Los tricomas son células epidérmicas especializadas presentes en la superficie de casi todas las plantas y una de sus funciones es la defensa frente a plagas, actuando como barrera física o secretando sustancias nocivas o deterrentes. Durante la caracterización de una colección de mutantes de tomate para fenotipos relacionados con la resistencia a estreses bióticos, se identificó el mutante hairplus (hap), que presenta una elevada densidad de tricomas tipo I. Se han generado dobles mutantes obtenidos del cruzamiento de hap con todos los mutantes alterados en la densidad y la identidad de tricomas de tipo I descritos, lo que nos ha permitido identificar dos rutas genéticas que controlan la formación de tricomas, así como que los mutantes con más tricomas son más resistentes a las plagas.

 El tomate (Solanum lycopersicum L.) pertenece a la familia Solanaceae,entre la que destaca como uno de los cultivos de mayor impacto económico.El proceso de domesticación de esta especie ocurrió en dos etapas y ha ocasionado una reducción considerable en su variabilidad genética, sobre todo para caracteres relacionados con la resistencia a estreses bióticos. Con el objetivo de aumentar la variabilidad genética de tomate, nuestro grupo de investigación ha iniciado un programa de mutagénesis química empleando el mutágeno químico etil metil sulfonato (EMS) en plantas del cultivar Moneymaker de tomate. Durante la caracterización de la colección seleccionamos el mutante hairplus (hap),denominado así por presentar una elevada densidad de tricomas tipo I, especialmente en tallos vegetativos y tallos de la inflorescencia.

Comprar revista Phytoma 314 – Diciembre 2019