La investigación científico-técnica sobre las Verticilosis realizada durante la última década revela sin ambigüedad que la taxonomía, filogenia, ecología y variabilidad de las especies de Verticillium implicadas en el desarrollo de dichas enfermedades son más complejas que las concebidas hasta ahora, y determinan que su control deba ser necesariamente mediante la aplicación de estrategias de gestión integrada, así como que la eficiencia de estas estrategias depende de que sean practicadas por profesionales técnicamente especializados y formados para incorporar en los esquemas de decisión los nuevos conocimientos y tecnología desarrollados por la investigación.

La investigación científico-técnica sobre las Verticilosis realizada durante la última década revela sin ambigüedad que la taxonomía, filogenia, ecología y variabilidad de las especies de Verticillium implicadas en el desarrollo de dichas enfermedades son más complejas que las concebidas hasta ahora, y determinan que su control deba ser necesariamente mediante la aplicación de estrategias de gestión integrada, así como que la eficiencia de estas estrategias depende de que sean practicadas por profesionales técnicamente especializados y formados para incorporar en los esquemas de decisión los nuevos conocimientos y tecnología desarrollados por la investigación.

Las Verticilosis son micosis vegetales causadas por especies de reproducción estrictamente asexual del género Verticillium, a las que colectivamente se las considera en la actualidad paradigma de enfermedades importantes por el elevado número de plantas a las que pueden afectar gravemente en extensas áreas de clima templado del planeta, que incluyen desde numerosas especies herbáceas anuales, cultivadas o arvenses, a leñosas perennes cultivadas o forestales. Recientemente se ha estimado que las pérdidas anuales de cosecha ocasionadas por las Verticilosis alcanzan un valor global de 3.000 millones de euros en los veinte cultivos más afectados, incluyendo algodón y olivo. En España, las Verticilosis son de importancia en cultivos de alcachofa, algodonero, pimiento y olivo, y comienzan a ser diagnosticadas en almendro, mango y pistacho, entre otros.

Comprar Revista 293 NOVIEMBRE 2017