El 12 y 13 de diciembre se celebró el Encuentro Internacional Phytoma ‘Xylella fastidiosa, ¿una amenaza imprevisible? Avances técnicos y científicos para el control de las enfermedades’, que congregó en Valencia a más de doscientos profesionales de la Sanidad Vegetal procedentes de numerosos países europeos y americanos para conocer y debatir los últimos conocimientos sobre el patógeno. Los expertos coincidieron en que, sin un esfuerzo conjunto de investigadores, administraciones y agricultores, será muy complicado atajar su dispersión.

Al Encuentro asistieron numerosos profesionales de la Sanidad Vegetal de España, aunque también procedentes de Alemania, Argentina, Bélgica, Colombia, Francia, Italia, Portugal, Reino Unido, Rumania, lo que pone de manifiesto el interés y la preocupación que despierta la Xylella. A lo largo de las numerosas intervenciones y las diferentes mesas redondas, los expertos coincidieron en la dificultad que entraña la erradicación de la bacteria una vez establecida en un territorio, respaldaron las medidas que las Comunidades Autónomas afectadas están llevando a cabo, de acuerdo con la normativa europea, e insistieron en la necesidad de que agricultores, investigadores y la Administración cooperen conjuntamente para evitar su expansión.

“Las líneas de investigación son multidisciplinares porque la única forma de abordarlo es por todos los frentes posibles: se estudia desde la biología y genética de la bacteria, la biología de los vectores, la epidemiología de la enfermedad, la planta huesped o las posibles estrategias de control. La prevención siempre es la mejor estrategia, y en el caso de Xylella, lo es aún más porque no hay una cura. Por eso, muchos esfuerzos van encaminados a la prevención, de ahí que sean muy importantes las técnicas de detección”, valoró Ester Marco, bacterióloga del IVIA y directora científica del Encuentro.

En la inauguración, la consellera de Agricultura, Medio ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural, Elena Cebrián, planteó que las Comunidades afectadas necesitan “medios de detección más rápidos, más simples y menos costosos, así como nuevas formas de prevención, medios de lucha más sostenibles y sensibles con el sector agrario, con su entorno y con las personas cuya vida o proyectos dependen de él”.

Comprar Revista Phytoma 305 - ENERO 2019