El piojo rojo de California es una de las preocupaciones principales de la citricultura en algunas zonas del mundo. En este artículo se ofrece una visión general de las capacidades de la confusión sexual como técnica para el control de este diaspídido bajo un enfoque sostenible. Aunque se trata de una técnica joven en el sector, su rápida expansión pone de manifiesto su utilidad.

El piojo rojo de California (Aonidiella aurantii Maskell) es una plaga de gran impacto económico. Se encuentra presente en la mayor parte de las áreas citrícolas del mundo con clima mediterráneo. Su presencia en los frutos conduce a la depreciación de la cosecha e implica su invalidez para la exportación. La práctica totalidad de los mercados importadores tienen una tolerancia nula o extremadamente baja frente a esta plaga, tanto por razones de cuarentena como por consiguiente baja categorización del producto.

La confusión sexual ha aparecido como una herramienta de especial utilidad para el control de este diaspino. La biología de esta especie favorece el éxito de la técnica, ya que su reproducción es obligatoriamente sexual, las hembras son sésiles, utilizan feromonas sexuales y los machos viven sólo unas horas. Es uno de los pocos ejemplos en los que la confusión sexual ha alcanzado el éxito en especies fuera del orden de los lepidópteros.

El empleo de esta técnica está permitiendo la reducción progresiva de la dependencia del control basado en insecticidas y el consecuente restablecimiento de la fauna auxiliar, ayudando a la implementación de sistemas de gestión de plagas más respetuosas con el medio ambiente. Muestra además una sinergia con la acción de Aphytis sp., potenciando la eficacia de las sueltas aumentativas de este parasitoide. Finalmente, también está ayudando al manejo de las crecientes resistencias del piojo rojo de California frente al uso masivo de ciertos insecticidas, como los derivados del ácido tetrámico.

Comprar Revista 298 ABRIL 2018