Sanidad vegetal Avisos de plagas

Cultivo: Vid

Nos encontramos en un momento clave para establecer las estrategias más adecuadas para el control de adventicias en el cultivo de vid (especialmente, parrales de uva de mesa), tendente a evitar ciertos problemas en el cultivo, entre otros, el aumento de la población de mosquito verde o trips, los cuales pueden afectar gravemente a la próxima cosecha, especialmente en plantaciones con riego localizado y cultivo bajo plástico o malla.

Cultivo: Hortícolas

Las temperaturas que se dan en primavera, junto con el aumento de las horas de luz, favorecen el desarrollo de virosis en los cultivos hortícolas.

La transmisión de las principales virosis de hortalizas viene dada por las moscas blancas (Bemisia tabaci) y por los trips (Frankliniella occidentalis), insectos que actúan como vectores en todo el litoral mediterráneo peninsular del TSWV y TYLC (Virus del bronceado y de la hoja de cuchara). En la fotografía se observa un ejemplar de Frankliniella occidentalis.

Las medidas para controlar las enfermedades viróticas no resultan ser, en la mayoría de los casos, ni fáciles ni muy efectivas. Pero ayudan de manera muy significativa a disminuir los daños de éstas en las parcelas de cultivos:

  • Utilizar siempre plantas que provienen de los semilleros, con la máxima calidad y que la presencia de los citados vectores, tanto en las plántulas como en los túneles de los semilleros de procedencia es nula.
  • Procurar, en las zonas de especial incidencia de los virus, que en los primeros estadios del cultivo, éste tenga, si es posible algún tipo de protección. Las "mantas" de fibras agrotextiles y los tunelillos, suelen procurar una importante protección en las primeras fases de cultivo.
  • Durante el cultivo, y en el caso de que aparezcan plantas infectadas aisladas; éstas, en la medida que sea posible, deberían de ser embolsadas y sacadas fuera de la parcela, junto con los vectores que se alimentan y multiplican en ella. Se muestra en la fotografía daños causados por el TSWV en el tomate, en hoja y en frutos.
  • Al terminar el cultivo, y en el caso de que hayan aparecido plantas infectadas, se prestará especial atención a no dejar el campo abandonado tras la finalización de la recolección, sino que estos campos infectados deben de ser levantados y/o tratados contra los vectores lo antes posible, para impedir que se reproduzcan sobre las plantas infectadas y contribuyan a expandir la enfermedad a los cultivos de parcelas vecinas.
  • En los campos en que sea posible, alinear los cultivos en la dirección de los vientos dominantes con el fin de favorecer el arrastre de los insectos vectores, puede contribuir a disminuir la incidencia de las virosis.
  • Utilizar, preferentemente en primavera, pulverizaciones de azufre mojable. Observar las precauciones propias del azufre. También son recomendables aplicaciones de cobre asociado a microelementos y, en los casos necesarios, pulverizaciones con productos a base de algas. Todos estos productos ofrecen una débil acción reductora, dificultando en parte el desarrollo de virosis.
  • Reducir los abonados nitrogenados a las mínimas cantidades (analizar las aguas de riego procedentes de pozos para ver la cantidad de nitratos que contiene y restarlas, en su caso, de las aportaciones al cultivo). Las aportaciones de materia orgánica bien descompuesta pueden igualmente contribuir a que el desarrollo de las virosis sea menos agresivo.
  • Preferir las labores mecánicas antes que aplicaciones de herbicidas. En el caso de que éstos fueran necesarios, utilizarlos con las dosis mínimas recomendadas.
  • En las primeras fases del cultivo, retirar inmediatamente y destruir las plantas con aspecto sospechoso de tener la enfermedad.

Cultivo: Hortícolas

La sanidad del semillero hortícola compromete en primer lugar la productividad del mismo y posteriormente el adecuado desarrollo de los cultivos tras el trasplante.

Respecto al primer punto, debemos tener en cuenta que durante la germinación, la emergencia y el desarrollo inicial, las plántulas son especialmente susceptibles a la infección de patógenos, y ello se debe básicamente a los exudados liberados durante la germinación de las semillas que proveen al patógenos edáfico de una base nutritiva que facilita la patogénesis, y a que los tejidos jóvenes tienen una escasa constitutiva a las enfermedades.

Además, la alta densidad de plántulas y las condiciones ambientales del semillero, hace posible una elevadas incidencias de enfermedades.

Las medidas preventivas, son para muchas enfermedades la única actuación posible, como es el caso de las virosis. Así, el sustrato de cultivo, la semilla y el agua de riego han de estar exentos de fitopatógenos, en tanto que las bandejas, instalaciones y herramientas deben haber sido desinfectados adecuadamente.

Los costes unitarios adicionales por adoptar estas medidas de control sanitario en los semilleros son en realidad insignificantes.

Enfermedades de los semilleros

En general se conocen como enfermedades de semilleros a distintas patologías que tienen como característica común el presentarse en los primeros estados del desarrollo de la planta ocasionando la muerte o caída de las plántulas o dando lugar a plantas de escaso desarrollo y nulo valor comercial. Se distinguen los siguientes síntomas o complejos sintomáticos asociados a las mismas.

- Podredumbre de semilla y muerte de plántulas en preemergencia. Se trata de marras de nascencia, que también puede tener otras causas (fisiológicas, ambientales o genéticas ), por lo que su diagnóstico requiere el aislamiento del fitopatógeno de la semilla podrida o de los tejidos necrosados de la incipiente plántula.

- Caída de plántulas en postemergencia. El primer síntoma es una necrosis más o menos restringida de raíz y/o hipocotilo, acompañada de marchitamiento de la parte aérea. La plántula cae sobre el sustrato y la necrosis termina extendiéndose por toda la plántula.

- Lesiones subletales. En estas plántulas la evolución de los síntomas anteriores se detiene en necrosis restringidas al córtex radical o al hipocotilo que generan plántulas de menor desarrollo que las sanas. Estas infecciones pueden evolucionar posteriormente y, en todo caso, se trata de plántulas más propensas a posteriores problemas patológicos y más vulnerables frente a condiciones ambientales estresantes.

Cultivo: Información general

La sanidad del semillero hortícola compromete en primer lugar la productividad del mismo y posteriormente el adecuado desarrollo de los cultivos tras el trasplante.

Respecto al primer punto, debemos tener en cuenta que durante la germinación, la emergencia y el desarrollo inicial, las plántulas son especialmente susceptibles a la infección de patógenos, y ello se debe básicamente a los exudados liberados durante la germinación de las semillas que proveen al patógenos edáfico de una base nutritiva que facilita la patogénesis, y a que los tejidos jóvenes tienen una escasa constitutiva a las enfermedades.
Además, la alta densidad de plántulas y las condiciones ambientales del semillero, hace posible una elevadas incidencias de enfermedades.

Las medidas preventivas, son para muchas enfermedades la única actuación posible, como es el caso de las virosis. Así, el sustrato de cultivo, la semilla y el agua de riego han de estar exentos de fitopatógenos, en tanto que las bandejas, instalaciones y herramientas deben haber sido desinfectados adecuadamente.

Los costes unitarios adicionales por adoptar estas medidas de control sanitario en los semilleros son en realidad insignificantes.

Cultivo: Cítricos

En esta época es difícil observar en el campo la existencia de "cotonet", por lo que para conocer el estado de la plaga nos tendremos que basar en las observaciones del arbolado a finales del verano anterior (septiembre-octubre) o durante la cosecha al observar el estado de los frutos. Si mediante estas observaciones, habíamos apreciado en la anterior cosecha, la existencia de "cotonet", sería conveniente prever la posible utilización de sus enemigos naturales durante la primavera-verano de la presente campaña.

Cultivo: Cítricos

Las hembras adultas son ovaladas (2.5 a 5 mm de longitud y de 2 a 3 mm de anchura) y cubiertas de una secreción cérea blanca que recubre el cuerpo y les da un aspecto harinoso. En el borde del cuerpo hay 18 pares de filamentos céreos. El último par de filamentos, situados en las placas anales, son ligeramente más largos que el resto (como máximo un cuarto de la longitud cuerpo). Este detalle sirve para diferenciarlo de otros pseudocóccidos en los cuales los filamentos anales son mucho más largos. Cuando realizan la puesta la recubren de una secreción cerosa de aspecto algodonosa.

Cultivo: Almendro

El riesgo de desarrollo de estos hongos se produce desde la caída de pétalos hasta final de mayo.

En zonas de ataques en años anteriores y si las condiciones climáticas son favorables se recomienda realizar al menos tres tratamientos en este periodo.

Productos: captan, folpet, mancoceb, compuestos de cobre, tiram,ziram.

Cultivo: Hortícolas

Mancha negra o tizón de las cruciferas.     (Alternarla brasslcae (Berk.) Sacc.)

Cultivos afectados  Bróculi, col, coliflor, nabo, rábano, pastinaca y otras cruciferas cultivadas o silvestres.

Cultivo: Frutales

Las cubiertas vegetales, naturales o sembradas, son útiles para mejorar las características de suelo, aumentando la materia orgánica y los microorganismos. Favorecen la infiltración del agua y reducen la compactación, la erosión y la competencia de las malas hierbas.

Cultivo: Arroz

Los tratamientos contra Cucat se realizan  mediante confusión sexual en toda la superficie arrocera.

En el caso puntual de aparición de focos de orugas defoliadoras (rosquilla negra) puede tratarse con alguno de los insecticidas indicados.

Productos:  Bacillus thuringiensis, tebufenocida.

Filtrar plagas

footer-logo.png
PHYTOMA-España edita desde 1988 la revista profesional especializada en la sanidad de los Cultivos, con contenidos de Transferencia Tecnológica y divulgación científica sobre la Sanidad Vegetal. Además PHYTOMA-España edita libros vinculados al sector agrario, sobretodo relacionados con la Sanidad de los Cultivos.
RT @VRural: El Foro de BioProtección Vegetal amplía su programa con expertos en Gestión Integrada de #Plagas 👉 https://t.co/HrMwE9aWrE @CO
RT @guiaverdecom: 🎥 @COITAVC cumple 110 años. Su presidenta nos habla del aniversario de la entidad y del #ForoBioprotecciónVegetal que coo…
Labin presenta un nuevo formulado de silicio https://t.co/WnNp8ZJucn vía @phytoma
Se estudia la liberación de una avispilla para frenar el avance de Trioza erytreae. Los resultados de esta investig… https://t.co/v9CDNswvRk
La CE amplía el listado de plantas hospedantes de Xylella https://t.co/yQvVgCkC27 vía @phytoma

Contacto
info@phytoma.com
+34 963 826 511
San Jacinto 1-3, 46008 Valencia

© Phytoma 2008 - 2018. La revista profesional de sanidad vegetal.