Se revisa en este artículo la situación de los tratamientos fitosanitarios de precisión en su doble acepción. En primer lugar, entendidos como parte relevante de la denominada agricultura de precisión, tercera revolución tecnológica acontecida a continuación de la revolución verde y de la aplicación de la ingeniería genética a la agricultura.  En segundo lugar, se describen los tratamientos de precisión entendidos como aplicación de productos fitosanitarios de forma precisa, utilizando las técnicas de pulverización más avanzadas disponibles.

Se revisa en este artículo la situación de los tratamientos fitosanitarios de precisión en su doble acepción. En primer lugar, entendidos como parte relevante de la denominada agricultura de precisión, tercera revolución tecnológica acontecida a continuación de la revolución verde y de la aplicación de la ingeniería genética a la agricultura.  En segundo lugar, se describen los tratamientos de precisión entendidos como aplicación de productos fitosanitarios de forma precisa, utilizando las técnicas de pulverización más avanzadas disponibles.

Los tratamientos fitosanitarios de precisión (TFP) son la plasmación de los principios de la agricultura de precisión (AP) al control químico de las plagas, enfermedades y malas hierbas. Necesitan de la previa localización espacial de las alteraciones sanitarias, del análisis de la variabilidad y, finalmente, de la ejecución precisa del tratamiento: lugar y dosis ajustados y mínimos riesgos personales y ambientales.

Los TFP sintonizan plenamente con los criterios del uso sostenible de los productos fitosanitarios. Su empleo es aún incipiente, pero podemos intuir que en los próximos años vamos a ser testigos de su fuerte expansión. El detonante ha sido, sin duda, la irrupción en la agricultura de los sistemas de información geográfica (GIS) y de navegación global por satélite (GNSS), junto a los sensores para la detección próxima o remota y los sistemas de aplicación de dosis variable (VAR).

Comprar Revista 294 DICIEMBRE 2017