduración de las oosporas invernales.

- Inicio de las infecciones primarias.

- Inicio de las infecciones secundarias.