La mosca mediterránea de la fruta, Ceratitis capitata, es una de las plagas más dañinas para la agricultura en todo el mundo, sobre la cual se aplican importantes medidas cuarentenarias en la mayoría de los países en los que aún no está presente. A principios del año 2007, la técnica del insecto estéril (TIE) se convirtió en el principal medio de lucha y de mayor aplicación dentro del Plan de actuación contra C. capitata en la Comunitat Valenciana. Esta técnica consiste en la cría masiva de insectos macho de la misma especie a combatir que, tras ser esterilizados mediante irradiación, se liberan al campo en grandes cantidades para que copulen con las hembras silvestres, siendo los huevos puestos por éstas inviables.

En la actualidad se está evaluando complementar la TIE con el uso de hongos entomopatógenos (HE), microrganismos con capacidad para infectar y causar enfermedades en artrópodos. Los HE son responsables del 80% de las enfermedades que padecen las poblaciones de insectos en la mayoría de los ecosistemas terrestres. El interés de esta línea de investigación consiste en evaluar la eficacia y especificidad de los HE como agente de control biológico contra C. capitata, utilizando los machos estériles liberados como vectores de la enfermedad.

Comprar Revista 310 JUNIO-JULIO 2019