Se ha evaluado en Galicia, entre marzo y agosto de 2016, la presencia de himenópteros autóctonos parasitoides de la avispilla asiática del castaño Dryocosmus kuriphilus, la tasa de parasitismo alcanzada por estos y la fenología de la plaga. En seis localidades de la provincia de Ourense se recolectaron 1.432 agallas secas en marzo y 1.200 agallas nuevas en julio. Se han encontrado 128 parasitoides pertenecientes a seis géneros y nueve especies. Los agentes de control más abundantes fueron Ormyrus pomaceus (Chalcidoidea, Ormyridae) y Torymus flavipes (Chalcidoidea, Torymidae). La tasa de parasitismo alcanzada en las agallas viejas fue un 0,38%, mientras que la tasa en verano fue un 2,21%. Para estudiar la curva de vuelo de la plaga, se recolectaron 540 agallas con frecuencia semanal entre junio y agosto de 2016 en dos localidades de la provincia de Ourense. El pico de vuelo de D. kuriphilus se produjo durante la primera semana de julio y terminó el 15 de agosto. El estudio evidencia el reclutamiento de parasitoides autóctonos de la plaga dos años después de su llegada a Galicia, aunque de momento el control biológico alcanzado es insuficiente para reducir de manera significativa los daños.

El castaño europeo es la única especie nativa del género Castanea presente en las regiones mediterráneas y centro de Europa, siendo cultivado para la producción de madera y de frutos principalmente en Italia, Francia, España y Portugal. En la península Ibérica el castaño ocupa un área aproximada de 256.380 ha, según el IV Inventario Forestal Nacional, localizándose más del 70% de su superficie en la zona norte-occidental. En Galicia, esta especie ocupa alrededor de 45.500 ha, siendo la mayor parte de esta superficie dedicada a la producción de castañas, especialmente en las provincias de Lugo y Ourense. En esta región, las masas se presentan en tres formas diferentes: masas de castaños domesticados (soutos), masas silvestres procedentes de regeneración natural y plantaciones forestales para producción de madera. Las principales enfermedades que afectan al castaño europeo son la tinta, causada por diferentes especies de Phytophthora spp., y el chancro (Cryphonectria parasitica), que han llegado a producir elevadas mortalidades en diversas zonas de su área de distribución con un gran impacto económico (Mansilla, 2003).

Comprar Revista 301 AGOSTO/SEPTIEMBRE 2018