Tuta es una plaga especialmente compleja, que requiere de estrategias integradas para su control, y en las que las técnicas de control biotecnológico y biológico, estratégicamente posicionadas, juegan un papel fundamental, contribuyendo además a reducir los riesgos de resistencias frente a los productos fitosanitarios. El artículo recoge las conclusiones sobre los trabajos desarrollados en la Región de Murcia con estos sistemas y cómo integrarlos en las estrategias de control de la plaga a lo largo de un ciclo de cultivo.

Tuta absoluta, plaga de origen sudamericano, es detectada por primera vez en España en 2006, teniendo un posterior proceso de colonización muy rápido en toda la cuenca mediterránea. En la actualidad sigue avanzando, alcanzando prácticamente cualquier rincón de Europa y de África donde se cultiva tomate y continúa su expansión por el continente asiático.

Varios son los factores que hacen de Tuta una plaga especialmente compleja, entre los que figuran su gran capacidad de desplazamiento y de localización de sus huéspedes, su enorme potencial biológico (con elevada descendencia y numerosas generaciones), el desarrollo de las larvas en el interior de los tejidos vegetales y la crisalidación en el suelo de gran parte de la población.

Con estas características, la lucha química, por sí sola, va a resultar insuficiente y va a generar grandes riesgos y resistencias, tal y como ya se ha constatado en regiones en las que el control de la plaga se ha basado en la intensificación de tratamientos fitosanitarios.

Problemas tan complejos como Tuta no se pueden resolver con soluciones simples, por lo habrá que usar las herramientas disponibles estratégicamente, dentro de un programa integral, teniendo en cuenta las características de cada explotación y zona, y la evolución de la plaga en relación a sus enemigos naturales. Entre las herramientas disponibles, se incluirán las medidas de prevención (higiene en parcelas, cerramientos físicos, podas, etc.) y las de control químico, así como los sistemas biotecnológicos y la lucha biológica, en los que nos centraremos.

Comprar Revista 298 ABRIL 2018