Existen más de 2.000 especies de virus fitopatógenos, muchos de los cuales producen enfermedades importantes en un amplio abanico de cultivos alimentarios. La mayoría de los virus responsables de enfermedades en cultivos agrícolas dependen de vectores bióticos para su transmisión y supervivencia. El mayor grupo de vectores transmisores de virus en plantas es el de los insectos que pertenecen al orden de los hemípteros (como la mosca blanca, los áfidos y los cicadélicos o cigarras).
A fin de prevenir o, al menos mitigar, la transmisión de los virus y el daño causado por estos, es fundamental conseguir una inhibición eficaz y rápida de la alimentación del vector. Isoclast™ Active es un insecticida innovador probado en varios ensayos de laboratorio y de campo que controla de forma efectiva vectores de virus, tales como áfidos o moscas blancas, por lo que su uso representa una medida de prevención importante en la transmisión del virus. Muchas plagas que se alimentan de savia desarrollan resistencia a los insecticidas muy rápidamente, por lo que la gestión de virus fitopatógenos sigue siendo difícil en los entornos agrícolas. Isoclast, gracias a su modo de acción diferenciado, es un excelente insecticida de base en los programas integrados de manejo de plagas, cuyo uso contra vectores de virus difíciles de controlar minimiza la transmisión de los mismos.

Comprar Revista 291 AGOSTO-SEPTIEMBRE 2017