En el ámbito de la fitopatología, Concepción Jordá ha sido un referente. Tanto en el ámbito docente, siendo catedrática de patología vegetal de la ETSIA de Valencia, especializada en virología vegetal, como en su faceta investigadora, al frente del Laboratorio de Referencia español de virus, viroides y fitoplasmas en vegetales durante más de veinte años. Esta entrevista, repasa su exitosa trayectoria profesional.

Concepción Jordá se jubiló antes de tiempo, a los sesenta años, tras más de 35 de dedicación exclusiva a su profesión. Hasta ese momento, pudo compaginar la docencia, con miles de estudiantes que pasaron por sus aulas, con la investigación al frente del Grupo de Virología de la propia Escuela Escuela Técnica Superior de Ingenieros Agrónomos de Valencia (ETSIA). Una labor que se plasma en 57 proyectos de investigación con financiación pública y privada, 67 artículos en revistas internacionales y 71 en revistas españolas, 83 comunicaciones en congresos nacionales y 69 en internacionales, 22 libros y monografías y dos patentes registradas de sendos métodos para la detección del virus de la hoja cuchara del tomate y del virus del Mosaico del pepino dulce. Madre de dos hijos y abuela de seis nietos, más de ocho años después de jubilarse, aún añora aquellas jornadas en las aulas y el laboratorio.

Comprar Revista 298 ABRIL 2018