En las últimas décadas hay una tendencia a incorporar métodos moleculares como herramientas de diagnóstico. En el presente trabajo se presenta la puesta a punto de una PCR multiplex, que permite la detección y la identificación simultáneas de las cinco principales especies plaga que se desarrollan en el interior de los granos de cereales: la polilla Sitotroga cerealella, el coleóptero Rhyzopertha dominica y los tres gorgojos Sitophilus granarius, S. oryzae y S. zeamais.

Los resultados han mostrado que el método molecular propuesto es específico para las cinco especies diana. Además de que es muy sensible, ya que detecta 0.1 individuos/kg de arroz, y permite la detección en diferentes tipos de grano. La utilización de esta técnica molecular por parte de las industrias cerealistas puede ser muy útil para el análisis de las contaminaciones por plagas de insectos y para ayudar a la toma de decisiones en almacenes agroalimentarios.

Entre el 60% y el 80% de las calorías de la dieta de los países en desarrollo se obtienen directamente de los cereales; en el mundo desarrollado, hasta un 30%. Sin embargo, incluso en estas sociedades más prósperas que dependen menos del consumo directo de cereales, siguen siendo el producto alimenticio más importante, ya que proporcionan la mayoría de los nutrientes para el ganado, que forma una parte importante de la dieta en estas regiones (Awika, 2011). La mayor parte del grano se almacena antes de ser procesado y distribuido al consumidor por un periodo de tiempo que puede llegar a ser incluso de más de un año. La seguridad de estos alimentos es susceptible de verse afectada cuando se almacenan, transportan y procesan. Se estima que las pérdidas en poscosecha debidas a insectos ascienden al 9% y el 20% en países desarrollados y en desarrollo, respectivamente.

Comprar Revista Phytoma 307 - MARZO 2019