Cada vez es más notable el cambio climático. Vamos a enumerar algunos de los fenómenos más recientes: fuertes heladas otoñales dañan todo el caqui en la rivera durante la campaña 2017, frente polar daña floraciones de frutales de hueso en Murcia y Valencia; heladas de irradiación dañan las primera brotaciones de cítricos con los primera flores; temperaturas elevadas, más de 40º C con baja humedad relativa el 13 de mayo del 2015, provocan una caída de fruta masiva por deshidratación de cítricos, provocando una bajada de la producción en 2015 y súper producción en 2016. Estos problemas conllevaron precios ruinoso. Con nuestra técnica, podemos controlar heladas de muy baja temperatura con un volumen de agua muy limitado, el que disponemos para el riego. Con 12 metros cúbicos por hectárea y hora somos capaces de salvar heladas de -6º C en aguacates, -7º C en cítricos e incluso más bajas en frutales.

El cambio climático también responsable de los problemas de secado y falta de zumo de mandarinas precoces, provocado por ciclos de muchos días con temperaturas muy elevadas en verano. La planta, cuando superan los 30º C, cierra estomas para no deshidratarse ya que pierde más agua por las hojas de la que es capaz de captar del suelo; si los periodos son largos y la planta precisa agua, la coge de los frutos pero después ya no se la devuelve y provoca el famoso secado de las mandarinas, cuya maduración se produce en verano.

Periodos de inviernos más fríos provocan una falta de nutrición invernal, ya que la temperatura del suelo está por debajo de 10º C y provoca unas primeras brotaciones débiles con color pálido de las plantas y conlleva una caída masiva de fruta en sus primeros estados. Cada vez más se está buscando la implantación de nuevos cultivos más rentables pero de otros climas más tropicales, como es el caso del aguacate en zonas de Valencia, Huelva, Cádiz, etc. Con climas mediterráneos, y aun en zonas con bajo riesgo de heladas, las humedades y temperaturas en algunos estados del cultivo provocan caídas masiva de fruta y dificultan su rentabilidad.

Comprar Revista 300 JUNIO/JULIO 2018