Los semioquímicos ahora se usan ampliamente en el manejo integrado de plagas, tanto para el monitoreo como para el control de insectos plagas importantes. Las feromonas son el semioquímico más utilizado. Si bien el uso de trampas y cebos basados ??en semioquímicos para el monitoreo de insectos plagas ha aumentado de manera constante en la última década, se ha producido un aumento significativo en el uso de feromonas sexuales para la interrupción del apareamiento (confusión sexual) en plagas de  árboles frutales, viña y hortalizas.

Avances tecnológicos significativos han allanado el camino para que esto suceda y se prevé una expansión futura a medida que se reduce el costo de los ingredientes activos y se utilizan sofisticadas tecnologías de liberación controlada.

El próximo año habrán pasado sesenta años desde la identificación de la primera feromona de insectos por parte de investigadores en Alemania. Desde la década de 1970, se ha avanzado mucho en su desarrollo y uso en el manejo de plagas de insectos. El concepto de IPM se basa en el reconocimiento de que ningún enfoque único para el control de plagas ofrece una solución universal y que la mejor y más sostenible protección de cultivos puede proporcionarse mediante una combinación de diversas tácticas y prácticas basadas en principios ecológicos sólidos. Las feromonas son un componente comúnmente utilizado en muchos programas de IPM contra insectos. Los dos usos principales de las feromonas en los programas de IPM son la detección / monitoreo y la confusión sexual.

Comprar Revista 298 ABRIL 2018