En los últimos años, se ha observado un aumento paulatino de las poblaciones de Cryptoblabes gnidiella, así como sus correspondientes daños, en cultivos como granado y caqui. Actualmente, el número de productos disponibles para el control de esta especie es muy escaso y frecuentemente con una efectividad insuficiente. Por esta razón, resulta necesario el desarrollo de nuevas estrategias para el manejo de la misma.

En los últimos tres años se han estado realizando estudios de confusión sexual con el fin de evaluar la efectividad de esta estrategia como posible herramienta para el control de C. gnidiella. Los resultados obtenidos hasta la fecha han sido positivos y muy esperanzadores, abriendo así un nuevo horizonte en el control de esta especie.

Cryptoblabes gnidiella Millière (Lepidoptera: Pyralidae), comúnmente conocida como barreneta o polilla del naranjo, es originaria del mediterráneo pero actualmente presenta una amplia extensión en varias zonas de África, Asia, Nueva Zelanda, Norteamérica y Sudamérica. Se trata de una especie polífaga, que puede atacar un gran número de cultivos como cítricos, níspero, viña, aguacate, caqui y granado entre otros.

Hasta el momento ha sido considerada como plaga secundaria, pero sus poblaciones han ido incrementando paulatinamente en los últimos años, especialmente en los cultivos de caqui y granado. El incremento de la presencia de este insecto podría ser debido, entre otras  causas, a la reducción progresiva del número de sustancias activas autorizadas, de forma que hayan aflorado plagas que se encontraban inicialmente controladas.

Comprar Revista 298 ABRIL 2018