El proyecto Interreg POCTEFA PALVIP (Protección Alternativa de las Producciones Vegetales Interregional Pirineos) propone un enfoque innovador en el estudio de soluciones de biocontrol para la gestión de cultivos vegetales en el entorno mediterráneo. En él se plantea la formulación de nuevos productos biológicos, el análisis de sus mecanismos de acción y la respuesta inducida en la planta, así como el estudio de su impacto organoléptico, sanitario y ambiental. Se contempla la puesta a punto y la producción de los productos, así como los trabajos de experimentación en campo. Entre los productos a ensayar se encuentran extractos vegetales como EqUr, Akivi y Akiplex y bacterias como agentes de biocontrol.

En este proyecto participan la Universitat de Girona (UdG), la Chambre d'Agriculture des Pyrénées Orientales (CA66), l’Institut Català de la Vinya i el Vi (INCAVI), la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB), l’Université de Perpignan Via Domitia (UPVD), Futureco Bioscience (FBIO) y, como empresas asociadas, AKINAO y AMP Biotech.

La Universitat de Girona prepara y proporciona prototipos de dos nuevos bioplaguicidas microbianos basados en Bacillus amyloliquefaciens y Lactobacillus plantarum para los ensayos de campo. Actualmente se dispone de resultados del impacto ambiental de los dos productos que nos permiten conocer las dinámicas poblacionales de los dos agentes de biocontrol en los distintos cultivos.

n el ámbito mediterráneo, la vid y los frutales de hueso son cultivos de gran importancia económica que se ven afectados por diversas enfermedades con elevada relevancia como el oídio, el mildiu y la podredumbre gris en la vid, y la moniliosis en albaricoquero y melocotonero. En el contexto actual se está produciendo una reducción de los productos fitosanitarios autorizados en el control de estas enfermedades fúngicas y bacterianas en dichos cultivos (Directiva 2009/128/CE), por lo que sustancias o microorganismos de origen natural constituyen una tecnología con grandes perspectivas en la protección vegetal.

Entre los productos de control biológico se incluyen extractos vegetales, microorganismos beneficiosos o los compuestos derivados de su metabolismo, que son ingredientes activos capaces de limitar la población o el impacto de agentes fitopatógenos (Glare y col., 2012). En la Unión Europea estos productos de biocontrol están sujetos a la misma regulación que los plaguicidas sintéticos (Reglamento 2009/1107 y 2017/1432). Aun así, las directrices propuestas por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) o la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) (European Commission Health & Consumer Protection Directorate - General SANCO/11470/2012-rev. 8, 2014) no proponen un protocolo estándar para la detección de residuos o para la determinación de su impacto ambiental.

Comprar revista Phytoma 313 – Noviembre 2019