El psílido asiático de los cítricos, Diaphorina citri Kuwayama (1907) (Hemiptera: Liviidae), es un insecto que transmite la enfermedad ‘Huanglongbing’ (HLB) en plantas de cítricos (Hall y col., 2013). El uso del bioinsecticida a base de I. fumosorosea en programas de manejo integrado de plagas en plantaciones de cítricos comerciales representa una alternativa para reducir el número de aplicaciones de insecticidas químicos, minimizando el riesgo de selección de poblaciones de D. citri resistentes, y también para auxiliar en el control de otras plagas, sin presentar efectos negativos en los enemigos naturales.

Cuando D. citri se alimenta del floema de las plantas, introduce las bacterias Candidatus Liberibacter asiaticus y Candidatus Liberibacter americanus, que son los agentes responsables de la enfermedad HLB. Para los cultivos de cítricos, la enfermedad HLB es probablemente la amenaza más grave en el mundo, porque causa graves pérdidas en el rendimiento de las plantas, mala calidad del fruto y una vida útil de la planta acortada (Bové, 2006; Kuchment, 2013). Los síntomas de la enfermedad HLB son manchas irregulares de color amarillo en las hojas (clorosis), defoliación de las ramas, reducción de la tasa fotosintética, frutos pequeños con forma irregular y el jugo con gusto amargo.

En las plantaciones de cítricos, el control de D. citri ha sido realizado casi exclusivamente por la utilización de pesticidas químicos. Sin embargo, muchos países están buscando implantar nuevas medidas de control que sean más adecuadas para el medio ambiente y la salud humana. El control biológico es una técnica utilizada dentro del manejo integrado de plagas y consiste en la utilización de enemigos naturales de las plagas, como parasitoides, depredadores y patógenos. Los hongos entomopatógenos son un grupo de microorganismos capaces de infectar y causar la muerte de diferentes especies de ácaros e insectos (Alves, 1998). Diversas especies de hongos entomopatógenos fueron relatadas causando infección natural en ninfas e adultos de D. citri (Meyer y col., 2007; 2008; Hall y col., 2012). El hongo entomopatógeno Isaria fumosorosea es uno de los patógenos con mayor potencial para el control de D. citri en el mundo (Avery y col., 2009; Hoy y col., 2010; Hunter y col., 2011; Lezama-Gutiérrez y col., 2012; Ausique y col., 2017) porque presenta elevada virulencia sobre ninfas y adultos de D. citri. También se ha comprobado que las estructuras reproductivas de I. fumosorosea pueden diseminarse por el ambiente y causar la infección de otros insectos de la misma especie o de diferentes especies (Conceschi y col., 2016). Varios estudios han demostrado la importancia de la utilización de este patógeno para la elaboración de bioinsecticidas para el control de D. citri.

Comprar Revista 298 ABRIL 2018