En los últimos años se ha visto como los diferentes tipos de radiación ultravioleta afectan, de manera positiva o negativa, tanto a plantas como a insectos, pudiéndose aplicar como una herramienta para el control de insectos plaga bajo condiciones de invernadero. En el presente trabajo se ha visto que el aporte suplementario de luz UV (UV-A y UV-B) en invernadero es capaz de reducir el asentamiento de la mosca blanca Bemisia tabaci (Hemiptera:Aleyrodidae) sobre plantas de berenjena. Sin embargo, estos cambios no afectaron ni al rendimiento del cultivo ni a la actividad de su enemigo natural Nesidiocoris tenuis (Hemiptera: Miridae).

La radiación ultravioleta juega un papel importante para los insectos modificando sus patrones de migración, su habilidad para localizar las plantas huésped, su ciclo biológico y su comportamiento, tanto alimenticio como de asentamiento (Raviv y Antignus 2004; Johansen y col. 2011; Ben-Yakir y Fereres 2016). Dentro del manejo integrado de plagas, se ha demostrado que el uso de cubiertas que absorben la luz UV sirven para controlar el impacto de insectos plaga como los trips, moscas blancas y pulgones (Antignus y col. 1998; Díaz y Fereres 2007; Legarrea y col. 2012; Dader y col. 2015). Sin embargo, no hay mucha información de cómo un suplemento de luz UV podría modificar la morfología y la química de las plantas y afectar de manera indirecta a los insectos plaga y beneficiosos. En base a ello, nos planteamos evaluar el asentamiento de B. tabaci en plantas de berenjena con aporte suplementario de radiación ultravioleta (UV-A y UV-B), el efecto en su enemigo natural N. tenuis y en el rendimiento del cultivo.

Comprar Revista 300 JUNIO/JULIO 2018