FMC Agricultural Solutions está desarrollando en los últimos años diversas Jornadas de formación con agricultores y técnicos de Murcia y Almería para promocionar el buen uso de las diferentes herramientas disponibles en la gestión integrada de plagas. Medidas físicas, tecnológicas, culturales, fitosanitarias e insectos auxiliares para poder minimizar y retrasar la aparición de resistencias de una plaga clave como es Tuta absoluta, tan perjudicial y crítica en el cultivo de tomate.

FMC Agricultural Solutions es una empresa global y líder tecnológica de primer nivel especializada en agricultura desde hace más de un siglo, cuya visión se basa en el crecimiento, la innovación y el enfoque en los clientes. La inversión anual en I+D (8% de la facturación) para el desarrollo de nuevas soluciones permite extraer el máximo rendimiento a los 23 centros de I+D que FMC Agricultural Solutions tiene repartidos en zonas estratégicas a nivel global, y de la cartera de más de 1,8 millones de moléculas susceptibles de ser empleadas para uso agrícola.

El equipo de FMC Agricultural Solutions tiene como objetivo dar respuesta a las necesidades de sus clientes, así como proporcionar un mayor número de opciones a los agricultores, ofreciendo y desarrollando soluciones sostenibles, innovadoras y diferenciadas que ayuden a proteger eficazmente los cultivos. La finalidad principal es la de poder maximizar el potencial de cada hectárea cultivada y producir cosechas más abundantes y de mayor calidad y sostenibles en el tiempo, que permitan alimentar a una población mundial en constante crecimiento.

En España tenemos una gran diversidad de cultivos, muchos de ellos de alto valor. En los últimos años se ha producido una especialización en determinados cultivos, siendo el tomate un cultivo clave, en el que hemos centrado nuestros esfuerzos, debido, entre otros motivos, a su alto valor tanto desde un punto de vista económico como social en diferentes áreas del país.

A pesar de la gran importancia económica y social de estos cultivos, en los últimos años estamos observando una drástica reducción en la cantidad de materias activas disponibles para ser utilizadas en la solución de plagas y enfermedades que dañan los mismos.

Hoy en día nos encontramos en un marco de una agricultura profesional y moderna, donde los técnicos responsables de la gestión de las fincas deciden cuándo, cómo y con qué tratar los cultivos, justificando el tratamiento en base a un umbral económico de daño, estando la gestión integrada de plagas establecida y respetada en todas las explotaciones modernas y profesionales.

Comprar revista Phytoma 314 – Diciembre 2019