Resumen de las principales incidencias fitosanitarias ocurridas en Extremadura durante la campaña 2017.

Las altas temperaturas y ausencia de precipitaciones favorecieron los ataques de araña amarilla (Tetranychus urticae) y araña roja (Panonychus ulmi) en los frutales de hueso. La cosecha de cerezo fue precoz, rápida y corta (finales de abril y mediados de julio) porque las altísimas temperaturas aceleraron la madurez. Respecto a las plagas y enfermedades en el cultivo del tabaco, hay que reseñar que no fue un año problemático, sin apenas incidencias importantes durante el desarrollo del cultivo. Los ataques de la polilla del racimo (Lobesia botrana) en vid han sido bajos esta campaña.

Cabe señalar en 2017 las consecuencias nefastas que ha sufrido el arbolado, mayoritariamente encinas y alcornoques, debido tanto a la sequía como al aumento significativo de la temperatura media. Se han producido secas de árboles, sobre todo en zonas altas (cerros) con poco suelo y con mayor incidencia en alcornoques que en encinas.

Comprar Revista 299 MAYO 2018