En África, en el sur de Europa y en Oriente Próximo era conocida, hasta ahora, la presencia de ocho especies del género Spodoptera, tres de las cuales tienen un serio impacto económico: S. exemptaS. exigua y S. littoralisS. frugiperdase suma ahora a este trío de plagas. Debe ejercerse una vigilancia particular con respecto a esta especie regulada, particularmente en el sur de Europa.

En África, en el sur de Europa y en Oriente Próximo era conocida, hasta ahora, la presencia de ocho especies del género Spodoptera, tres de las cuales tienen un serio impacto económico: S. exempta, S. exigua y S. littoralis . S. frugiperda se suma ahora a este trío de plagas. Debe ejercerse una vigilancia particular con respecto a esta especie regulada, particularmente en el sur de Europa.

A principios de 2016, los agricultores de varios países de África occidental y central se enfrentaron a una plaga con un comportamiento inusual en los cultivos de maíz. Se puso en entredicho que pudiera tratarse de noctuidos del género Spodoptera, ya presentes en África. Pero tras el repentino crecimiento simultáneo de grandes poblaciones en varios países, los profesionales del sector confirmaron la identidad exacta del insecto.

El control llevado a cabo constató el establecimiento de un noctuido americano con comportamiento invasivo: Spodoptera frugiperda, también conocido como ‘gusano cogollero’ u ‘oruga militar tardía’.

Debe ejercerse una vigilancia particular con respecto a esta especie regulada, particularmente en el sur de Europa (Jeger y col., 2017). Si la especie cruza la barrera del Sahara y se asienta en el norte de África, las poblaciones estivales podrían dirigirse a Europa, lo que supondría un posible impacto en las regiones productoras de maíz y arroz. Es cierto que esta hipótesis se ve atenuada por el hecho de que estas poblaciones no llegarían a ser abundantes hasta finales de verano y otoño (‘oruga militar tardía’), sin posibilidad de sobrevivir en invierno. A pesar de esto, podrían causar daños.

Comprar Revista 297 MARZO 2018