Henri Oosthoek es uno de los estandartes de Koppert Biological Systems y el responsable directo de la internacionalización de la empresa a través de 26 filiales en países como China, Brasil, EE.UU., Rusia o España. 20 años ha cumplido precisamente en 2017 la delegación española de Koppert, justo cuando la matriz celebra su 50 aniversario desde la envidiable posición de líder internacional en control biológico: la modesta empresa familiar fundada por el holandés Jan Koppert en 1967 es hoy una multinacional con un volumen de negocio anual de 190 millones de euros, 1.200 empleados y exportaciones a más de 90 países.
El tiempo no parece haber hecho mella en la energía de Oosthoek, que sorprende por el entusiasmo de su discurso tanto como por el frenesí de su actividad diaria; una vuelta al mundo continua a la búsqueda de oportunidades de negocio y para gestionar la presencia global de la compañía.

El crecimiento de Koppert Biological Systems se ha producido en paralelo al despegue del control biológico como alternativa a los pesticidas y otros agentes químicos. Y Koppert quiere seguir en la cabeza este proceso desde la colaboración antes que desde la competición.

Nos lo recuerda Oosthoek en la siguiente entrevista exclusiva concedida a PHYTOMA-España: “Como dice nuestro lema somos ‘Partners with Nature’ [‘Aliados de la Naturaleza’]. Nuestro objetivo es hacer del cultivo una actividad más sana, segura y productiva ahora y en el futuro. Y eso no podemos hacerlo por nuestra cuenta, por lo que necesitamos abrir colaboraciones con otras partes de la cadena”.