Tras la Conferencia Europea de X. fastidiosa que tuvo lugar en Mallorca el pasado noviembre de 2017, en la que se plantearon las necesidades de un control para evitar la propagación,  se puso en marcha una Alianza para el Control de Vectores de Xylella, liderado por los Laboratorios de Investigación Agrícola NEVAL.

La incorporación de empresas de base biotecnológica y de protección de los cultivos a este proyecto está poniendo en marcha la lucha contra los posibles vectores de la bacteria. La familia más importante, por ser la única con una especie en nuestro país comprobada como portadora de la bacteria, es Aphrophoridae y representa solamente el 10% sobre las demás especies que se citan (hasta la fecha) en España como posibles vectores. La famila Aphrophoridae está compuesta por Philaenus spumarius, Neophilaenus campestris, Lepyronia coleoptrata y Aphrophora corticea.

El cambio climático vuelve a ser protagonista. En este caso evidenció durante  las prospecciones realizadas en la Comunidad Valenciana, en los meses de enero y febrero, restos de adultos supervivientes de un invierno caracterizado por las altas temperaturas. El ciclo biológico de Philaenus spumarius comprende una fase de huevo en invierno. La fase de ninfa tiene lugar en primavera y, finalmente, la fase adulta durante verano y otoño.

La Alianza para el Control de los vectores ha distribuido los ensayos de eficacia en dos fases (ensayos de laboratorio y campo) y el objetivo de realizar el estudio sobre dos estadíos: ninfas y adultos de P. spumarius. La fase de laboratorio será realizada en las instalaciones de Neval, situadas en el Parque Científico de Valencia; estos screenings darán a conocer el modo de acción sobre el organismo.

Comprar Revista 299 MAYO 2018