Sin duda, lo más destacable en materia de sanidad vegetal en las Islas Baleares durante el año 2017 han sido las numerosas detecciones de Xylella fastidiosa. Tras el primer caso detectado a finales de 2016 en tres plantas de cerezo en Mallorca, se sucedieron nuevos positivos no sólo en Mallorca, sino también en Menorca e Ibiza, llegando a finales de 2017 (20/12/2017) a 615 casos positivos. Hasta ahora, se han encontrado 18 especies.

Desde el Servicio de Agricultura de la Dirección General de Agricultura y Ganadería del Gobierno de las Islas Baleares se gestionan las alertas fitosanitarias de todas las islas, el Boletín de Sanidad Vegetal, el Laboratorio Oficial de Sanidad Vegetal de las Islas Baleares (LOSVIB), así como las más de veinte Asociaciones de Defensa Vegetal (ADV) que colaboran y notifican a la Dirección General cualquier aparición atípica de plagas de los vegetales o los productos vegetales de forma general, así como de cualquier plaga que figure en los anexos del Real Decreto 58/2005, de 21 de enero, por el que se adoptan medidas de protección contra la introducción y difusión en el territorio nacional y de la Comunidad Europea de organismos nocivos para los vegetales o productos vegetales, así como para la exportación y tránsito hacia países terceros.

Sin duda, lo más destacable en materia de sanidad vegetal en las Islas Baleares durante el año 2017 han sido las numerosas detecciones de Xylella fastidiosa. Tras el primer caso detectado a finales de 2016 en tres plantas de cerezo en Mallorca, se sucedieron nuevos positivos no sólo en Mallorca, sino también en Menorca e Ibiza, llegando a finales de 2017 (20/12/2017) a 615 casos positivos. Hasta ahora, se han encontrado 18 especies.

La distribución es amplia en las tres islas citadas,  y los genotipos detectados son X. fastidiosa subsp. fastidiosa  ST1, X. fastidiosa subsp. multiplex ST7 y un ST nuevo cercano al ST6, además de X. fastidiosa subsp. pauca ST80, sólo en Ibiza. Ese hecho parece indicar que en las Islas Baleares han sido varias las introducciones de material vegetal afectado por la bacteria, posiblemente desde hace varios años a tenor de su amplia distribución. Entre las numerosas actuaciones llevadas a cabo para evitar la expansión de la bacteria destaca la prohibición inmediata, tras los primeros casos positivos, de salida de las Islas Baleares de material vegetal especificado destinado a la plantación (Orden  APM/21/2017, BOE de 21 de enero de 2017), la intensificación de los muestreos (más de 4.200 muestras analizadas desde el primer brote) y la eliminación de más de 4.500 plantas en relación con la erradicación de los brotes.

Comprar Revista 296 FEBRERO 2018